Entradas

Mostrando entradas de abril, 2013
Se oasis en el desierto, luz en la tiniebla, sonrisa en la tristeza

De aniversarios

Hoy se cumple un año de una locura colectiva que movió Roche con Edimburgo pasando por París y Brasil. Un año en que decidimos revivir con un amigo eso que no pudimos vivir juntos. Con engaños y mentiras los atrajimos hasta nuestra red para vivir con ellos (Pues hace un año nuestro amigo se había ya multiplicado en dos) su boda. Durante meses preparamos a conciencia la sorpresa; tanto que nuestros amigos llegaron a pensar que había problemas con ellos ya que el miedo a que se escapase algo llevaba a conversaciones cortas y despedidas rápidas.

Hasta que al final, hoy hace un año y sin que salieran del shock en el que se encontraba; se vieron conducidos ante un maestro de ceremonias que los tiene por familia, rodeados de su otra familia. Esa que nace de la amistad, para compartir con ellos la alegría de su vida en común.

Y como aquella fue nuestra boda; hoy les felicito nuevamente. A él por haber encontrado una mujer maravillosa que lo hace feliz; a ella por saber llevar, aguantar y co…

De goles y paro

En la Isla de los Gatos

Fat se dejó caer en el suelo, en redondo, como era. Y el estruendo sacó de su ensoñación a Montesimios; que se había quedado oteando el horizonte como si pudiera descubrir las patillas de Hernán en la lejanía.
-¿Realmente se hará con las mujeres? –preguntó al fin el sevillano. -¿Lo dudas? Deberían llamarlo el camaleón. Es una alma libre, un actor de la vida. Allí dónde va hace lo que quiere y lo hace sin molestar a los que no quieren que se haga lo que hace, pero lo hace. Y ahora lo hará. Se hará con las mujeres y los hombres como se ha hecho con los gatos –Montesimios lo miró con cara de sorpresa -¡Por Dios que dejo de comer si cuando lleguemos allí no están todos de fiesta! –Jappy quiso preguntar, pero no le dio tiempo –En marcha.
Los cuatro hombres: sir Charles, D’Orange, Montesimios y el propio Fat comenzaron su andadura por una selva cargada de peligros acechantes. Ojos felinos que, escondidos en la maleza, seguían sus pasos por el estrecho sendero de gatos que recorrían. Fat …

Día el Libro

Imagen
Siempre fui lector. De los que beben historias hasta hacerlas suyas y crecer en cada página. Tanto que sé que la existencia sin un libro carece de sentido, pues en las letras encontramos aquello que completa nuestra propia existencia: aventuras, fantasía, odios, ira, humor, sueños, anhelos, razones...

Ahora, cuando estoy al otro lado y soy yo quien plasma en un papel todos esas cosas, sé que hay algo mucho más importante que la lectura: el escribir. Desde que el hombre es hombre, tuvo necesidad de dejar un recuerdo físico de sus pensamientos, de sus ideas, de sus aventuras, fantasía, odios, ira, humor, sueños, anhelos, razones... una espiral de experiencias que, con otras muchas compartidas por otros muchos, nos permiten ver el mundo de forma diferente. Más abierto, más pleno.

En cada libro subyace un pensamiento, una vivencia de su autor que desea compartirla con todos. O con nadie. A veces, solo hace falta dejar plasmado en un folio los fantasmas que nos atormentan. Pero aún así, cad…

De búsquedas

Creo que ha llegado el momento de plantearse acabar con la soltería; que uno está ya a punto de cumplir los 35 y parece obligado. Así que, como en mi mundo cercano no encuentro quien cumpla mis muchos requisitos he decidido dar el salto a las redes y probar esas web de contactos que, quizá por mi soltería cuasi eterna, se anuncian en Google cada vez que entro a buscar información sobre el color de la cacatúa saharaui.

Y lo primero que he visto es que me tengo que definir: soy hombre, busco mujer. Bien. Segundo paso: di algo de ti. De mi en este caso. Eso es más sencillo, es fácil definirme en pocas palabras. A saber:

Lector empedernido, semicalvo, bajo y de oronda figura, como Sancho, de buen corazón y mejores gustos. Cadista, historiador y friki. Se busca señorita que lea.


Y con eso a esperar; seguro que mañana ya tengo 2371 mensajes de personas interesadas.

The Blues Brothers -- Hey Bartender

Imagen
Se cumplen los 35 años del nacimiento de The Blues Brothers. Disfruten de un grupo mítico:

El atentado de Bostón

El atentado de Bostón ha dado mucho que hablar estos días. Desde aquellos que recordaban las nefastas consecuencia del 11-S a los que hablaban de las teorías conspiratorias que tanto juego dan en Estados Unidos desde la explosión del Maine. Y, por supuesto, todos los que alzaban la voz diciendo que esto ocurre en Irak todos los días multiplicado por diez. Y es cierto. En Irak, en Siria, en Pakistan, y en otros muchos lugares se producen atentados a diario. Igual que muchos niños mueren en África a causa de las guerras pero, aún así, hay diferencia.
Una diferencia que no radica en que la vida de un estadounidense valga más que la de un irakí –ninguna vida vale más que otra-; sino por la excepcionalidad del hecho. Irak sufre una guerra religiosa desde hace años, desde antes de que las tropas aliadas entrasen para terminar con Sadam. Mientras que en Estados Unidos, los atentados terroristas son absolutamente inusuales. Es más, pocas veces ha sufrido ataques contra la nación –todo ataqu…

Juan de la Cuesta

Llevo unos meses trabajando con la Dra. Mercedes Agulló en su estudio sobre impresores madrileños. Y lo cierto es que, lo mejor de todo, es lo mucho que voy aprendiendo sobre el mundo de los libros. Cierto que el trabajo es sobre Madrid; pero Mercedes es una enciclopedia andante a la que, en no pocas ocasiones, saco de quicio con mi falta de conocimientos. Pero mientras ella me riñe entre bromas, yo aprendo. Lo suficiente como para saber que el más importante Juan (de la) Cuesta que ha dado este país, no es el famoso presidente de la comunidad de vecinos más loca de la televisión; sino el impresor del Quijote. 
Además de su labor como impresor, también fue autor del Libro y Tratado para enseñar leer y escriuir breuemente y con gran facilidad correta pronunciación y verdadera ortographia todo Romance Castellano, y de la distinción y diferencia que ay en las letras consonãtes de vna a otras en su sonido y pronunciación (1589); quizá algo tuviera que ver el hecho de que, desde el año an…

De lemas

La Edad Media es muy dada a discursos épicos y a gritos de guerra que se extendieron hasta convertirse en parte de nuestra historia. Quizá el más conocido de todos sea el Santiago y cierra España lanzado al aire, por primera vez, en las Navas de Tolosa y que causó pavor en toda la Europa de los Austria: desde Napolés hasta Flandes. Un grito que conllevaba honor, lucha, fuerza, fe, fidelidad a la corona, testarudez, casi  Luchar hasta la muerte como en Rocroi. Superar la adversidad como en las Navas. Apoyarse en el hombre del soldado que luchaba junto a ti para avanzar un paso sobre otro hasta caer sobre el enemigo.

Sin embargo, hay gritos menos conocidos, como el que lanzaron cientos de gaditanos y jerezanos cuando, cogidos de la mano, realizaron cabalgadas en tierra de moros. Cuando marcharon a Berbería buscando riquezas y sangre. Un grito tan diferente que saca la sonrisa al escucharlo: Lanza y oro. 
Los gaditanos, aquellos que llevaron el terror a las costas vecinas, extendieron su…

De imágenes

Imagen
Soy demócrata. Por eso si la mayoría de la población eligiera, en elecciones libres, una república, lo aceptaría y la consideraría mía y la defendería mientras se mantuviera intacta la democracia. Pero tengo que reconocer que los movimientos republicanos actuales no me gustan, ya que dan por hecho que la república tiene que ser de izquierdas y eso ha hecho que los partidos de esa ideología se la apropian. Como yo no me considero de izquierdas, me siento excluido totalmente de estos movimiento y tengo que reconocer que ello me produce cierta animadversión hacia el advenimiento de una república, si está tiene que ser, si o si, comunista.
Pero, dicho lo anterior, hay algo que sí me da miedo. El ver imágenes que recuerdan a otras épocas y a movimientos totalitarios y fascistas como las que se vieron en Madrid. Obviamente es una minoría frente a una gran mayoría, pero aún así no deja de recordarme los peores momentos de la historia. Con una estética paramilitar, con rasgos fascistas tan s…

En tesinado

Imagen
Y esta es la única imagen que ve alguien que está terminando su tesis un sábado por la noche. Ya va quedando menos. Algún día volverá la pila de libros a la estantería, el archivo pasará a mis directores de tesis y yo respiraré tranquilo hasta que toque hacer las revisiones y leerla. Aun quedan unos meses, no creo que pase mucho tiempo antes de que pueda verla concluida porque ya comienzo a cubrir huecos vacíos, a completar algunas cosas y a corregir aquellos datos que hoy sé que son erróneos de mi tesina.
Cuando concluya me quedará el recuerdo de muchos años de trabajo -más o menos intenso- y de un vasto conocimiento sobre el Cádiz medieval que me lleva a conocer más la vida de individuos que murieron hace 500 años que la de algunos conocidos. Pero sobre todo la satisfacción de haber cubierto un hueco en la historiográfia local, dando espacio y nombre a aquellos que tantas cosas hicieron por mi ciudad.

Ciudades milenarias

Esta semana nos levantamos con la sorpresa de que la ciudad de Cádiz quedaba excluida del plan “Ciudades Milenarias”, que la Junta de Andalucía va a iniciar para potenciar el turismo en Córdoba, Sevilla, Málaga y Granada. Inmediatamente saltaron las voces acusando de partidismo a la decisión, obviando que las cuatros ciudades mencionadas también están gobernadas por el PP. Es cierto que, el mismo día que la noticia saltaba a la prensa, el gobierno andaluz reculaba incluyendo a la ciudad más antigua de Occidente dentro del plan de ciudades milenarias.
Pero el olvido debe hacernos pensar en la situación turística de Cádiz. La ciudad cuenta con todos los condicionantes para ser uno de los mayores de reclamos de Andalucía. Sin contar con la magnificencia de elementos singulares como la Alambra o la Mezquita, muestra un centro histórico único en el mundo. Un lugar en el que puedes pasear por una ciudad que ya lo era en el siglo VIII a.C., y que tiene restos que te permiten hacerlo: Desde …

Talón de Aquiles

Definitivo. Mi genial genialidad y perfección tiene una imperfección para no causar envidias en los mortales que los hagan más imperfectos. El Padre Creador, el señor de los Olimpos, el Baal del Monte Saphon, viendo la magnitud de su creación decidió dotarme con un talón que, como el de mi primo Aquiles, sirviese de botón de apagado. Pero en un intento de innovación, decidieron que la mejor manera de que no extendiese mi infinita sabiduría, mi elemental belleza y mi mordaz humor por el mundo era evitar que viese a la luz del sol. Así que, cual vampiro de Crepúsculo pero sin brillos corporales -ya brilla mi grandeza-, la lumínica incandescencia de Ra termina con mi genialidad.
Tal vez sea un intento de enviarme al norte, donde los dioses vikingos campan a sus anchas solicitando sangre para el banquete de Odin; y donde un dios de la alegría, la belleza y la inteligencia como yo es más que necesario. Pero, por Tutatis, se vive demasiado bien en el sur... Hasta aparentando ser uno más d…

El presidio de Santa Catalina

Imagen
El castillo de Santa Catalina de Cádiz tiene una larga historia dese que, en 1596, tras el asalto anglo-holandés que asoló la ciudad, Felipe II ordenase su construcción. La fortaleza estrellada que cierra la Caleta, fue proyectada por el ingeniero Cristóbal de Rojas (y sirvió de base para una larga red de fortificaciones americanas, por cierto). Sin embargo, desde que fuera concluida su construcción en 1621 hasta la actualidad, pocas veces sintió necesidad de actuar para lo que fue concebido, esto es, defender la ciudad. 
El mayor aprovechamiento de este enclave espectacular de la ciudad ha sido el de presidio militar. Entre sus muros han sido recluido grandes generales españoles, como Sanjurjo o Dulce (uno de los grandes militares durante el reinado de Isabel II); próceres de la independencia americana como el mexicano José Mariano de Abasolo; padres de la cultura patria, como Giner de los Ríos, fundador de la Institución Libre de Enseñanza, que tanta importancia ha tenido en la cul…

En la Isla de los Gatos

Los tres hombres corrieron por el campo, hacia el lugar en el que los sonidos se hacían más fuertes. La vegetación golpeaba sus piernas, y el orondo capitán comenzó a boquear cual vaca vieja en su desesperada carrera. El camino giró abruptamente y mostró ante sus ojos el estrecho cauce de un riachuelo.
-Por el river- gritó sir Charles, saltando sin mojarse el corto margen que le separaba del otro margen. -¡Ni de coña! –Fat se detuvo repentinamente, en seco, delante de D’Orange, que no pudo detener su carrera. -Mis disculpas, capitán- tendió la mano al gordo líder de La Marabunta, ahora mojado, que balbuceaba inconfundibles blasfemias en el charco, más que río, que quedaba bajo su gruesa barriga.
Mientras los dos nobles caballeros trataban de elevar en volandas al bajo capitán un sonido les obligó levantar el rostro, perlado de sudor por tamaño trabajo que se traían entre manos. Soltaron el cuerpo y tomaron las espadas cuando una masa informe de algo cayó sobre ellos. Dos veces más ha…

Humo

La vida no siempre es como esperamos que sea. O, al menos, eso pensaba él. Tímido y retraído, había aprendido a superar sus miedos al ridículo a base de bien, y ya nada quedaba del chico regordete que corría a esconderse en los recreos del colegio. Del niño que, agazapado en el aula, había ido aprendiendo a ser sombra de sí mismo. Durante años, a sí mismo, se repetía: soy humo. Hasta convencerse que no era más que eso, un gas oscuro que cubría su realidad. Y cuando llegó a comprender cuanta verdad se escondía en su mantra nocturno, cambió. Dejó de ser el vergonzoso niño que fue para convertirse en otra cosa. Dejaba que las bromas salieran de su boca, que la sonrisa se mantuviera perenne en su rostro. Un rostro que hacía mucho que había dejado de ser el suyo.  Y aquella mañana, frente al espejo, volvió a darse cuenta.
-Ahora si eres humo- se dijo a si mismo antes de salir del baño camino del trabajo.
Y tenía un trabajo que odiaba, rodeado de personas anodinas y tristes que, como en el…

Crazy -- Willie Nelson

Imagen
Crazy
Crazy for feeling so lonely
I’m crazy
Crazy for feeling so blue

I knew
You’d love me as long as you wanted
And then some day you'd leave me for somebody new

Worried
Why do I let myself worry?
Wondering what in the world did I do.

I'm crazy for thinking that my love could hold you
Crazy for trying, crazy for crying and crazy for loving you.

Transportes imposibles

Imagen
La televisión tiene algo curioso. Y es que el programa más simple puede resultar atractivo por una razón desconocida. Y temas tan lejanos como el transporte de materiales extraños por Estados Unidos puede atraparte ante la pantalla. Algo así me pasa con “Transportes imposibles” y “¿Quién da más?”, ambas de Energy.
El primero es un docureality sobre varios transportistas que cruzan el país con cargas extrañas: desde un misil termonuclear ruso, hasta estatuas de hamburguesas gigantes. Sus problemas en los viajes, las rivalidades entre ellos, las bromas,… Realmente estamos ante un programa blanco, como “¿Quién da más?” que muestra subastas de trasteros en diversos estados de América, en el que la ficción y la realidad se dan la mano pero que, quieras o no, te hace pasar un buen rato frente a la televisión. Ya ha ocurrido con otros programas parecidos, como “Esta casa era ruina” –que Antena 3 adaptó en España-, o ese en el que un conocido chef intenta reflotar bares, que ha sido adaptado…

Dignidad

Cádiz anda revolucionada con un vídeo grabado hace dos años por un menor. No sería nada del otro mundo si no fuera porque se ha convertido en Trendip Topic en Twister y porque en él se muestra a una chica de 13 años –entonces- haciéndole una felación a su ¿novio? ante dos amigos.  Y Cádiz, que siempre ha sido extrema en sus actuaciones se echa las manos a la cabeza porque el video ha destrozado la vida de la chica. Pero la realidad es que todos los protagonistas del vídeo destrozaron su vida solos hace dos años. La destrozaron desde el momento en el que ignoraron la infancia que aún debían vivir para creerse adultos; sin saber como debe vivir un adulto.
El problema no es solo el vídeo y la imagen que de él se desprende de sus protagonistas. El verdadero mal radica en los valores que acompaña a una adolescencia que ha crecido bajo el granhermanismo. Donde se superpone el edredoning al trabajo para alcanzar los objetivos. Y muchos de “nuestros niños”  están creciendo educados en una te…

Memorias de la Guerra Civil

Cuando uno escribe y, además, es historiador, tiene la suerte de que, a veces, alguien le entrega un pequeño retazo de historia real. Y algo así me pasó hace menos de un mes, cuando una compañera de inglés me dejó un pequeño cuadernillo hecho de páginas amarillentas y escrito a bolígrafo. Que, desde sus primeras letras, me arrastró a seguir leyendo. Con letra casi infantil y cargada de faltas ortográficas, me encontraba ante una suerte de “Saco de canicas” (Joseph Joffo) mezclado con “El niño con el pijamas de rayas” (John Boyne) y la crudeza de “El diario de Ana Frank” pero tan cercano en el tiempo y el espacio que se hace desgarrador.
Con un Estas Son las umildes Memorias de A.P.V. y lo que sufrio L.P.I. y su familia en [pueblo] probincia de Cadiz desde el 18 de Julio 1.936 asta ABRIL del 1.939 eso fue solo el paso de la gerra civil Española que transcurrieron 3 años el autor de estas memorias te cuenta sus desgarradoras vivencias, en primera mano, alejado de las connotaciones polít…

En Alejandría

-Voy al baño -dijo el medievalista más para sí que para sus contertulios, pues nadie se sentaba con él aquella tarde.
Se levantó y caminó tranquilo por la cafetería mirando las fotos que colgaban de las naranjas paredes, con la mirada de quien no entiende el arte contemporáneo.  Subió los dos escalones que separaban el bar de la librería y se encaminó al baño de hombres. Un pequeño habitáculo, escondido tras un tabique, junto al femenino en el que una cisterna se oía correr en ese momento. Se detuvo a saludar a la joven librera que regentaba el negocio y esperó que a saliese la inquilina del baño de mujeres: una pequeña manía de cuando estudiaba. Cuando la niña, pues era una niña la que salió del baño, pasó junto a él, le sonrió y se dirigió presto a vaciar la vejiga.
-¿Tienes el segundo libro de Manolito Gafotas?- escuchó el medievalista antes de entrar al baño. -Sí, claro – la librera se dirigió al fondo de la librería, junto a las mesas de la zona infantil y rebuscó entre los estant…