Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2011

Adios a D. Antonio Ceballos

Don Antonio se marcha dejando su puesto a un nuevo obispo y hoy no puedo más que darle las gracias. Hace ya mucho tiempo que lo conozco, casi desde que cogió el puesto que dejaba don Antonio Dorado, y con él en la diócesis pase de hacer una vida de cristiano sin más a implicarme en el día a día de mi Iglesia. Y es que, desde el mismo día que lo conocí, don Antonio me pareció un hombre bueno, un cura de pueblo que había tenido la desgracia de convertirse en obispo. Y creo que no me equivoqué en mi apreciación. Quizá se le pueda acusar de no haber sabido manejar a ciertos sectores de la Diócesis pero, a cambio, ha dado un testimonio que difícilmente se podrá olvidar. El de un hombre que siempre tenía un rato para aquellos que se lo pedían, que en su timidez no dejaba de tender la mano a quién la daba y que ahora, al irse, y entre lagrimas vuelve a mostrar la fuerza de su fe en esta Iglesia. Muchos hablan de la riqueza de los obispos, pero ¿qué le queda a él? Después de toda su vida a los

Zornoza nuevo Obispo de Cádiz

Rafael Zornoza será el nuevo obispo de Cádiz y Ceuta El hasta ahora obispo titular de Mentesa y auxiliar de la Diócesis de Getafe sustituye de esta manera a Antonio Ceballos El papa Benedicto XVI ha nombrado hoy obispo de Cádiz y Ceuta a monseñor Rafael Zornoza Boy, hasta ahora obispo titular de Mentesa y auxiliar de Getafe, informó hoy la sala de prensa del Vaticano.    Previamente, el papa ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Cádiz y de Ceuta presentada por el monseñor Ceballos Atienza, en conformidad con el canon 401/1 del Código de Derecho Canónico.    Zornosa Boy, madrileño de 62 años, sustituye de esta manera a Antonio Ceballos al frente de la Diócesis de Cádiz y Ceuta. Según publica la web de la diócesis de la ciudad madrileña ( www.diocesisgetafe.es ), estudió en el Seminario de Madrid-Alcalá y obtuvo la Licenciatura de Teología Bíblica en la Universidad Pontificia de Comillas.   Fue o

Hoy toca llenarlo

Vuelven los domingos de fútbol con mi hermano. Disfrutar y sufrir con este Cádiz que da más disgustos que alegría. Vuelve una rutina, casi ritual, que acompaña mi vida desde el primer día que mi padre me hizo pisar el Carranza.

"A mis amigos" Alberto Cortez

A mis amigos les adeudo la ternura Y las palabras de aliento y el abrazo; El compartir con todos ellos la factura Que nos presenta la vida, paso a paso. A mis amigos les adeudo la paciencia De tolerarme las espinas mas agudas; Los arrebatos de humor, la negligencia, Las vanidades, los temores y las dudas. Un barco frágil de papel, Parece a veces la amistad Pero jamas puede con la La mas violenta tempestad Porque ese barco de papel, Tiene aferrado a su timón Por capitán y timonel: Un corazón. A mis amigos les adeudo algún enfado Que perturbara sin querer nuestra armonía; Sabemos todos que no puede ser pecado El discutir, alguna vez, por tonterías. A mis amigos legar cuando me muera Mi devoción en un acorde de guitarra Y entre los versos olvidados de un poema, Mi pobre alma incorregible de cigarra. Un barco frágil de papel, Parece a veces la amistad Pero jamas puede con el La mas violenta tempestad Porque ese barco de papel, Tiene aferrado a s

Día aciago

Día aciago el de hoy. He borrado -más bien grabado encima- todo lo que llevaba de la historia de Pedro I, por lo que hoy no aparecerá nada sobre el. Para colmo de males hoy es el día previo a la marcha de una de mis mejores amigas, que salé camino de la pérfida Albión abandonándome a mi suerte cinematográfica durante un año, pues es con ella con quien solía acudir a verlo (se aceptan parejas o grupos de cinefilos dispuestos a acoger a un gordo huérfano de cine). Pero es que ella es la primera de dos, porque si todo sale bien para él, otro de mis mejores amigos cogerá vuelo este año con destino inglés, primero, y argentino, después. Con lo que además, pierdo algo mucho más que un amigo, ya que algo me dice que éste, ante el acento de las hermosas mujeres de allá, no volverá acá. Pero es que no termina ahí la cosa, no señores, hay algo mucho peor. Escabroso, asquerosos y vomitivo. Sólo de recordar lo que mis ojos han visto esta misma mañana me entran escalofríos y, lo que es peor, me

Tipos del verano: Paris Hilton

Las Paris Hilton son iguales, calcadas, de tal palo tal astilla o lo que quieras decir para decir que son idénticas. Este tipo tiene ese toque que las hace confundibles: vista una, vistas todas. Con sus pelos lacios, teñidos de rubio, sus pequeños perritos-bolso, sus niñas vestidas como Barby. Sus sonrisas perennes y su artificial rostro cargado de botox y tostado al sol hasta tomar un color carne quemada. Ellas son las reinas de la fiesta, no importa cual sea ésta: una cena benéfica, una comida en el campo de golf, un pic nic en casa de Pitita. Rebosan finura y saber estar, la elegancia propia de aquellas con una gran fortuna: la de su esposo. Se agrupan hasta convertirse en un grupo homogéneo dónde nadie es quien parece y todas parecen ser la misma. Este tipo es muy común en las zonas de costa y alto standing, aún así son sencillas de encontrar por zonas menos loables, si bien la calidad de sus vestimentas, joyas y maridos y se adapta al nuevo nivel de la cuenta corriente. *

De vidas y ríos

La vida, como si fuera un río, se llena de cruces, afluentes, meandros, lagunas y hasta pantanos artificiales. Sorpresas y recodos que la hacen   diferente cada día, que se complican en rápidos descensos y se hace mansa en otras zonas, que se estanca y casi se seca en ocasiones, y que otras veces corre caudalosa. A ella van llegando escorrentías y afluentes que cargan el caudal con el agua del deshielo, se llena con las lluvias pasadas, con los amigos y la familia que enriquecen cada paso dado, que acompañan en el transcurrir hasta la placida muerte en el mar. A veces, se cruza con otros río, tan caudalosos y fogosos   que cambian para siempre la existencia, que la hacen diferente, que permite conocer nuevos cauces por lo que transcurrir. Ríos tan potentes que comienzas a pensar que sería imposible dividir el cauce, pero, tras un recodo, acaban separados, cada uno por un lugar diferente, unidos por tenues hilos de pequeños afluentes a los que observas temiendo verlos secars

De problemas parejiles

El hetero llegó corriendo, emocionado como una colegiala, hasta el banco en el que estábamos sentados en Candelaria, hablando de lo humano y lo divino en Bola de Dragón. -He conocido a una chica monísima, guapísima, una diosa. -¿Se parece a Bulma?- preguntó Ferdi -¿A quién? No, no –dijo después de mirar una revista- no tiene el pelo azul. Es rubia, con los ojos turquesa y unos… bueno ya sabéis. No, no sabíamos, a esas alturas de nuestra infancia lo más parecido a una chica que habíamos visto era a María y ella no se parecía a diosa alguna por muy buena persona que fuera. María, nuestra María, que en tiempos había enamorado al Hetero y que ahora bufaba intentando cambiar de tema. -Se llama Alex y es taaan…. No supimos que taaaan era, ni ganas que teníamos, pero lo cierto es que el Hetero pasó todo el curso con ella, convencido de que sería el amor de su vida. Tanto que, cuando al verano siguiente ella se fue de vacaciones a Santa

El Envíado

Jazzal caminó junto a Nathael por la ciudad. Durante cinco días con sus cinco noches los dos hombres recorrieron palmo a palmo cada calle y recodo. Cada callejón oscuro, cada zona boscosa y, juntos, elaboraron un mapa de las necesidades de la villa sin nombre. El fraile se sorprendió así mismo dirigiendo a los hombres en la construcción. Sabía del poder de la palabra y del dominio que ejercía sobre ella pues más de una vez su lengua le había sacado de un aprieto en casa de algún padre despechado. Ahora se sentía escuchado y respetado por todos, su voz se había convertido en ley y su vida parecía cambiar, pero las ansias de poder se mantenían intactas en su corazón y la razón se le nublo. Aun así pocos descubrieron el negro brillo de los ojos del fraile cuando le mostraron su nueva residencia. Menos aún se extrañaron que aquel que se erigía en líder espiritual y político de la villa sin nombre exigiese piedra en lugar de madera para cerrar muros y techo. Los albañiles se pusieron

Jornada Mundial de a Juventud

  Dos millones de peregrinos soportando el calor y la lluvia son suficiente premio para todos los que hemos defendido las JMJ por encima de criticas infundadas. Ayer vi dos millones de persona cantando bajo la lluvia, con la sonrisa en la cara en una fiesta pacifica. Y pensé: solo una cosa les movía, ver a una sola persona que no es el Pa pa, sino Cristo, Y me sentí feliz porque fue capaz de reunir a dos millones de fieles para juntarse a rezar, reír, bailar y cantar. Y, sobre todo, para dejar constancia de que el catolicismo no está muerto.

Nobody wants to be lonely

There you are in a darkened room and you´re all alone looking out the window your heart is cold and lost the will to love like a broken arrow Here i stand in the shadows come to me come tome can´t you see that Chorus: Nobody wants to be lonely nobody wants to cry my body´s longing to hold you so bad it hurts inside time is precious and it´s slipping away and i´ve been waitin´ for you all of my life nobody wants to be lonely so why why don´t you let me love you Can you hear my voice do you hear my song it´s a serenade so your heart can find me and suddenly you´re flying down the stairs into my arms, baby Before i start going crazy run to me run to me ´cause i´m dyin Repeat chorus I wanna feel you need me just like the air you´re breathin í need you here in my life don´t walk away don´t walk away don´t walk away don´t walk away,no Nobody wants to be lonely nobody wants to cry-  Que conste que el vídeo que realizaron Christina

Tipos del verano: el dominguero

El dominguero no es un playista cualquiera. Él es especial, un ser tan típico como el tinto de verano en las noches de calor. Sin él la playa un fin de semana no es la misma. Llega con su familia, su tienda de campaña -o cualquier cosa que sirva para cobijarse- y se planta allí dónde mejor le parece, sin importar que o quien pueda estar en ese momento en la arena. Allí y de forma incomprensible, comienza a extraer todo tipo de artilugios y alimentos mientras los niños -nunca menos de dos- comienzan a correr hasta la orilla. Tradicionalmente a este tipo se le ha acusado de muchas cosas: falta de educación, exceso de alcohol en sangre en el retorno, ruido, mala conducción -recordemos que el dominguero tradicional tan sólo usa el coche en carretera los fines de semana de julio y agosto-, gritos, basura, yogurismo y presencia de suegras. Y puede que todo ello vaya incluido en el pack, no lo voy a negar pues yo mismo he sufrido la desaparición de mis cosas bajo tiendas domingueras. 

Hambre en el Cuerno de África

Manos Unidas ha enviado ya casi 500.000 euros al Cuerno de África Aprobado un nuevo envío de 160.000 euros destinados a Somalia, Kenia y Etiopía Hasta el momento, se han mandado ya 464.795 euros , repartidos en nueve proyectos de emergencia : Somalia (4); Etiopía (3) y Kenia (2) La recaudación de la cuenta de emergencia asciende a 600.000 euros Manos Unidas ha enviado a Somalia, Kenia y Etiopía tres nuevas partidas de fondos de emergencia destinadas a paliar la grave crisis humanitaria que se vive en la zona. Etiopía La región Somali se localiza al este de Etiopía, precisamente en la frontera con Somalia, país del que proceden el 95 por ciento de los casi cuatro millones de habitantes de la zona. La población está formada mayoritariamente por pastores nómadas, que desarrollan su labor en un área afectada por sequías crónicas y por hambrunas cíclicas. La ausencia de lluvias hace casi imposible cultivar en esos terrenos. Debido a ello, la región Somali se enfrent

Quince días

Todo lo bueno se acaba y esto está llegando a su fin. Quedan menos de dos semanas y todo cambiará, ya nada será igual. Ni la luz del sol podrá mitigar la tristeza de quienes nos vemos obligados a recordar lo vivido sabiendo que no volveremos a vivirlo. Es triste, pero la vida sigue y nada, excepto la muerte, puede detener su rápido e impasible avance. Sé que veré rostros apesadumbrados, lágrimas secas rodarán silenciosas por las mejillas de hombres de mirada ausente. Tan solo quince días y el fin habrá llegado. La oscuridad crepuscular de septiembre vendrá a entumecer nuestros miembros, a recordarnos que corremos en una rueca gigante que no se detiene y que nos impide abandonar nuestro propio camino.  Quince días para volver a silencios eternos solo rotos por el crujir de las apergaminadas hojas de viejos libros cerrados desde hace demasiado tiempo. Libros que ven pasar el día a día en el silencio mortuorio de las secas flores de una tumba cualquiera. Quince días, solo qui

El Envíado

Nadie creía las palabras del monje. Ninguno de los presente podía imaginar el peligro que acechaba a la pequeña villa, escondida en el inmenso bosque de Nortaun, entre los Grandes Montes que cerraban el pequeño valle en el que se elevaba la ciudad sin nombre. Jazzal continuaba elevando la voz, buscando captar la atención de un público cada vez más escaso. -¡Me rindo!- gritó al fin, convirtiendo el alarido en un sollozo- ¡la guerra llegará y nadie sobrevivirá! -Nadie conoce este lugar- repuso un hombre alto, de rostro aguileño y mirada inteligente, tanto que Jazzal comprendió que aquel que hablaba sería su peor enemigo o su mejor aliado -¿cómo llegará esa guerra de la que hablas hasta nosotros? Ja ¡es imposible!. -Yo he llegado- el monje se dejó caer sobre la pared -¿por qué no iban a llegar los hombres armados? Los murmullos se extendieron por la plaza y Jazzal comprendió que había vencido de la forma más sencilla posible: haciendo ver lo obvio. Pero en ese preciso inst

pre-síndrome post-vacacional

Estoy enfadado, mucho, muchísimo. Yo, que nunca sufrí el síndrome post-vacacional porque para eso había que volver a trabajar y eso, como el sufrir, nunca fue mi fuerte, siento que este año ando en un periodo pre síndrome post-vacacional.   Dos meses sin rutina –que no sin hacer nada- como si de un profesor cualquiera se tratase me está causando daños irreparables. Entre ellos el no ser capaz de levantarme antes de las 10 de la mañana   ¡hora intempestiva para este que les escribe! , o no ser capaz de recordar en el día que vivo –lo que ha conllevado que haya perdido en la inmensidad del calendario los dos últimos jueves-. Y me enfada, porque debería disfrutar de los más de 15 días que aun me quedan de asueto, pero ando asustado con el retorno a la biblioteca. No tanto por el trabajo, que me gusta, todo hay que decirlo. Ni por los compañeros, con los que me llevo genial. Ni siquiera por la rutina, que me viene bien en este caos que suele acompañar mi vida. Ni tan siquiera porqu