De jueves

Me gustan los jueves. Son como esos amigos bajos y gordos que están en la friendzone de la niña bonita, el viernes. No son odiados como el altivo lunes, el amigo troll de todo grupo que viene a molestar cuando la pareja de amigos payasos que alegran al grupo (sábado y domingo), tienen que irse. Ni como el miércoles, que es el amigo guay, ese que no importa que ni haga ni diga, que cae bien por gracia de Dios. 

Pero el jueves es el amigo gordo, el que no molesta, no hace ruido. Que está y se le quiere, pero podría no estar y no pasaría nada. Claro que podría ser peor, podría ser ese ser anodino que es el martes. ¿Para qué sirven los martes? Para una par de juergas puntuales un par de días al año...

No, prefiero los jueves, los gordos suelen caer bien....

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera