Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2016

Avieno sobre Cádiz

En el Día Mundial de la Poesia, compartimos una de las primeras dedicadas a la ciudad de Cádiz, y escrita por Avieno en su Ora maritima

Gades hic est oppidum Insula Tartesus prius Cognominata est, multa et opulens Civita Evo vetusto nunc egena, nunc brevis nunc destituta; nunc ruinarum ageri est. Nos hoc locorum prete Herculaneam
Solemnitaten vidimus miri nihil.

Esta es Cádiz que fue antes por Tartesus conocida, Ciudad grande y opulenta en las edades antiguas; ahora pobre, ahora pequeña,  ahora campo de ruinas. Nada especial aquí vemos en que la atención se engría sino los solemnes cultos  que a Hércules se dedican.


Aventuras de Fernán Garcés (IV)

Durante el siguiente día recorrí la ciudad, guardado siempre por hombres de Abdul Hamman que ejercían de captores y protectores por igual, caminando a mi lado en silencio. Tan amenazadores que nadie osó en esos días acercarse hasta mi o, tal vez, nadie me asociase al ataque que sufrió la ciudad casi diez años atrás. Fuere lo que fuere, la tregua ofrecida por la protección de Hamman me permitió recorrer el mercado y entablar conversación con los mercaderes. Seguro de que mi presencia no perturbaba a los portugueses comprendí que la mejor opción para completar la misión que me encomendase mi señora la reina era don Joao Afonso, alcaide de la ciudad. Pero para ello necesitaba acceder al interior de la fortaleza circular pero bien sabía Dios que eso sería imposible para un simple capitán castellano como yo. Quizá Hamman pudiese abrirme esas puertas, pero no estaba en mi ánimo el confiar en el moro aquella necesidad. Aunque, tal vez, si lograba hablar a solas con Diego este pudiera convert…

De lecturas que nos recuerdan la Historia

En estos tiempos que corren de fronteras cerradas y miles de personas huyendo de la guerra, permitidme que les recomiende un libro —cuya critica ya publique por aquí hace mucho—: "Un saco de canicas", de Joseph Joffo, un judío francés que se vio obligado a huir junto a su hermano de la Paris nazi.

Sin olvidar que estamos ante una novela juvenil, Joffo nos adentra en los duros años del nazismo y de la ocupación en Francia. A través de sus ojos de niño nos relata sus propias vivencias sin esconder la dureza, el miedo pasado, la alegría ante cualquier sorpresa positiva, la incomprensión ante lo que ocurría a su alrededor. Joseph se hace hombre a la fuerza, desde el mismo instante en que, con 10 años,su madre le da un zurrón y un poco de dinero y le manda cruzar el país para buscar la libertad en Niza.

Pero, en contra de lo que pueda parecer, no estamos ante una novela triste. "Un saco de canicas" se convierte en un canto a la esperanza. El de aquellos que, a pesar de…

The girl

The night was black. The moon was hidden behind clouds and only one light was illuminating street. The man sited in the corner saw the girl. She looked behind her back, and ran again. The man didn't say anything but he knew that his life was over. The cold crossed his body and death called him. He took his phone and he phoned the police.

—The girl —he said—, they want to kill her. They are... the evil.
Nobody believed him and the girl ran alone in the dark. The Evil ran after her.She didn't see the evil, she only ran inside the park. She looked quite sure and calm. But she knew the true: they want her soul: the virginal and pure soul for them. The evil walking in the road but the girl is fast. She knows, she must. The little and pretty girl must save the world of the Devil. And Devil fights by the end the kingdom of God. But God has abandoned his people in a girl's hands. And she walks in the night searching for an answer to her question: "Why me?"
She's a simpl…

Neil Young -- Heart of gold

I want to live, I want to give
I've been a miner for a heart of gold
it's these expressions I never give
that keep me searching for a heart of gold
and I'm getting old
keeps me searching for a heart of gold
and I'm getting old
I've been to hollywood, I've been to redwood
I crossed the ocean for a heart of gold
I've been in my mind, it's such a fine line
that keeps me searching for a heart of gold
and I'm getting old
keeps me searching for a heart of gold
and I'm getting old
Keep me searching for a heart of gold
you keep me searching for a heart of gold
and I'm getting old
I've been a miner for a heart of gold

De series e inglés

Debido a que debo mejorar mi inglés llevo ya tiempo tratando de ver series solo en inglés y, siempre que puedo, con subtítulos en dicho idioma o sin ellos. El problema es encontrar series entretenidas y con un lenguaje comprensible, pero eso, poco a poco, lo voy consiguiendo. Y, lo mejor de todo, es que estoy llegando a series que de otra forma no hubiera, tan siquiera, tocado. Mi plan es siempre el siguiente: ver el primer capítulo, que soy capaz de entenderlo mientras hago algo más, la apunto y luego la veo. 
Así en estos meses, después de la magnífica "Outlander" que he disfrutado (en ese caso con los subtítulos en español) con su viaje en el tiempo, su maravillosa recreación de las tierras altas escocesas en el siglo XIX, aventura, humor, intriga e interpretaciones impecables. Y de la que el canal Starz está a punto de estrenar la segunda temporada (prevista para abril de este año). El único problema es que une el inglés al gaelico escocés del siglo XIX, lo que hace com…

Ponerle la coleta al burro

Del "que viene al lobo" al "ponerle la cola al burro" hay un paso muy pequeño. Más en este país nuestro de extremismos y rarezas. En el que se rien las gracietas del pequeño Nicolas y se rinde pleitesía a la aristocracia de MHYV.
Y ese radicalismo y populismo y —no se puede negar— falta de madurez y formación que también caracteriza a la patria grande de los ni-nis, se extiende a la política. 
Radicalizada desde finales del siglo XIX, la sociedad española se divide abiertamente en rojos y azules. Y, desde entonces, no ha dejado de alzar a los altares políticos a sus héroes del momento. Pasó con Felipe González, también con Aznar y Zapatero, menos con un Rajoy que escondido tras el plasma de un televisor no ha sabido acercarse a los suyos. Y ahora nuevamente, se ensalza a nuevos próceres: Rivera e Iglesias se convierten en los rivales a batir, los que copan las portadas y los televisores dejando a un lado a los viejos caciques de los viejos partidos.

Lanzando al ai…

Aventuras de Fernán Garcés (3ª entrada)

Las puertas se abrieron poco antes del amanecer, caminamos despacio por caminos de contrabandistas hasta llegar a un pequeño recodo en las murallas de la villa. La ciudad, bulliciosa como también lo era Cádiz, se nos antojaba silenciosa a esas horas; como si hubiera decidido cerrar sus ojos y adormecerse para permitirnos entrar por la pequeña poterna que nos franqueaba el paso. Nadie nos esperaba al otro lado, y avanzamos por las callejuelas atentos a los ruidos que rompían el intenso y extraño silencio que nos rodeaba. Jamás había recorrido aquellas calles, durante el día abarrotadas, tan vacías como ese amanecer. Fijé mi mirada en Diego, sabiendo que él no traicionaría mi confianza pero temiendo que sus enemigos —pues él como yo los tenía— hubieran descubierto nuestra argucia. La intranquilidad también crecía entre los míos, y sus ojos bailaban entre las sombras y las luces, que formaban extrañas siluetas al amanecer, creyendo ver en ellas a seres imaginados. Pero nada detuvo nuestr…

De libros, lecturas y escrituras

Desde que comencé la tesis doctoral, mi nivel de lectura ha ido cayendo lentamente. Quizá hastiado de tantas horas pegados a un ordenador y rodeado de papeles; quizá porque mi propio trabajo (primero como bibliotecario y ahora vinculado a proyectos de digitalización) han terminado convirtiendo mi pasión en mi trabajo y, al final, uno acaba cansándose. Sea por lo que sea, en los últimos tiempos los libros que caían en mis manos eran de Historia o de Gestión Cultural, técnicos, aburridos y anodinos, y eso hacía que las lecturas "normales" también me produjeran desgano.

Pero de un tiempo a esta parte he ido recuperando el gusto por la lectura, aunque reconozco que ya no me siento con ganas de leer enormes "tochos" de cientos de páginas y mucha paja, de enorme peso físico —porque, como Obelix, me mantengo imperturbable en el libro de papel—y algunos libros que han llegado por casualidad, la "generosidad" de algún amigo escritor que me ha permitido leer el bor…

Paridas de la paridad

Nos estamos volviendo locos. O tontos, o como decimos en Cádiz: carahotes perdi'os. De otra forma no tiene sentido lo que se está viviendo con el tema de la igualdad y el machismo. Así, en estos días nos hemos desayunado algunas noticias absurdas y reales. 
La primera de ellas nace en el ayuntamiento de Barcelona que alegando que la palabra "homenaje" hace referencia a la entrada de los hombres (no mujeres) a vasallaje de un señor defienden el machismo de la palabra y su sustitución por la palabra "Donantage" ("mujeraje"). La noticia, aparecida en El País podría ser propia de El Mundo Today, pero es real y muestra los niveles de estupidez que está rozado el feminismo mal entendido.
Pero no contentos con eso, ayer nos llegaba la segunda noticia absurda sobre el tema: el ayuntamiento de Valencia comenzaba a colocar semáforos paritarios. Lo más curioso de todo, es que los semáforos de marras caen en la individualización de la mujer mediante el uso de tó…