Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

Come y calle

Lo primero que sorprende es una carta no muy extensa, con una veintena de platos -que refuerzan esa idea de "si no sabes para que te metes" que me asalta cada vez que me enfrento a centenares de opciones para comer- sencillos y claros: ensaladillas, croquetas, pollo,... que aparecen en la mesa con una magnifica presentación y en, más importante aún,  con cantidad suficiente para reponer fuerzas después de subir los 2'5 millones de escalones (escalón arriba, escalón abajo) de la Mina Secreta del Rey Moro. Ahora ¡ten cuidado con lo que pides! pues un salmojero andaluz, por arte de magia, se convierten en "papas aliñas" en una Ronda independiente.
Aunque solamente se encontraba abierta una parte del local, la visita al interior muestra una inmensa cristalera con vistas al río -no al puente- y la sierra, y una zona más pensada para copas que para comida. Decorado con sofás, estanterías y zapatos de diseño de todo tipo y tacón.
Lo mejor: 1º.- La calidad de sus tapas…

Come y Calle: La Tapería de Columela

La Tapería de Columela es un pequeño oasis gastronómico en la zona más céntrica de Cádiz. Junto a la plaza de la Flores y alejado de los “circuitos del comer” que se asientan en torno a plaza Mina y San Francisco. La larga trayectoria de sus dueños en el mundo de la restauración quedan claras en este pequeño local: buena tapas, buenos precios, buen servicio.

Para mí, que soy de muy buen comer y me gusta disfrutar de ello, la Tapería se ha convertido en punto inexcusable y visita obligada. Su carta, aunque no extensa, ofrece productos variados y frescos (no en vano, la Plaza de Abastos o Mercado, está a un tiro de piedra) en la que siempre encuentras algo apetecible. Aunando tradición con estilo puedes disfrutar un guiso de chocos hasta tempura ibérica. Personalmente no puedo dejar de recomendar el queso frito, los daditos de gallo frito y el hojaldre de ave con manzana al curry. 

Además cuenta con una buena carta de postres y mejores vinos. Y otro punto a su favor en un restaurante de…

Come y calle

Lleva tiempo dandole vueltas a la idea de abrir un nuevo blog y hoy, por fin, me he puesto manos a la obra. Será diferente a lo que normalmente he escrito aquí, más una no-guía de viajes que un blog personal y sus entradas también podréis leerlas aquí. Como hoy, cuando os dejo la primera: 
COMENZAMOS

He viajado, quizá menos de lo recomendable, pero lo he hecho. He buscado en guías qué ver, dónde ir, que visitar, hasta dónde comprar y, con el tiempo, me he dado cuenta de que en esas guías falta mucho: lo que te da el recorrer las calles, aventurarte en establecimientos, descubrir tiendas o sufrir los males de un mal restaurante. Tanto ha sido así que, finalmente, he decidido dar el paso y, al más puro estilo yo, con algo de humor y mucho de verdad, iré desgranando esos sitios que me han marcado y han dejado huella de mis viajes.

No pretendo que esto sea una guía de viajes, es más, algunos de eso establecimientos serán muy cercanos a mi "hogar", porque si no me gusta pasarlo mal …