Ir al contenido principal

The Climate Change

Talking about climate change is a complicated and interesting. Everyone have their opinion about this. Some people think the change is false, and others accuse the Humanity for destroying the planet. But, only one thing is true: the weather is changing. We have more natural disasters each year. In the world are repeating floods, tsunamis, earthquakes ... Simultaneously there are great droughts and the poles are melting.

We can see this change in the History: the Ice Age and the progressive warm-up of planet. But now this change is very quickly. You can see how Africa is divided into two lands. If you compare one year with the previous age is incredible as the Horn of Africa (Ethiopia), and all of East Africa, are separating by the widening of the lakes.


But, Can we make something? I remember a conference where an important scientific said: The man is so egocentric that he thinks that he can change the World. I think we should not do anything else, because every time we tried to change we have gotten worse. Somebody lost always. Now, the scientist and politicians say is that they have found a solution of the pollution: biodiesel. But they don't say us that we need deforest the Amazon, change the finality of our crops -now, they use the crops for biodiesel. Before, it was for food-. Or kill the indigenous population: their culture, their land, their lives are cut short. And we can see this now. So, I think only we can do one thing: we must care the nature, but we can't forget that environment without men is half. And we need all.


I must write in English, because I' am afraid I won't pass the exam from the Official Language School. I write very badly in English so I'm practicing here. I apologize for my grammar mistakes. And I’m sorry about writing in English, but it’s my blog and I have to do it if I want to pass. Please, tell me if you think that I made a mistake, because I need it!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Ando leyendo "Niebla" de Unamuno, y su frase Nihil cognitum quin praevolitum (Solo se conoce lo que se desea) me ha llamado la atención por la verdad que se esconde tras ella. Yo también, como don Miguel, creo que sólo el deseo nos hace crecer, conocer, amar, avanzar. Mientras que desear lo conocido nos convierte en conformistas estancados en nuestras vidas. Nos impide abrir nuestras mentes y mirar más allá de nuestros limites existenciales.
Desear algo, luchar por conseguirlo, o construirlo con tu propio sudor, es el verdadero motor del crecimiento humano. Y, cuando ya lo conoces y sabes si es lo que buscabas o no, hay que seguir adelante. Así, hasta el último día de nuestras vidas.
Sin pensar si lo alcanzado terminó en fracaso o triunfo ya que, cada deseo conocido, nos hará más ricos, sabios y. por tanto, mejores. Nos habrá obligado a avanzar conociendo nuevas metas, abriendo nuevos caminos. Así que, como Augusto, yo también me digo en mi vida Nihil cognitum quin praevoli…

Corona o Reino de Aragón

Ni Aragón, ni Cataluña, ni Valencia son entidades anteriores a la Edad Media. Hasta 1163, con Alfonso II, no se distinguirá entre reino y corona de Aragón. En la Corona tendrán cabida todos los reinos, condados y señoríos que guardan algún tipo de dependencia con el rey aragonés. Esta existencia de diversas entidades autónomas en muchos aspectos, solo es entendible desde la expansión territorial a costa de los reinos musulmanes del sur. En esa expansión los nobles irán recibiendo tierras y beneficios. Expansión que acabará chocando con la realizada por el condado catalán.

Con respecto a Cataluña, entrará a formar parte de la corona después del casamiento de Petronila (hija de Ramiro II de Aragón) con Ramón Berenguer IV, conde de Cataluña, quien, a pesar de ejercer como tal, no toma el título real.
Durante el siglo XIII la Corona de Aragón continúa con su política expansionista hacía el norte, pero tras el Tratado de Almizrad de 1244 y la derrota de Pedro el Católico en Muret, la ex…

Shutter Island

En febrero pasado acudí a ver “Shutter Island”, de Martín Scorsese y salí tan confuso que me dije a mí mismo que debía leer el libro de Dennis Lehane. Reconozco que conocía la obra de Lehane por la magnífica novela “Mystic River”, que llevase al cine Clint Eastwood sin alcanzar el nivel del libro, así que no me daba ningún miedo acercarme a “Shutter Island”. Las obras de Lehane están cargadas de pesimismo y de un halo de oscuridad que cubre la humanidad de las personas y que, les reconozco, me gusta en las novelas que leo. Así que, poco después de ver la película, me hice con la novela pero por esas manías que solemos tener los lectores no ha sido hasta ahora cuando la he leído.
Pensé que la novela podría solucionar algunas de las dudas que me había generado la brillante adaptación de Scorsese, pero todo lo contrario. La novela, aún más intrigante y enrevesada, parece mostrarnos que Teddy Daniels está cuerdo. Eso parece indicarnos todo. Cada paso dado, cada persona que habla con Teddy,…