Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

La isla de los gatos

[...] Bonito recuerdo – Hernán acariciaba un hermoso felino de blanco pelaje con una joven esbelta, morena y bizca portando un arco a su lado- Pero ahora, hablemos de cosas serias ¿Cuánto estáis dispuesto a pagar por vuestras tripulaciones, capitanes? Sus hombres son ahora mio, los de ambos navíos. Y tengo especial encanto con las mujeres, así que ellas son y serán mías.
Fat y Montesimios se miraron sin decir palabras. Enemigos y amigos, como siempre, hoy tocaba luchar hombro con cadera por recuperar lo que era suyo. Y, sobre todo, por salir de aquella maldita isla de los gatos.

* * * 
-¿Pagar?- Fat lanzó una carcajada -¿Has oído lo que ha dicho ese?Señaló a Hernán sin dejar de mirar a Montesimios, que agachaba la cabeza pensativo. Casi recontando el número de monedas necesario para pagar por la tripulación de La Marabunta.-¡Estas bueno si crees que voy a pagar por esos hombres!... no, a ver, no entenderme mal -los insultos de la tripulación casi no dejaba oír el ronroneo de los gatos- q…

Heroes: Reborn

Una de las series que más me ha gustado en mi vida ha sido Heroes. Creada por Tim Kring en 2006, sus cuatro temporadas tuvieron altibajos pero no dejaron de sorprendernos. Esos anti-héroes que se veían obligados a entrar en una lucha por la supervivencia; esa agencia que buscaba desesperadamente controlar a los "mutantes", aprovecharse de ellos y, a la vez, protegerlos. Ese padre entre la espada y la pared por culpa de su trabajo y el amor a su hija. Esos hermanos enfrentados..

Heroes iba mucho más allá del simple espectáculo de acción. Tenía una historia que contar, y la contaba. Se adentraba en los personajes para que aprendieras a conocerlos y apreciarlos y entenderlos. Pero, sobre todo, tenía el malo más perverso de la televisión: Sylar/Gabriel Gray interpretado por Zachary Quinto, y que terminaba por anular al resto del reparto.
La serie fue cancelada en 2010, para desesperación de alguno. Para colmo, la CBS había anunciado un spin-off en el que aparecerían nuevos person…

El Rey León

Llevaba tiempo queriendo ir pero, por una cosa u otra, no lo conseguía. Hoy por fin es el día, esta noche podré disfrutar de "El Rey León". Justo a tiempo, me temo, le quedan solo un par de meses en cartel y ya pensé que no se darían las circunstancias. Pero sí, ha podido ser. 
Debo reconocer que esto (acudir al teatro en todo sus géneros) es uno de los grandes placeres de la vida. Es cierto que el cine nos ofrece otras posibilidades para engañarnos, pero aquí, junto a un escenario, no hay trampa ni cartón: son ellos y tú. Y no hay más. Tus sensaciones, sus aciertos, tus sentimientos a flor de piel, sus voces, tu sorpresa, sus actuaciones,... el Teatro es un mundo diferente donde nunca es igual a lo anterior ni a lo posterior. Es ese pequeño rincón en el que la mentira de la historia contada se disfraza de la verdad del quién y cómo lo cuenta.

Y hoy voy a disfrutar de esta mentira, por fin.

De Madrid

Uno de los placeres de trabajar con gente que sabe mucho es aprender de ellos. Algo así me pasa con mi "tía-abuela-adoptiva" Mercedes Agulló (cuyo blog es un derroche de datos que hará las delicias de cualquier investigador que quiera comenzar una tesis sobre casi cualquier cosa del Madrid de los Austria). Entre las cosas aprendidas está que hubo un arquitecto real que pudo haber convertido a la capital del mundo en la ciudad más esplendorosas de cuantas conocemos pero que, por culpa de un rey sobrio (Felipe II) y quizá de una escasa capacidad para lo bello, terminó por dejarnos la ciudad que hoy conocemos. Esa ciudad casi pueblerina, donde los palacios brillan en su ausencia o, cuando aparecen, se apagan en el gris de la piedra. Puede que Juan Gómez de Mora hubiera tenido en sus manos todo para hacer reverdecer la Villa y Corte y situarla al nivel de suntuosidad y belleza de Versalles, Viena, San Petesburgo... pero no. Se quedó en un grisáceo nada que, aun así,  nos permit…

De Brigadas Amarillas

Sabe Dios que no soy fan de las Brigadas Amarillas. Su superioridad ideológica y moral me parece insufrible, su uso político del fútbol mucho más. Pero ayer tuvieron gestos -no hemos de negar que tienen muchos y que eso compensa lo otro- que bien valen les sean reconocidos, agradecidos y exaltados. Porque eso sí es afición al fútbol y amor a un equipo. 
Durante el encuentro de este domingo, asistieron a Carranza -algo que también es habitual- varias escuelas deportivas de la provincia. Junto a nosotros, por ejemplo, estaba la de Alcalá del Valle (de rojo) y en la grada superior, creo, que de Vejer (de verde). Chavales que acudían a su primer gran partido, todo un duelo en la cumbre entre dos históricos como son el Cádiz y el Albacete. Que querían disfrutar, que cantaban, saltaban y seguían el ritmo marcado por Brigadas. Y, entonces, alguien se dio cuenta y comenzó el juego: "que respondan los niños", "que boten los niños" y un largo etc, que terminó con los niños …

De infancia

Me sorprendo a mí mismo mirando por la ventana. Observando como las nubes corren por el cielo y los pinos se mueven al vaivén del viento frío que se levanta estos días, jugando con las sombras sobre el césped. Nada del otro mundo, la verdad. No es nuevo ni atípico que ocurra donde ocurre, pero aún así me sorprendo al verme correr por la parcela, con mis amigos delante (yo siempre fui el último) jugando a vete saber qué juego; como si no hubiera pasado el tiempo. Como si aún fuéramos aquellos niños traviesos que jugaban por Roche y que conocían cada obra, cada descampado, cada parcela, cada cabaña... cada recoveco en el que esconderse en una urbanización que era nuestra casa y nuestro campo de juego. 
Y me sorprendo porque hoy no veo a niños corriendo por el campo, llenándose de barro en los charcos y partiendo sus pantalones. Hoy veo niños conectados a sus teléfonos y ordenadores, jugando a juegos virtuales donde no podrán hacerse más daño que haberse quedado sin infancia. A lo mejor…

Monuments Men

Después de ver Monuments Men (George Clooney, 2014) me quedo con un raro sabor de boca. No puedo decir que malo porque, en cierta forma, me ha gustado la película; pero tampoco bueno, porque, en esa misma cierta forma, no me ha gustado. Y esto es complicado de explicar, así que trataré poco a poco de desgranar lo vivido:

1º.- La historia de los Monuments Men es una historia real, aunque siguiendo la mediocre "The monuments men: allied heroes, nazi thieves and the greatest treasure hunt in history" de Robert M. Edsel. La historia de los grupos y programas de recuperación de obras de arte que pusieron en marcha los aliados, bien merece ser contada ya que lograron poner a salvo un inmenso patrimonio universal que estaba siendo robado por el régimen nazi.

2º.- Y una historia así merece un buen guión que permita conocer lo que paso. Pero el guión de George Clooney y Grant Heslov deja mucho que desear. Se convierte en una serie de sketchs unidos en un supuesto hilo argumental que…

Y casi me fui de Facebook

Y me dio por tratar de solucionar la multiplicidad de facebook y cerrar un poco mi privacidad de "¿Quién es ese señor vietnamita que comenta mis fotos?" a "solo amigos/familia" y, parafraseando a cierta socorrista ¡la lié parda! Ahora ya no tengo facebook, solo una página pero soy incapaz de localizar a amigos y familia. Espero que la gente comprenda que he desaparecido de la red de redes pero que sigo vivo; que mi face sigue estando activo, solo que de otra forma. Y que no odio a nadie por no estar o tenerme.

Lo peor es que, en cierta forma, casi me alegro del lío, ya que vuelvo a sentirme propio y no público. Fuera de una suerte de show de Truman en la que todo el mundo te puede ver a través de su pantallita desde cualquier rincón de su ciudad, casa, baño. Ha sido una liberación, he escapado de las garras de ese Sauron moderno que fundó Facebook.

De likes espinosos

A veces uno se pregunta si la vida es justa. Por qué unos tenemos tanto y otros tampoco. Por qué nosotros, animales racionales y sentimentales, no somos capaces de razonar como mejorar un mundo dónde los niños sufren hambre, enfermedad, abandono, tristeza... Un mundo en el que cada día se derramaban suficientes lágrimas para llenar todos los pantanos del planeta es un mundo en el que no merece vivir. Y, sin embargo, no hacemos nada por cambiarlo. Lanzamos nuestras quejas al ciberespacio y parecemos creer que dándole al "like" de Facebook, desde nuestro cómodo rincón del mundo, arreglaremos los males que nos consumen.

Y lo creemos porque es sencillo presionar un botón, pero complicado cambiar nuestros hábitos para cambiar este pedacito de tierra que habitamos. Olvidándonos de que solo cuando cambiemos para voltear la situación, lograremos arreglar lo que hemos destrozado como Humanidad. Una Humanidad que hace mucho que dejó de pensar que no hay nada más valioso que la sonrisa…

De sorpresas

La vida se compone de sorpresas, a veces buenas, a veces malas. Sorpresas que van dando sentido a la existencia, que conducen tu camino a un lado u otro de una senda que no está marcada con cintas de colores.
Es una carrera de fondo, un camino pedregoso o de césped, tanto da, lo importante no es cómo lo recorres sino a dónde te lleva.
Mi camino suele ser tranquilo, un manto verde en una llanura inmensa recorrida por ríos escondidos a la sombra de bosques de perenne sombra. Un camino tranquilo y apacible, sin sorpresas excesivas y que, sin embargo, a veces logra hacerme abrir los ojos y la boca para mantener un rictus de asombro que me dura días. Y son esos precisos momentos los que transforman mi existencia

Hazme poesía

Hazme poesía, con tu sonrisa, con tu mirada clara que traspasa el alma. Hazme poesía en cada suspiro rebosante  de tu corazón.  Poesía con tus abrazos dulces, con tus susurros al oído. Entrelazando tus dedos a los míos para componer canciones sordas. Poesía en tus andares sinuosos cuando te giras a buscarme y me encuentras allí, de pie, acogotado por el miedo a tenerte y perderte. Hazme poesía con tus te quiero lanzados al viento de un día cualquiera, en una hora cualquiera. Poesía convertida en vida, eso haces cada día. 

De Carnaval

El otro día comentaba en Facebook que estoy pensando en organizar una chirigota, pero que solo iríamos al Falla el primer año. El segundo protestaríamos en la calle por la incompetencia del jurado. Y lo hice para expresar mi falta de entendimiento de lo que ocurre en la ciudad, dividida en bandos entre los oficialistas y los no oficialistas; los juancarlistas y los fallistas. Los que van y los que no.

Aunque en el fondo hay algo más. No es lo mismos ser primer premio que décimo; el caché baja y el nombre se resiente. Mas en una ciudad cargada de tanto artista por milímetro cuadrado, como es la nuestra. Y ya se sabe: donde hay artista, hay ego. Lo tengo yo y eso que no soy más que un aprendiz de las letras ¡como no tenerlo si eres Juan Carlos Aragón! o Antonio Martínez Ares, que tanto da. Y como no luchar por estar arriba si en eso va, también, el precio de tus actuaciones.
Claro que el carnaval no debería ser eso. No, al menos, lo que yo entiendo que debería de ser. El Falla ha perdid…

De Manos Unidas

Durante los últimos 6 años he sido delegado de Manos Unidas en Cádiz, lo que quiere decir que esta será mi última campaña al frente de la organización. Esta semana, desde el mismo lunes, comienza una carrera de 15 días en la que toca visitar colegios, medios de comunicación, parroquias, asociaciones... acompañar a la misionera que vendrá a acompañarnos y asimilar todo lo que viene a enseñarnos.

Quizá eso haya sido lo más rico de estos años: el contacto directo con personas que contaban en primera persona lo que está ocurriendo más allá de nuestro mundo-burbuja. Los que rompen esa venda, desgarrándola con la verdad más dura de todas: la que nos dice que mientras nosotros nos quejamos por tonterías, millones de personas lucha con nada para vivir.
Este año, por trabajo, no podré compartir tantas horas con ella. Aun así sé que lo poco que pueda absorber me dará fuerzas para todo un año. Igual que sé que el año que viene, cuando llegue la campaña, correré a escuchar las palabras de quien v…

Sobre Uphir

Tengo una duda existencial. Este blog basa sus textos en la blancura, en el todos los públicos. Siempre ha sido así desde que comencé a escribir allá por el 2008. Sin embargo, hay personajes que tienen vida más allá de este rincón, cuyos textos pierden la blancura y se hacen adultos, explicitos, fríos, cainitas, violentos, crueles. Descriptivos y feroces; historias duras que nada tienen que ver con lo que aquí se escribe.

Y puede que el personaje sea fijo en estos lares, porque lo es. Uphir es un personaje con un largo recorrido, con un gran trasfondo y  una vida que le ha lanzado de un rincón del mundo a otro. Un asesino profesional, que ha prostituido su arma, su alma y su cuerpo; que ha sabido que es el amor y el odio. Que ha amado, ha poseído, ha violado y le han violado. 
Textos duros, desgarradores; ensayos del "escribir otra cosa" que, a veces, se fueron de las manos. Juegos a dos manos con manos que hace años que desaparecieron de mis rincones literarios. Textos que…