Tiempos

Que de tiempo transcurrido desde la última vez. Tiempo de silencios y risas; de llantos y gritos. Tiempo de vivir con amigos la muerte de la amistad. Días, semanas, horas y minutos transcurriendo con la parsimonia del penitente en busca de su penitencia. 

Tiempo de letras y poesías. De canciones que susurran al oído y dedos que rasgas las cuerdas del alma al son de una guitarra. Tiempo de lunas inmensas y noches eternas. De calores veraniegos que acompasan nuestros pasos al sudor que recorre nuestra espalda.

Tiempo de irse. 
Y tiempo de volver.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera