Y teniéndolo todo, aún sin tener nada: su sola mirada colma mi alma

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera