Olaf el vikingo


Será que estoy aburrido o que algo en mí quiere volver a la infancia, pero llevo unos días recordando a uno de esos personajes que acompañaron mís días de "jovenzuelo" gracias al Diario de Cádiz. En aquellos años yo ni sabía de política ni ganas tenía y prefería pasar mis horas muertas con otras cosas. Entre ellas las aventuras de Olaf el vikingo, de Dik Browne y que ahora continúa su hijo Chris.

No sé porqué ahora he vuelto a él, a revisar las miles de viñetas que aún conservo en alguna carpeta vieja, o a bucear por internet buscando las nuevas. Quizá, la razón sea que, en el fondo, parte de mi forma de ser bebió durante años en las enseñanzas del viejo vikingo barbudo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera

Corona o Reino de Aragón