Estoy vivo...

Estoy vivo, me han abducido otros quehaceres, pero prometo que pronto volveré... con ganas, con fuerzas, con más o menos gracia -normalmente menos- y contando cosas para nada interesantes, como suelo hacer. Me gusta hablar sin más, sin razón, sin un hilo, sin un lugar al que llegar porque para qué.

Mientras regreso, disfruten de la Champion ya sin intereses patrios: a lo mejor, ahora, comenzamos a hablar de cosas interesante en los bares.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera