Come y calle

Lleva tiempo dandole vueltas a la idea de abrir un nuevo blog y hoy, por fin, me he puesto manos a la obra. Será diferente a lo que normalmente he escrito aquí, más una no-guía de viajes que un blog personal y sus entradas también podréis leerlas aquí. Como hoy, cuando os dejo la primera: 

COMENZAMOS

He viajado, quizá menos de lo recomendable, pero lo he hecho. He buscado en guías qué ver, dónde ir, que visitar, hasta dónde comprar y, con el tiempo, me he dado cuenta de que en esas guías falta mucho: lo que te da el recorrer las calles, aventurarte en establecimientos, descubrir tiendas o sufrir los males de un mal restaurante. Tanto ha sido así que, finalmente, he decidido dar el paso y, al más puro estilo yo, con algo de humor y mucho de verdad, iré desgranando esos sitios que me han marcado y han dejado huella de mis viajes.

No pretendo que esto sea una guía de viajes, es más, algunos de eso establecimientos serán muy cercanos a mi "hogar", porque si no me gusta pasarlo mal cuando estoy lejos, tampoco quiero que quienes nos visiten sufran las consecuencias de un negocio mal llegado.

Estas entradas, serán parejas a las de mi blog Catandur, pero me van a permitir que aquí vayan más estructuradas, más directas y sirvan de ayuda los viajeros incautos que deseen tomar pizza, por ejemplo, en El Puerto de Santa María.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera

Corona o Reino de Aragón