Ir al contenido principal

De Bale y deudas

Levantarte por la mañana, coger el Diario y leer que un equipo de fútbol va a pagar 99 millones de euros (más 10 millones anuales en sueldo) a un jugador, y estar a punto de morir atragantado. Eso, más o menos, es lo que me ha pasado esta mañana al leer que el fichaje de Bale por el Real Madrid se hace por esa ridícula cantidad. Un tercio de lo que costará el Segundo Puente gaditano (273 millones de euro). 99 millones con los que se podría, por ejemplo, hacer le nuevo hospital gaditano que la Junta ha paralizado por falta d fondos. O con los que, por ejemplo, se podría ayudar a organizaciones como Cáritas (que el año pasado presupuesto más de 150 millones para ayudar a las familias españolas a superar esta crisis maldita)

Pero no, el Real Madrid -como otros clubes de fútbol- parecen tener bula económica. Mientras cualquier mortal de a pie (no digamos una empresa) no tiene acceso a créditos financieros aun sin tener deuda. El Real Madrid, que asume públicamente tener  una deuda financiara de 170 millones puede pagar 99 millones por un jugador. 

Y esto no es más que otra gota de agua en el vaso del hastío futbolístico. La LFP (esto es, 1ª y 2ª división) debe a Hacienda 752 millones de euros. Pero ni Hacienda, ni los gobiernos respectivos hacen nada. Equipos como el Valencia o el Hércules se han convertido en "equipos públicos" al estar en manos de bancos nacionalizados (Bankia). El gran agujero se acrecienta si bajamos de categorías: la 2ªB es un cementerio de elefantes. Equipos venidos a menos con deudas abismales (Cádiz y Xerez son claros ejemplos). 

Y uno se pregunta por qué no se toman medidas contra la deuda. Lo peor es que la respuesta me viene sola, y veo a Nerón quemando Roma y tocando la lira mientras los juegos se celebran en el circo. "El país arde, pero tenemos Liga", parecen pensar nuestros líderes para mirar a otro lado y exaltar una "Marca España" endeuda hasta las cejas. 

Va siendo hora que la justicia trate a los clubes como a cualquier otra empresa. Pero para eso, también los aficionados tenemos algo que decir. Resulta lamentable ver que las manifestaciones más multitudinarias de los últimos tiempos hayan estado vinculadas al fútbol. Aun se recuerda la presión de sevilistas u vigueses para salvar al Sevilla y al Celta del descenso administrativo, y como lo consiguieron sentando precedente para lo que estaba por llegar.

Comentarios

Nika ha dicho que…
Javi, estoy totalmente de acuerdo contigo. El fichaje de Bale y el comienzo de la liga es cómo decía Karl Marx, opio para el pueblo. Y con ello desaparecerán las cortinas de humo que ha habido durante este verano (caso Bretón, la polémica con Gibraltar, etc.) para desviar la atención pública de la mediocridad existente en nuestro gobierno.

Sólo espero que la "Marca España" no nos deje como los más catetos de Europa, algo que parece cada vez más claro para nuestros vecinos.

Un saludo,
Nika
Javier Fornell ha dicho que…
Nerón fue el primero en usar las cortinas de humo mientras quemaba Roma. Pan y circo, Nika, pan y circo

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Ni Aragón, ni Cataluña, ni Valencia son entidades anteriores a la Edad Media. Hasta 1163, con Alfonso II, no se distinguirá entre reino y corona de Aragón. En la Corona tendrán cabida todos los reinos, condados y señoríos que guardan algún tipo de dependencia con el rey aragonés. Esta existencia de diversas entidades autónomas en muchos aspectos, solo es entendible desde la expansión territorial a costa de los reinos musulmanes del sur. En esa expansión los nobles irán recibiendo tierras y beneficios. Expansión que acabará chocando con la realizada por el condado catalán.

Con respecto a Cataluña, entrará a formar parte de la corona después del casamiento de Petronila (hija de Ramiro II de Aragón) con Ramón Berenguer IV, conde de Cataluña, quien, a pesar de ejercer como tal, no toma el título real.
Durante el siglo XIII la Corona de Aragón continúa con su política expansionista hacía el norte, pero tras el Tratado de Almizrad de 1244 y la derrota de Pedro el Católico en Muret, la ex…

Nihil cognitum quin praevolitum

Ando leyendo "Niebla" de Unamuno, y su frase Nihil cognitum quin praevolitum (Solo se conoce lo que se desea) me ha llamado la atención por la verdad que se esconde tras ella. Yo también, como don Miguel, creo que sólo el deseo nos hace crecer, conocer, amar, avanzar. Mientras que desear lo conocido nos convierte en conformistas estancados en nuestras vidas. Nos impide abrir nuestras mentes y mirar más allá de nuestros limites existenciales.
Desear algo, luchar por conseguirlo, o construirlo con tu propio sudor, es el verdadero motor del crecimiento humano. Y, cuando ya lo conoces y sabes si es lo que buscabas o no, hay que seguir adelante. Así, hasta el último día de nuestras vidas.
Sin pensar si lo alcanzado terminó en fracaso o triunfo ya que, cada deseo conocido, nos hará más ricos, sabios y. por tanto, mejores. Nos habrá obligado a avanzar conociendo nuevas metas, abriendo nuevos caminos. Así que, como Augusto, yo también me digo en mi vida Nihil cognitum quin praevoli…

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera

En 1339 el rey de Ronda y Algeciras, Abdul Melek, decidió cercar Jerez de la Frontera, por entonces principal ciudad del bajo Guadalquivir (con permiso de Sevilla, cabeza del reino y, casi, de toda la Península). El príncipe tuerto –pues así apodaban al de Ronda- asoló la campiña jerezana y cerró su tenaza sobre la ciudad obligando a los vecinos de la villa a enfrentarse en desigual batalla. En aquellos años se encontraba en Jerez Diego Fernández de Herrera, que había estado cautivo varios años y conocía el idioma y las costumbres de los moros. Así que, bien por venganza o por ese heroísmo extraño que a veces surge en el corazón de los hombres, se presentó voluntario para adentrarse en el campamento enemigo y asesinar al príncipe tuerto. Disfrazado de moro cruzó el río Salado y se internó en el campamento enemigo, esperando que los jerezanos lanzaran un falso ataque que hiciera a los moros salir de sus tiendas y continuar la lucha. Al amanecer de esa misa noche, los de Jerez pusiero…