De la mujer

Hoy es el día de la mujer, pero no hay nada que celebrar. No mientras siga existiendo la desigualdad manifiesta entre "ellas" y "nosotros". No mientras la lucha por la igualdad se siga centrando en el lenguaje políticamente correcto y en el establecimiento de políticas de discriminación positiva, porque, al fin y al cabo, no es más que discriminación.

Para acabar con la situación actual, que se agrava cuanto menos desarrollado sea el país, sólo hay una solución: educación y formación. Es fundamental el acceso de la mujer a la escolarización, porque eso le dará recursos para salir de la pobreza y la exclusión social; pero también para poder elegir su destino sin imposiciones.

En un mundo donde el 70% de los analfabetos y de los pobres son mujeres (casi 700 MILLONES DE PERSONAS) aún queda mucho por hacer como para celebrar el Día de la Mujer. Un día, que por si sólo, ya demuestra el machismo de nuestra sociedad, que diferencia a las personas según su sexo: no hay que celebrar un día, hay que trabajar a diario para lograr una igualdad que es de justicia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera

Corona o Reino de Aragón