De aniversarios

Hoy se cumple un año de una locura colectiva que movió Roche con Edimburgo pasando por París y Brasil. Un año en que decidimos revivir con un amigo eso que no pudimos vivir juntos. Con engaños y mentiras los atrajimos hasta nuestra red para vivir con ellos (Pues hace un año nuestro amigo se había ya multiplicado en dos) su boda. Durante meses preparamos a conciencia la sorpresa; tanto que nuestros amigos llegaron a pensar que había problemas con ellos ya que el miedo a que se escapase algo llevaba a conversaciones cortas y despedidas rápidas.

Hasta que al final, hoy hace un año y sin que salieran del shock en el que se encontraba; se vieron conducidos ante un maestro de ceremonias que los tiene por familia, rodeados de su otra familia. Esa que nace de la amistad, para compartir con ellos la alegría de su vida en común.

Y como aquella fue nuestra boda; hoy les felicito nuevamente. A él por haber encontrado una mujer maravillosa que lo hace feliz; a ella por saber llevar, aguantar y conducirle a él.

Dani es una de esas personas que entra en la vida por casualidad y que sabes que nunca saldrá de ella. Y puede que ahora este al otro lado del mundo, pero aún así sigue a un click de ratón para ser y seguir siendo uno de los mejores amigos que jamás podré tener.

Así que desde la lejanía: felicidades a los dos; y recordar que estamos esperando las bodas de plata para repetirlo. Total. Ya hace 20 años que nos conocemos; seguro que nos soportamos 24 años más.

Comentarios

Dani ha dicho que…
Javi, ya sabes que te quiero tío...no hace falta que escribas estas cositas porque me emociono y me pongo cursi.
Se que si te mando mil abrazos y besos me quedo corto, así que toma lo que quieras. Siempre tuyo.

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera

Corona o Reino de Aragón