Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2018

Con papel de fumar

En mi tierra hay un dicho, que es común en media España, y que viene al pelo con la cuestión: "Cogérsela con papel de fumar". Y eso es lo que andamos haciendo en la actualidad, empeñados en lo políticamente correcto, en el lenguaje inclusivo no exclusivo y en la incorporación de etiquetas para diferenciarnos cada vez más en este patriarcado del correctismo.
El siglo XXI se ha convertido en la época de la guerra del internet. Este siglo en el que los blogs dejaron paso a Facebook para luego saltar a Twitter. En el que instagramers y youtubers se rifan la popularidad entre los jóvenes y se vuelven influencers. Todo muy en inglés para parecer más cool (¿o eso ya estará anticuado?). Pero lo que de verdad vivimos es el triunfo de la estupidez.
Una estupidez que lleva a censurar Harry Potter por apología de la magia. Que cubre los genitales de las obras de Egon Schiele por considerar pornografía su pintura. Que retira los cuadros de ninfas por considerarlos denigrantes para la mu…

Tú no eres de Cádi' ni na'

Esto que voy a decir no es muy usual en mi tierra. Pero es mi realidad, única e intransferible. Soy gaditano, sí. He nacido en esta tierra y la amo como pocos. Me gusta su historia, su cultura y su gastronomía. Su mar y su monte, su bahía y su provincia. Hasta soy cadista de corazón y carnet: pero no me gusta el carnaval. No, al menos, el que ahora vivimos.

Me gustaba cuando íbamos a escuchar coplas, sabiendo que estos tres días eran los únicos en los que podríamos hacerlo. Me gustaba cuando el Carnaval era Carnaval y no una especie de cáncer que se ramifica por el día a día de mi ciudad hasta cubrirlo todo. Desde batallas de coplas en agosto, hasta el carnaval de julio, pasando por festivales de jazz carnavalesco. Que hay una boda, carnaval. Que hay una fiesta: carnaval. Que toca flamenco, seguro que algún carnavalero sabe cantar y aunque sea buen cantaor sacamos su lado comparsista.
Por eso, este año, decidí que solo saldría en carnavales si el trabajo me empujaba a ello. Pero el d…