Ir al contenido principal

De pienso para humanos

Nos volvemos gilipollas. Definitivamente, nos estamos ganado la extinción a pulso. Ejemplo práctico:
Me han encargado un artículo sobre una nueva moda que está llegando a Europa: comer a base de pienso (llámalo "Comida en Polvo Nutricionalmente Completa"). Son varias las empresas (Joylent, Huel, KÜiK Mealque o Soylent, entre otras) que venden ese polvo que puede convertirse en batido, con el objetivo de que comamos rápido y sano; y con la mejor opción vegetariana y para cuidar el planeta.

No es más que una moda que viene de:

  • La idea postmoderna de que ya no existe tiempo para lo innecesario: comer ya no es un placer; es algo que hay que hacer para vivir y, por tanto, se puede delimitar en el tiempo.
  • Muchos gimnasios, y tiendas asociadas, principalmente vinculadas a culturistas la recomiendan a sus deportistas, junto a otros componentes nutricionales que hinchan los músculos (la apariencia sobre el esfuerzo real, luego pasa lo que pasa)
  • La cultura vegana y el anti-especismo (ahora tampoco podemos hablar de diversidad de especies), ya que supuestamente supone un salto evolutivo y ya no hace falta explotar a las "hermanas plantas". Que se comercialice en bolsitas de plástico no reutilizable, es otra historia. Y que la mayoría se componga de polvo de arroz y otros cereales, pues ya lo hablamos mañana.
  • Imagen sobre salud. Se ha puesto de moda como dieta para adelgazar y con esto debemos tener muchísimo cuidado. 
Pero ¿es sano?:

La respuesta es no.
Nuestro no cuerpo está preparado para absorber esa cantidad de nutrientes, por lo que ya existen muchos casos de problemas gastrointestinales, algunos con resultado de muerte. Que contenga todos los nutrientes que un cuerpo necesite no quiere decir que estemos bien alimentados, ya que el metabolismo de cada persona es diferente. Nuestro entorno, ritmo de vida, trabajo y hasta amistades influyen en nuestros requisitos diarios de comida, por lo que no es un válido este producto milagroso para cubrir todas nuestras necesidades.
Además, estos preparados futuristas y bebibles atrofian nuestro sistema gástrico. Y para eso existen estudios realizados con astronautas alimentados con este tipo de productos, por fuerza mayor, y eso que tienen una preparación mejor que cualquiera de los mortales que lo van a tomar. Además, las personas que han probado su uso continuado y exclusivo (tal y como se supone que debe hacerse) hablan de que la apatía laboral y personal, la depresión y la ansiedad, acaban ganando el pulso a la euforia inicial.

De dónde surge

La moda está llegando a Europa en estos dos últimos años. Además, con un bonito sistema que consiste en suscribirse al producto de marras de forma mensual: un Netflix de la mala salud y peor calidad de vida. Para colmo, cada sobrecito por el que "ya no tendrás necesidad de comer plátanos y ni zanahorias", cuesta entre 1,5 y 2€. Haz el calculo y verás el negocio.
Lo más curioso de todo, es que estos preparados no nacen de la mano de nutricionistas, sino del ingeniero de software Rob Rhinehart (ya me diréis), quién desde 2016 vende estos productos y ya ha visto como han sido retirados de varios países (entre ellos Estados Unidos) por lo dañino de su composición. Es cierto que ha ido experimentando y variando los productos (usaba una harina de algas que era casi mortal para el hombre), pero no es más que el reflejo de la falta de preparación que se esconde detrás de estos batidos milagrosos.

Definitivamente, nos vamos a la mierda como especie y nos lo ganamos a pulso. O lo mismo solo es una forma de autorregular la población. Vaya a saber. Yo, por lo pronto, seguiré cocinando y sabiendo  (más o menos) qué es lo que me meto en el cuerpo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aventuras de Fernán Garces. 1ª Entrada.

I 1488 Arguim El viento azotaba las velas y la nave se movía al vaivén de las olas. Paseé la mirada por la cubierta y vi rostros curtidos que rezaban atenazados por el miedo, pues el mar es madre del marino e igual que arrulla unas veces, castiga los pecados otras muchas. Y aquel día Dios Nuestro Señor parecía dispuesto a castigar los nuestros haciéndonos zozobrar frente a Arguim. La costa se mostraba desafiante, recortada en el cielo de la mañana aparecía grisácea cada vez que La Gitana se alzaba sobre las olas. —¡Maldita la hora en que decidisteis salir, Fernán! —me aferré al timón, ayudando a Jácome para mantenerlo firme. —Era necesario —respondí— Debíamos adelantarnos al resto para realizar esta empresa. —Voto a Dios, Fernán, que la locura de Pedro Cabrón sigue viva en vos. Mi risa fue acallada por el ruido de los truenos y la conversación interrumpida por el fuerte viento que acompañaba la tormenta. Temí por el velamen, pero ya era tarde para recoger el apare

Toledo, una serie que se queda a medias

Ayer vi Toledo, y supongo que seguiré viéndola mientras sea capaz de soportar la calidad ¿interpretativa? de Maxi Iglesias (alguien, algún día, tendrá que explicar porque a este chico se le siguen dando protagonistas con los buenos actores que hay en España). Aunque como historiador, recreacionista y –mal- esgrimista no puedo más que ponerle algunos peros. 1º.- Cuando haces una serie histórica de pretendida calidad tienes que tener cuidado con los personajes reales. En la serie tenemos al Infante Fernando de la Cerda y al príncipe Sancho; el primero rondando los 16-18 y el segundo superando con creces los 20. Pero la realidad es que Fernando es el segundo hijo  de Alfonso X (nace en 1255) y Sancho es el tercer hijo varón  del rey (nace en 1258), con lo que en la serie debería tener 13-15 años. El primogénito, Alfonso Fernández, Señor de Molina y Mesa, es hijo natural y no entra en la línea sucesoria. 2º.- En varias ocasiones se le llama “príncipe” cuando hasta 1388, con el futu

Corona o Reino de Aragón

Ni Aragón, ni Cataluña, ni Valencia son entidades anteriores a la Edad Media. Hasta 1163, con Alfonso II, no se distinguirá entre reino y corona de Aragón. En la Corona tendrán cabida todos los reinos, condados y señoríos que guardan algún tipo de dependencia con el rey aragonés. Esta existencia de diversas entidades autónomas en muchos aspectos, solo es entendible desde la expansión territorial a costa de los reinos musulmanes del sur. En esa expansión los nobles irán recibiendo tierras y beneficios. Expansión que acabará chocando con la realizada por el condado catalán. Con respecto a Cataluña, entrará a formar parte de la corona después del casamiento de Petronila (hija de Ramiro II de Aragón) con Ramón Berenguer IV, conde de Cataluña, quien, a pesar de ejercer como tal, no toma el título real. Durante el siglo XIII la Corona de Aragón continúa con su política expansionista hacía el norte, pero tras el Tratado de Almizrad de 1244 y la derrota de Pedro el Católico en Muret,