Ir al contenido principal

San Servando y San Germán. Patrones de Cádiz

Publio Elio Marcelo, centurión de la VII Legión Germina Pía Félix, nació en León, aunque Jerónimo de la Concepción llegase a decir que vio la luz en la siempre grande Gades, ciudad de los Balbo. Casó con Nonia, que le dio 12 hijos. Santa mujer donde las hubiese sufrió en carne propia, como madre y esposa que era, el castigo y dolor infligindo sobre sus hijos y esposo. Publio Elio Marcelo recibió la orden de marchar a la provincia africana de la Mauritania Tingitina, donde morirá degollado tras hacer pública su fe en Cristo y negarse a celebrar la fiesta del nacimiento del emperador Valerio. Su santa esposa subiría a los altares, junto a Publio Elio Marcelo, como mártir de la fe con la muerte más dolorosa posible: la que se produce por la pena.

Los doce hijos de Publio Elio Marcelo, más tarde San Marcelo, y Nonia seguirían los pasos de sus progenitores. Claudio, Lupercio y Victorio fueron degollados en León. Celedonio y Emeterio alcanzaron el martirio en Calahorra. Acisclo y Victoria, y Fausto, Januario y Marcial en Córdoba. Y Servando y Germán, en Cádiz, en el 304, por mandato de Viator, prefecto de Roma.

Y son, precisamente, los dos últimos los que hoy me llevan a escribir: Servando y Germán, legionarios de Roma, servidores de Cristo y patrones de la muy noble Cádiz. Sufrieron la persecución de Adriano, delatados por sus compañeros de armas como cristianos y confesando su fe en Jesucristo fueron encadenados de pies y manos y confinandos en prisión hasta que su voluntad se rompiera. Pero terrminaron antes las persecuciones que su voluntad. Y, nuevamente libres predicaron con más ardor y valentía la fe de Jesucristo hasta conseguir numerosas conversiones.

La persecución de Diocleciano coincido con el gobierno en Mérida de Viator, prefecto romano y ferviente pagano. Que mandóz prender nuevamente a Servando y sometiendolos a nuevos y crueles tormentos. Pero, cuenta la historia, nada pudo quebrantar la fortaleza de los mártires. Ni la escasez de comida, ni de agua, ni la falta de luz y movilidad. Tanta fue su fuerza de voluntad de seguir los caminos de Dios, que Viator, tras recibir orden de marchar a la provincia Mauritana, decidió llevar a los dos hermanos consigo.

Cargados de cadenas y caminando descalzos, tuvieron que realizar el camino de Mérida a Cádiz. Viator desesperó ante la inquebrantable voluntad de Servando y Germaá y, en el año 304 en el Cerro de los Mártires (San Fernando), ordenó su decapitación.

En los años 662 y 674 encontramos las primeras referencias al culto de los dos hermanos que, desde 1619, serán patrones de la ciudad de Cádiz.

Comentarios

Mut ha dicho que…
que bien, javi, ya sé algo más de cádiz....
muy bien escrito!
Javier Fornell ha dicho que…
asias, asias,... mi vena de historiador, que de vez en cuando me da por instruir
Alberto A-P ha dicho que…
¿Sabías que la cabeza de San Germán está en un relicario de la Catedral de Santander? Cuando la vi, no lo podía creer.

Por cierto, que además de patrones de Cádiz y Mérida, son copatronos de la Isla, donde se celebra cada 23 de septiembre la romería del Cerro.
Admin ha dicho que…
Todo el mundo me ha hablado maravillas del Carnaval de Cádiz http://www.trivago.es/cadiz-31500/fiestaseventos-/carnaval-de-cadiz-156356. A ver si para este año voy me disfrazo y disfruto de la fiesta que me han dicho que son de los mejores Carnavales de España.
Javier Fornell ha dicho que…
Pues sí, Alberto, efectivamente la cabeza de San Germán está en Santander, y el cuerpo de San Servando en Sevilla. En Cádiz siempre hemos sido demasiado desprendios.

Y, Adrian, el carnaval es divertido, pero ya no es lo que era
Cádiz cuana del flamenco ha dicho que…
Javi Fornell usted será historiador, que no lo dudo, pero si se que falta usted a la verdad, y le hago solamente una pregunta para que la conteste públicamente. ¿Cómo es posible que San Servando y San Germán fueran decapitados en el cerro de los mártires en San Fernando, si esta ciudad no existía? Como buen historiador que es, debería de saber que San Fernando como ciudad fue creada el 27 de noviembre de 1.813, como bien reza en una lápida que se encuentra situada en la fachada de la iglesia conventual, y que incluso no existía cuando se constituyeron las cortes, que lo hicieron en Cádiz, ya que ese lugar era un barrio de los extrarradios de Cádiz como lo eran el barrio de San José y el de San Lorenzo del puntal, y no me venga a decir que aquello era la isla de León, porque la real isla de León era Cádiz, nunca San Fernando, y usted debe de saber que ese nombre nunca ha sido un toponimio, sino simplemente era el nombre que se le daba a toda la isla gaditana por ser Ponce de León el propietario de la misma. Hay cosas que no tienen más importancia que la que tienen y esta sr. Fornell tiene la importancia de que ambas cosas pertenecen a la historia de Cádiz y no de San Fernando
Javier Fornell ha dicho que…
Ummm... craso error, la actual San Fernando es ciudad desde 1813, cierto. Pero independiente desde mucho antes. Ya en la Edad Media el lugar de la Puente (nombre originario de San Fernando) se consideraba independiente de Cádiz al ser un pequeño señorio perteneciente primero a Zuazo, luego a los Ponce de León, a los Fonte, de vuelta a los Ponce, pero nunca formó parte de Cádiz per se. (Argamasilla -ya no me atrevo a decir Puerto Real- sí; y Alcanatif (Puerto de Santa María) también.

Pero, querido Cadiz cuana del flamenco, El Cerro de los Martires está en San Fernando. Y así lo cito, igual que Merida se cita como Merida y no como Emerita Augusta, y Cordoba como Córdoba. La Historia, querido amigo, ha de escribirse para ser entendendida. Pero no se preocupe no le quito su importancia a Cádiz (supongo que usted habrá visto que se haya bajo el epigrafe "Leyendas de Cádiz".

Por otro lado, querido amigo, si alguien le ha dicho que alguna vez Cádiz fue conocida por la Isla de León, le mintieron. Esto no ocurrió nunca sobre todo porque Cádiz pertenecio a los Ponce un periodo que no alcanza los 20 años y siempre con la oposición de la corona y de los propios gaditanos -el Ponce no andaba por aquí pero cobraba impuestos-.

Sin embargo, la antigua La Puente, pasará a recibir el nombre de Isla de León cuando en 1538 la recompren los Ponce de León a los Fonte (el castillo de San Romualdo siempre les había pertenecido).
Jose ha dicho que…
Que bueno, después de 64 años de vida quise saber porque mi padre me puso Servando y a el también mi abuelo. Me siento orgulloso de llevarlo mas aun sabiendo de su sufrimiento por ser cristiano. Muchas gracias por la informacion

Entradas populares de este blog

Aventuras de Fernán Garces. 1ª Entrada.

I 1488 Arguim El viento azotaba las velas y la nave se movía al vaivén de las olas. Paseé la mirada por la cubierta y vi rostros curtidos que rezaban atenazados por el miedo, pues el mar es madre del marino e igual que arrulla unas veces, castiga los pecados otras muchas. Y aquel día Dios Nuestro Señor parecía dispuesto a castigar los nuestros haciéndonos zozobrar frente a Arguim. La costa se mostraba desafiante, recortada en el cielo de la mañana aparecía grisácea cada vez que La Gitana se alzaba sobre las olas. —¡Maldita la hora en que decidisteis salir, Fernán! —me aferré al timón, ayudando a Jácome para mantenerlo firme. —Era necesario —respondí— Debíamos adelantarnos al resto para realizar esta empresa. —Voto a Dios, Fernán, que la locura de Pedro Cabrón sigue viva en vos. Mi risa fue acallada por el ruido de los truenos y la conversación interrumpida por el fuerte viento que acompañaba la tormenta. Temí por el velamen, pero ya era tarde para recoger el apare

Toledo, una serie que se queda a medias

Ayer vi Toledo, y supongo que seguiré viéndola mientras sea capaz de soportar la calidad ¿interpretativa? de Maxi Iglesias (alguien, algún día, tendrá que explicar porque a este chico se le siguen dando protagonistas con los buenos actores que hay en España). Aunque como historiador, recreacionista y –mal- esgrimista no puedo más que ponerle algunos peros. 1º.- Cuando haces una serie histórica de pretendida calidad tienes que tener cuidado con los personajes reales. En la serie tenemos al Infante Fernando de la Cerda y al príncipe Sancho; el primero rondando los 16-18 y el segundo superando con creces los 20. Pero la realidad es que Fernando es el segundo hijo  de Alfonso X (nace en 1255) y Sancho es el tercer hijo varón  del rey (nace en 1258), con lo que en la serie debería tener 13-15 años. El primogénito, Alfonso Fernández, Señor de Molina y Mesa, es hijo natural y no entra en la línea sucesoria. 2º.- En varias ocasiones se le llama “príncipe” cuando hasta 1388, con el futu

Corona o Reino de Aragón

Ni Aragón, ni Cataluña, ni Valencia son entidades anteriores a la Edad Media. Hasta 1163, con Alfonso II, no se distinguirá entre reino y corona de Aragón. En la Corona tendrán cabida todos los reinos, condados y señoríos que guardan algún tipo de dependencia con el rey aragonés. Esta existencia de diversas entidades autónomas en muchos aspectos, solo es entendible desde la expansión territorial a costa de los reinos musulmanes del sur. En esa expansión los nobles irán recibiendo tierras y beneficios. Expansión que acabará chocando con la realizada por el condado catalán. Con respecto a Cataluña, entrará a formar parte de la corona después del casamiento de Petronila (hija de Ramiro II de Aragón) con Ramón Berenguer IV, conde de Cataluña, quien, a pesar de ejercer como tal, no toma el título real. Durante el siglo XIII la Corona de Aragón continúa con su política expansionista hacía el norte, pero tras el Tratado de Almizrad de 1244 y la derrota de Pedro el Católico en Muret,