Parados por buen motivo

Llevo una semana sin actualizar el blog. Mas quisiera yo poder pasar por aquí para mantenerlo al día como siempre he hecho, excepto unas semanas: las que estuve sumido en las correcciones de Llamadme Cabrón. Ahora ando en los mismos menesteres, cerrando ya la segunda parte de las sergas de mi amado Pedro. Ya queda poco y en breve volveremos a la actividad diaria de este pequeño rincón de mis pensamientos. Pero ahora, el poco tiempo que me queda. lo dedico al noble arte de la lectura.

Si alguno queda al otro lado, disculpa que no pase a saludar; pero pronto tendrás que volver a soportarme.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera

Corona o Reino de Aragón