Ir al contenido principal

De la Perla de York a Anonymus


Hoy traemos a nuestro rincón la breve biografía de Santa Margarita Clitherow, la Perla de York, que en 1586 fue torturada muriendo mártir por haber escondido a varios sacerdotes durante la persecución inglesa contra los católicos de fines del siglo XV. Detenida por las fuerzas del rey se le pidió denunciase a aquellos que había escondido, pero Margarita se mantuvo en sus treces y el 25 de marzo de 1586 fue ajusticiada por aplastamiento tras 15 minutos de tortura en los que fue situada sobre una piedra puntiaguda y cubierta por una puerta cargada con piedras.

Pero la razón de traer la vida de Santa Margarita Clitherow hoy se debe a otro motivo. Uno que de esos que con el paso del tiempo ha ido perdiendo su significado y que lleva a una de las grandes incongruencias de este inicio de siglo XXI. Como sabrán, se supone que hoy un grupo denominado Anonymus atacará Facebook para defender de la privacidad de todos. Estos adalides de la “libertad” (si yo tengo facebook es porque quiero), usan como seña la máscara de Guy Fawkes, que se hizo mundialmente conocida gracias  a la adaptación del comic V, de Alan Moore y David Lloyd,  rodada en 2006 por James McTeigue  con Hugo Weaving y Natalie Portman protagonizándola. La novela gráfica y la posterior película V de Vendetta, trasmutaron a Guy Fawkes en un terrorista anarquista que luchaba contra la tiranía. Y es esa visión la que hoy es usada por todos aquellos que se oponen al sistema y, no pocas veces a la Iglesia Católica. Es aquí donde viene la parte graciosa de la historia. En este mundo dónde la cultura popular, el cine e internet se han convertido en verdad absoluta que oculta la Historia, está ha jugado a reírse de esos indignados que cubiertos con la máscara de Fawkes lanzan sus voces contra el gobierno –en muchos casos- o la Iglesia –en otros-.
Al inicio de la entrada les hablaba de “La Perla de York”, seguramente se preguntarán qué tiene que ver con Fawkes (y si no se lo preguntan soy yo el que debo preguntarme por qué han llegado hasta aquí). Y la razón es tan curiosa como verídica: la madre del joven Guy Fawkes contrajo matrimonio en segundas nupcias con un conocido católico, lo que llevo a la familia de Fawkes a convertirse al catolicismo, coincidiendo con el suceso de la Perla de York, bastante sonado en aquel tiempo.
Fawkes saltaría  a la fama en la llamada conspiración de la pólvora cuando, el 5 de noviembre de 1605, junto a varios compañeros, intentó volar el parlamento inglés, con la familia real y todo el gobierno en su interior, colocando pólvora en los cimientos del edificio. Como ya todos saben aquel intento fue un enorme fracaso, pero a los ingleses le hizo cierta gracia y aún hoy en día se celebra con fuegos artificiales. Lo curioso del caso, y lo que hace divertida la ignorancia de quienes se ponen la máscara, es que Fawkes –personaje en el que se basó Moore para su “V”- no luchaba por un ideal político, no era anarquista, no quería acabar con la monarquía ni era republicano. Tan solo deseaba terminar con la persecución religiosa que, dirigida por el rey Jacobo, acabaría con la vida de medio millar de católicos. Sería este el último de muchas muestras del valor de Fawkes en defensa de su pues, por ejemplo, durante diez años luchó en Flandes al lado de las tropas católicas de Felipe II.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Ni Aragón, ni Cataluña, ni Valencia son entidades anteriores a la Edad Media. Hasta 1163, con Alfonso II, no se distinguirá entre reino y corona de Aragón. En la Corona tendrán cabida todos los reinos, condados y señoríos que guardan algún tipo de dependencia con el rey aragonés. Esta existencia de diversas entidades autónomas en muchos aspectos, solo es entendible desde la expansión territorial a costa de los reinos musulmanes del sur. En esa expansión los nobles irán recibiendo tierras y beneficios. Expansión que acabará chocando con la realizada por el condado catalán. Con respecto a Cataluña, entrará a formar parte de la corona después del casamiento de Petronila (hija de Ramiro II de Aragón) con Ramón Berenguer IV, conde de Cataluña, quien, a pesar de ejercer como tal, no toma el título real. Durante el siglo XIII la Corona de Aragón continúa con su política expansionista hacía el norte, pero tras el Tratado de Almizrad de 1244 y la derrota de Pedro el Católico en Muret,

De pienso para humanos

Nos volvemos gilipollas. Definitivamente, nos estamos ganado la extinción a pulso. Ejemplo práctico: Me han encargado un artículo sobre una nueva moda que está llegando a Europa: comer a base de pienso (llámalo "Comida en Polvo Nutricionalmente Completa"). Son varias las empresas (Joylent, Huel, KÜiK Mealque o Soylent, entre otras) que venden ese polvo que puede convertirse en batido, con el objetivo de que comamos rápido y sano; y con la mejor opción vegetariana y para cuidar el planeta. No es más que una moda que viene de: La idea postmoderna de que ya no existe tiempo para lo innecesario: comer ya no es un placer; es algo que hay que hacer para vivir y, por tanto, se puede delimitar en el tiempo. Muchos gimnasios, y tiendas asociadas, principalmente vinculadas a culturistas la recomiendan a sus deportistas, junto a otros componentes nutricionales que hinchan los músculos (la apariencia sobre el esfuerzo real, luego pasa lo que pasa) La cultura vegana y el ant

Aventuras de Fernán Garces. 1ª Entrada.

I 1488 Arguim El viento azotaba las velas y la nave se movía al vaivén de las olas. Paseé la mirada por la cubierta y vi rostros curtidos que rezaban atenazados por el miedo, pues el mar es madre del marino e igual que arrulla unas veces, castiga los pecados otras muchas. Y aquel día Dios Nuestro Señor parecía dispuesto a castigar los nuestros haciéndonos zozobrar frente a Arguim. La costa se mostraba desafiante, recortada en el cielo de la mañana aparecía grisácea cada vez que La Gitana se alzaba sobre las olas. —¡Maldita la hora en que decidisteis salir, Fernán! —me aferré al timón, ayudando a Jácome para mantenerlo firme. —Era necesario —respondí— Debíamos adelantarnos al resto para realizar esta empresa. —Voto a Dios, Fernán, que la locura de Pedro Cabrón sigue viva en vos. Mi risa fue acallada por el ruido de los truenos y la conversación interrumpida por el fuerte viento que acompañaba la tormenta. Temí por el velamen, pero ya era tarde para recoger el apare