De Cabrón a Caper

Se van cerrando los plazos para la aparición en las librerías de las nuevas venturas de mi muy amado Pedro Cabrón, y es ahora cuando llega uno de los momentos cruciales: testar el título que acompañará a la criatura en su andadura. Y en estos días, por fin, tenemos una idea aproximada de cómo se llamará la segunda parte de "Llamadme Cabrón. Historia de un pirata":

"De Cabrón a Caper, el fin de una leyenda"

Haciendo alusión a la transformación que sufrió el apellido de Pedro cuando sus males y pecados contra la humanidad, el reino y Cádiz cambiaron la visión sobre él. Cuando su apellido, otrora noble y cargado de prestigio, cambió en boca de sus convecinos hasta convertirse en el insulto que hoy. Pedro Cabrón, llamado el capitán Macho Cabrío por sus enemigos, fue encubierto bajo el sobrenombre de Pedro Caper por los que aún le respetaban por su valor e inteligencia en la guerra.

Fue entonces, en la vida que estás nuevas páginas recorrerán  cuando el hombre desapareció bajo el rostro del monstruo. Cuando Cabrón, el temido Cabrón, quedase oculto para siempre en el halo de la cruel leyenda que le persigue. Y con él, junto al temible pirata, nos adentraremos en el fin de una época, el de los hombres como él que vieron como el descubrimiento de América, la aparición de nuevos enemigos y la desaparición de la frontera con el moro, transformaban para siempre el mundo que se conocía para abrir paso a uno más extenso, en el que los corsarios y piratas europeos fueron dejando paso a los aventureros americanos. Donde el Estrecho, ese Estrecho que fue puerta de dos mundos, quedo al lado para darle a Cádiz un nuevo destino: Las Indias que llevarían a al ciudad a ser la más importante urbe de Occidente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera

Corona o Reino de Aragón