De logicas

Harto. Estoy harto de escuchar que creer en Dios no es lógico; que los creyentes somos menos inteligentes y racionales que los no creyentes; cuando la realidad es que la razón y la inteligencia no tienen nada que ver con la Fe. Yo no me considero una persona estúpida, y, además, soy bastante racional. Lo suficiente para ser capaz de discernir la diferencia entre Fe y Razón. 

Es cierto que no hay razón "lógica" y externa para creer en Dios. Son razones propias, nacidas de cada uno, las que nos llevan a creer en la existencia de Dios. No podemos demostrarlo, claro que no, pero si sentimos esa presencia que ayuda, acompaña y consuela. Algo que, desde fuera, es difícil de ver, que es incomprensible. Pero sino fuera incomprensible, no sería fe. Sería Ciencia. 

Por eso, cuando alguien me acusa de tener fe como si con ello no fuera capaz de razonar, no puedo más que reírme. Yo sé por qué creo en la existencia de Dios, lo noto en mi vida y eso, aun sin poder explicarlo al que carece de Fe, es real. El solo hecho de yo sentir su presencia, su ayuda, ya lo convierte en algo tangible para mí. Que no puedo ver, cierto, pero tampoco veo el aire que respiro, pero sé que lo respiro. 

Y es por eso que estoy harto, hastiado, de que se nos considere inferiores por creer en Dios. Que te digan que cómo es posible que teniendo estudios sea creyente. Que la Historia, como las ciencias, nos muestran la irrelevancia de Dios. Pero la cierto es que la Historia te muestra que el hombre ha tenido necesidad de Dios desde que dio sus primeros pasos; y que la ciencia no me niega su existencia: me muestra las reglas que se juegan en este mundo. 

Soy creyente, católico practicante, y no me da miedo decirlo. No creo, tampoco, que en el siglo XXI ser católico sea la opción fácil -eso, quizá, en tiempos pretéritos- pero ahora, cuando reconoces tu fe, te miran raro, te tachan de conservador y (por complejo histórico) de facha. Así que toca nadar contra corriente. Mirar al frente con orgullo, que no superioridad, y seguir trabajando por lo demás como hasta ahora. Porque la fe además de tenerse, se demuestra y, como dice el Papa Francisco, hay que dar el paso y saltar a la periferia. Benedicto XVI pidió la conquista del mundo digital. Ahora toca un paso más real; y en eso estamos. Aun nadando a contracorriente y aun siendo acusado de ilógico.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera