Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

Silencios

Y miró por encima de su hombro. Silenciosa, como siempre, con su media sonrisa iluminandole el rostro.
Y cerró sus ojos verdes regados de notas marrones, como la miel joven. Silenciosa, como siempre, con su media sonrisa iluminando su rostro.
Y suspiró. Y él con ella. Silenciosos, como siempre, con sus medias sonrisas iluminando el mundo.

A Marruecos

Imagen
En dos semanas, en nada ya, podré ir por fin a Marruecos. Sé que parece una tontería, pero cuando vives a 14 kilometros del país y continente vecino no haber ido antes es, casi, pecado mortal. Pero, por fin, podré ir. Y tengo ganas de recorrer las callejas estrechas de azules de casa de Chaouen, la ciudad gemela de Vejer. De sentir Marrueco, sus olores, sus especias, sus comidas... su todo. Y, además, hacerlo acompañado de la mejor compañía de todas. 

Seguimos de promoción con Lanza y Oro. Ahora en RNE Cádiz

De móviles

Imagen
Me ha ocurrido una desgracia desgraciada... he destrozado la pantalla de mi móvil. Diría que casi muero del disgusto, pero mentiría. Bastantes desgracias acontecen en este mundo para que yo venga a quejarme de algo tan nimio. 
Sobre todo cuando, entre los daños colaterales, he vuelto a leer (más) y por fin estoy disfrutando de la lectura. Ha sido una revelación, como si el hecho de que se haya partido la pantalla del móvil viniera acompañado de un rasgón en esa tela invisible que me ata a internet (que nos ata a a tantos).


Así que, dentro de lo malo, ha traído algo muy bueno.

Y hoy, en Arcos...

Imagen

Y hoy, al Pay-Pay

Imagen

Nuevo Congreso de Ubi Sunt?

Imagen
Aunque hace años ya que salí de la Asociación Ubi Sunt? (en la que comencé mi andadura histórica en el ya lejano 1997), siempre he creído en ella y he ido mirando de reojo las actividades que iban realizando; comprando las revistas (cuyo próximo número está al caer); observando de cerca los congresos con ganas de poder ir o, al menos, saber que tal han ido. Es lo que tiene haber formado parte durante tantos años de esa bendita locura que organizaron Ángel Quintana y Francisco Glicerio Conde y que, con el paso de los años y al calor del grandisimo trabajo realizado por Santiago Moreno, se ha convertido en referente nacional del asociacionismo universitario de tintes históricos. 
Estos días andan de promoción de un nuevo congreso, esta vez dedicado a la literatura.


Presentación en Arcos. Jueves 20

Imagen

Ocho apellidos vascos

Imagen
Cuando el cine español quiere hacer las cosas bien, las hace. Y lo ha hecho recientemente con "Ocho apellidos vascos". Una comedia sin más pretensiones que hacer reír al espectador ¡y vaya si lo consigue!  
Emilio Martínez-Lázaro, director de la cinta, sabe llevar los tópicos más manidos de andaluces (sevillanos, ejem) y vascos para conducir una película divertidisima, cargada de enredos y que, apoyada en el sorprendente Dani Rovira (monologuista de sobra conocido por todos y que debuta como protagonista) logra su cometido.
Las diferencias entre la parte "española" y la "parte vasca" se hace hilarante con los complementos de atrezo: el cuadro del Rafa/Antxon (Dani Rovira) vestido de torero, la estética "abertzale" de Arancha (Clara Lago). El mal carácter de Koldo, el padre atúnero de Arancha, y la extraña amabilidad de Merche/Anne.
Y a eso le unes que la cinta se ríe de los tópicos, sin dejar de lado ninguno, ni tan siquiera ese que ha sido tabú d…

Te amaré -- Miguel Bosé / Sasha Sokol

Siempre me ha parecido que Miguel Bosé es uno de los grandes de la escena española. No solo por su personal voz, sino por las letras que nos ha dejado. Además de algunos duetos para la historia.




Con la paz de las montañas te amaré 
Con locura y equilibrio te amaré 
Con la rabia de mis años 
Como me enseñaste a ser 
Con un grito en carne viva te amaré 

En silencio y en secreto te amaré 
Arriesgando en lo prohibido te amaré 
En lo falso y en lo cierto 
Con el corazón abierto 
Por ser algo no perfecto te amaré 

Te amare te amare 
Como no esta permitido 
Te amare te amare 
Como nunca ha sabido 
Porque así lo he decidido te amaré 

Por ponerte algun ejemplo te dire 
Que aunque tengas manos frias te amare 
Con tu mala ortografia 
Y tu no saber perder 
Con defectos y manias te amare 

Te amare te amare 
Porque fuiste algo importante 
Te amare te amare 
Cuando ya no estes presente 
A pesar de todo siempre 
Te amare 

Al caer de cada noche esperare 
A que seas luna llena y te amaré 
Y a pesar de todos estos 
En señal de lo qu…

Mujer trabajadora

Mi mamá trabaja.

Es casi lo primero que aprendemos en la vida después del "mi mamá me quiere".  Y es cierto: mamá (la mía y la tuya) trabaja y mucho. Puede que no cobre sueldo y que no sea directiva de una importantísima firma comercial, pero trabaja y lo hace como una mula. 
Por eso, quizá, este día me parece absurdo: porque olvida a una gran parte del género femenino que trabaja y mucho, que se parte los cuernos y las uñas por los suyos; que no tienen un día propio, porque hasta en su día terminan trabajando.
El trabajo en la casa está infravalorado. Eso de "soy ama de casa" sigue sonando a insulto, cuando pocas profesionales hay como ellas. Se menosprecia a quien no trabaja en la calle y eso es el peor insulto a la propia mujer, sobre todo cuando muchas veces el menosprecio viene de otras mujeres .

En la Isla de los gatos

Fat trató de evitar el envite de Hernán, que erró en su intento de golpear a Fat y terminó golpeando contra un árbol, mientras el orondo capitán de La Marabunta lloraba tras haberse roto una uña en el mismo tronco del mismo árbol que había detenido el envite errado de Hernán. Montesimios, viendo el desastroso ataque de Hernán, caído en el suelo con los pies sobre la tierra como el rey de los gatos que era, aprovechó para saltar sobre el eterno dueño de la isla, correr por el enfangado lodazal que conducía hasta la prisión de juntos y trató de abrir la jaula que encerraba a los pájaros de La Marabunta: tripulación de la peor calaña, del peor origen y peor futuro que jamás se conociese en los mares caribeños y hasta mediterráneos. 
-¿Pero? ¡la madre que os trajo a todos! -gritó el conde sevillanos cuando la jaula cayó frente a él sin esfuerzo alguno -¿Porque no habéis salido solos? -Era más cómodo esperar dentro- dijo Mamonunth.
-Y más divertido ver como Hernán os machaca- continuó Mar…

La gran estafa americana

Imagen
Reconozco que hay películas que inicialmente no me gustan, por mil motivos y ninguno en particular. Y una de esas cintas era "La gran estafa americana"; aun así, a veces, hay que ceder, e ir a ver cosas que no irías en otro momento (esto es un aviso para cuando llegue Transformers 4) y acabas entrando en la sala. Pero al entrar me llevé una sorpresa por varios motivos:
El guión es una locura sin pies ni cabeza. A veces te pierdes en sus giros, a veces salta el drama, a veces te ríes a carcajadas. Es una montaña rusa, que te vuelve loco en sus giros argumentales, en sus cambios de registro, en los cameos y los nuevos personajes. Giros que te obligan a estar atentos a la pantalla.
En segundo lugar, las interpretaciones. Christian Bale están genial, como siempre en el caso del primero y, a veces, en el segundo. Pero, sobre todo, me ha sorprendido Jennifer Lawrence. Lo cierto es que todos los actores están irreconocibles, en una mutación física que te hace olvidar el rostro rea…

Muerte Ven. Rosendo, Barricada y Aurora Beltran (Tahures Zurdos)

Siempre tendemos a hablar del Rock extranjero y olvidamos a los grandes del rock patrio que, a veces se unen para darnos esos conciertos épicos. Aquí Tahures Zurdos se acompaña de Rosendo y Barricada.





Me sumerjo en mi cabeza, muerte ven.
Veo a hombres torturados, muerte ven.
Ya mi túnel del espejo no se ve.
Se ha empañado con mi vaho mortuorio, muerte ven.
Soy una muñeca rota, muerte ven.
Ya sé que te fui a buscar, muerte ven.
Y mis ojos no han cesado de sangrar, muerte ven.
Hasta que la muerte nos una.
Hasta que la muerte nos una, dementes.
Hasta que la muerte nos una.
Hasta que la muerte nos una, humanos.
La muerte me ha penetrado, muerte ven.
Y a mi cuerpo ha desplazado, muerte ven.
Y mis manos ya pueden ni hablar.
Y mis ojos no han cesado de gritar, muerte ven.
Soy una noche vacía, muerte ven.
Soy un gran miedo quemado, muerte ven.
Diles que yo siempre existiré
Y que bajo tus alas dormiré, muerte ven