Ir al contenido principal

Carta abierta al alcalde de Cádiz con motivo de la "Semana Europea de Sensibilización del TDAH"

Durante los últimos años, la Asociación Amigos de Niños Hiperactivos viene celebrando en Cádiz la Semana Europea de Sensibilización del TDAH. 

Hasta este año, el Ayuntamiento de la ciudad ha venido colaborando desinteresadamente con la Asociación, permitiéndoles así hace visible los problemas con los que se encuentran estos niños y sus familias en su quehacer diario. Debido, en parte, al desconocimiento sobre la enfermedad de estos chicos, que ven como son acusados de revoltosos (leáse "ese niño es un demonio, no para quieto"), de no hacer caso ("Vaya padres que no saben educarlo, deberían atarlo en corto) y de mil cuestiones más que para nada tienen que ver con la manera de educar a los niños, ni -mucho menos- con la forma de ser de estos. Y es por eso que hace falta que la Asociación de Amigos de Niños Hiperactivos pueda estar en la calle, mostrando la realidad de las familias y las diversas formas de enfrentarse al problema y, quién sabe, si ayudando a otros padres que no saben a ciencia cierta si sus hijos padecen el TDAH o desconocen la Asociación.

Pero este año, el alcalde la ciudad D. José María González, que tantas veces se llena la boca diciendo que su prioridad y la de su equipo son los asuntos sociales, no se ha dignado tan siquiera a recibir a la presidenta de la Asociación para organizar el evento. Y no contento con la dejadez en sus funciones —un alcalde está para escuchar a su pueblo y reunirse con sus representantes legales ya sea de asociaciones de barrio, culturales o sociales— ha decidido cobrarles 300€ por unos enganche de luz durante 5 horas.

Y uno no puede más que pensar eso de que "perro ladrador, poco mordedor" o, en este caso, "político hablador poco cumplidor". Y es que, señor González, ¿que hay más importante que los niños? No seré yo quien niegue alegrarse porque Cádiz entre a formar parte de la red de ciudades para acogida a los refugiados sirios, pero no puede hacerlo a costa de mirar para otro lado cuando son los más indefensos de nuestros —futuros— ciudadanos los que vayan a solicitarle algo.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Un desatino por parte del Ayuntamiento. Yo he organizado múltiples actividades solidarias y de sensibilización con asociaciones gaditanas y SIEMPRE nos han cobrado 300€ por el enganche de luz, es el precio que estipuló el anterior gobierno y así viene recogido en ordenanza municipal. Lo más económico es contratar un generador eléctrico, que no llega a los 100€. Eso o conseguir que a mi asociación se lo dejen gratis. Lo de meter por medio a los refugiados sirios está muy feo, podría usted mencionar las ayudas a las cofradías, que también son asociaciones gaditanas.
Javier Fornell ha dicho que…
A los refugiados sirios, que se sepa, solo les ha dado promesas. Por ahora el único ayuntamiento de la zona que ha tomado medidas reales ha sido Algeciras —que conoce el drama de las migraciones de muy primera mano—. Y si usted lee el comentario anterior, entenderá que la referencia a Siria viene, precisamente, a que es más humo. Dice defender a los más necesitados, pero la realidad es que solo tiene palabras vacías para todo.

Y a esta Asociación, sin animo de lucro y sin fondos, otros años se le ha ayudado con esos 300€ ahora, como mínimo, deberían recibirlos.

Por cierto, yo no he hecho referencia ninguna a la Semana Santa, de la que si quiere hablamos, como tampoco al Carnaval o al Cádiz —que también reciben muchas ayudas económicas—.

Entradas populares de este blog

Aventuras de Fernán Garces. 1ª Entrada.

I 1488 Arguim El viento azotaba las velas y la nave se movía al vaivén de las olas. Paseé la mirada por la cubierta y vi rostros curtidos que rezaban atenazados por el miedo, pues el mar es madre del marino e igual que arrulla unas veces, castiga los pecados otras muchas. Y aquel día Dios Nuestro Señor parecía dispuesto a castigar los nuestros haciéndonos zozobrar frente a Arguim. La costa se mostraba desafiante, recortada en el cielo de la mañana aparecía grisácea cada vez que La Gitana se alzaba sobre las olas. —¡Maldita la hora en que decidisteis salir, Fernán! —me aferré al timón, ayudando a Jácome para mantenerlo firme. —Era necesario —respondí— Debíamos adelantarnos al resto para realizar esta empresa. —Voto a Dios, Fernán, que la locura de Pedro Cabrón sigue viva en vos. Mi risa fue acallada por el ruido de los truenos y la conversación interrumpida por el fuerte viento que acompañaba la tormenta. Temí por el velamen, pero ya era tarde para recoger el apare

Toledo, una serie que se queda a medias

Ayer vi Toledo, y supongo que seguiré viéndola mientras sea capaz de soportar la calidad ¿interpretativa? de Maxi Iglesias (alguien, algún día, tendrá que explicar porque a este chico se le siguen dando protagonistas con los buenos actores que hay en España). Aunque como historiador, recreacionista y –mal- esgrimista no puedo más que ponerle algunos peros. 1º.- Cuando haces una serie histórica de pretendida calidad tienes que tener cuidado con los personajes reales. En la serie tenemos al Infante Fernando de la Cerda y al príncipe Sancho; el primero rondando los 16-18 y el segundo superando con creces los 20. Pero la realidad es que Fernando es el segundo hijo  de Alfonso X (nace en 1255) y Sancho es el tercer hijo varón  del rey (nace en 1258), con lo que en la serie debería tener 13-15 años. El primogénito, Alfonso Fernández, Señor de Molina y Mesa, es hijo natural y no entra en la línea sucesoria. 2º.- En varias ocasiones se le llama “príncipe” cuando hasta 1388, con el futu

Corona o Reino de Aragón

Ni Aragón, ni Cataluña, ni Valencia son entidades anteriores a la Edad Media. Hasta 1163, con Alfonso II, no se distinguirá entre reino y corona de Aragón. En la Corona tendrán cabida todos los reinos, condados y señoríos que guardan algún tipo de dependencia con el rey aragonés. Esta existencia de diversas entidades autónomas en muchos aspectos, solo es entendible desde la expansión territorial a costa de los reinos musulmanes del sur. En esa expansión los nobles irán recibiendo tierras y beneficios. Expansión que acabará chocando con la realizada por el condado catalán. Con respecto a Cataluña, entrará a formar parte de la corona después del casamiento de Petronila (hija de Ramiro II de Aragón) con Ramón Berenguer IV, conde de Cataluña, quien, a pesar de ejercer como tal, no toma el título real. Durante el siglo XIII la Corona de Aragón continúa con su política expansionista hacía el norte, pero tras el Tratado de Almizrad de 1244 y la derrota de Pedro el Católico en Muret,