Monica Molina -- Lejania



Si te asusta que te asalten los minutos, los segundos, 
que las horas se dilaten como días; 
que mi nombre sea de nuevo lejanía. 

Puedo asegurar que sientes lo mismo que yo, 
que esta lejanía duele igual para los dos. 
Que nada fue quedando atrás, 
que si me buscas y no estoy, 
es porque te estoy buscando y ya no estás. 

Si me llamas, si me llamas 
hazlo mientras atardece; 
que la noche y mi corazón merecen, 
la ternura de nuestra melancolía. 

Búscame en tu beso, que ahí prendida me quedé, 
colgada en tus labios para siempre esperaré; 
a que vistas con tus noches, 
todos nuestros días. 

Si escuchas hoy- 
verás lo que te dice el corazón. 
Tú sabes muy bien que no suele mentir, 
en todas esas cosas del amor. 

Si me llamas, si me llamas, 
hazlo mientras atardece; 
que la noche y mi corazón merecen, 
la ternura de nuestra melancolía. 

Puedo asegurar que sientes lo mismo que yo, 
que esta lejanía duele igual para los dos. 
Que nada fue quedando atrás, 
que si me buscas y no estoy, 
es porque te estoy buscando y ya no estás. 

Si me llamas, si me llamas 
hazlo mientras atardece; 
que la noche y mi corazón merecen, 
la ternura de nuestra melancolía. 
La ternura de nuestra melancolía...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera