¡que vientecito más bueno!

En días como hoy, de vientos racheados tirando a locura intensa, me entran ganas de ver cine clásico



Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera