Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2020

El año del fénix

El año que acaba de terminar ha sido uno de los más duros de mi vida. A finales de 2018, todos mis planes se vinieron abajo de pronto, sin previo aviso. Y con ello, también yo caí sin ser capaz de frenar mi descenso propio a los infiernos.  Los primeros meses de 2019 me sirvieron para aprender el significado de palabras que no habían estado en mi vocabulario: ansiedad, miedo, depresión,... se hacían fuerte para destrozarme y anclarme a la cama o a una casa que me daba auténtico pavor. Incapaz de encontrar salida, terminé encontrándola en el psicólogo. Y así, en silencio (hasta hace muy poco nadie en mi familia lo sabía, como si fuera un apestado por solicitar ayuda), fui buscando crear un nuevo camino.  Pero el camino se iba llenando de piedras, por lo perdido, por la incapacidad de salir mi pozo personal, y por el daño que alguien trataba (y trata) de hacerme. Por eso, hoy, que he salido de ese infierno en el que estaba gracias a la ayuda de la familia y los amigos (no tend

Vuelta al pasado

Estamos cambiado de década y todo parece volver al pasado: en el cine, en la literatura, en la televisión, en las ropas y, ahora, en la política. Llevamos años en los que vemos el repunte de la extrema derecha y los nacionalismos por toda Europa. Se avecinan tiempos de crisis y hay quienes desean levantar fronteras y provocar guerras.  En nuestro país, también miramos al pasado, y como hace un siglo, lo hacemos a la inversa de Europa. Por primera vez en nuestra democracia moderna, tenemos un gobierno de coalición y como ya ocurriese en la II República, se ha conseguido con la unión de las izquierdas. Unas izquierdas que solo tenían un frente común y muchas desavenencias y que todavía necesitan limar asperezas de cara a los primeros presupuestos social-comunistas de nuestra historia.  Son muchos los que tienen miedo del resultado de este gobierno. Personalmente, estoy bastante tranquilo y no creo que vayan a destrozar el país. Por dos razones: la UE controla mucho más nuestra