De búsquedas

Creo que ha llegado el momento de plantearse acabar con la soltería; que uno está ya a punto de cumplir los 35 y parece obligado. Así que, como en mi mundo cercano no encuentro quien cumpla mis muchos requisitos he decidido dar el salto a las redes y probar esas web de contactos que, quizá por mi soltería cuasi eterna, se anuncian en Google cada vez que entro a buscar información sobre el color de la cacatúa saharaui.

Y lo primero que he visto es que me tengo que definir: soy hombre, busco mujer. Bien. Segundo paso: di algo de ti. De mi en este caso. Eso es más sencillo, es fácil definirme en pocas palabras. A saber:

Lector empedernido, semicalvo, bajo y de oronda figura, como Sancho, de buen corazón y mejores gustos. Cadista, historiador y friki. Se busca señorita que lea.


Y con eso a esperar; seguro que mañana ya tengo 2371 mensajes de personas interesadas.

Comentarios

José Joaquín Rodríguez ha dicho que…
Esas páginas son un desastre: hay gente que las utilizó y acabó casándose. Una auténtica tragedia.
Javier Fornell ha dicho que…
Totalmente, no sé cómo alguien puede llegar a eso...

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera

Corona o Reino de Aragón