Indignado...

Hoy lo han logrado. Han logrado que comience el día con un mosqueo que para mi se queda. Porque si no soporto la vaguedad y la incompetencia, menos aún soporto que a eso se una a la falta de educación. Y cuando se unen las tres cosas, al final, acaba uno explotando. Puedo entender que no des más de ti porque la inteligencia de todos es más que limitada, pero eso se suple con esfuerzo. El problema radica cuando no se intenta ser mejor y, para colmo,  lo complementas con una falta de educación que raya lo absurdo.

No es de recibo que, si alguien a tu lado, está teniendo una conversación de trabajo, éste tenga que acabar pidiendo disculpas por no poder atender a su interlocutor por las risas y "gracietas" del incompetente de turno. No es de recibo que tu, funcionario que has llegado a tu puesto sin merecerlo -lo que no suele ocurrir siempre-, o que te has lavado las manos una vez el sueldo se ha hecho fijo -lo que tampoco suele ocurrir siempre-, vengas  a reírte de los que no somos funcionarios y tendemos a intentar cumplir nuestros horarios y, sobre todo, realizar nuestro trabajo lo mejor que podemos.

Y cuando las burlas y bromas se repiten día tras día y ves que personas muy competentes están en las listas del paro mientras estos pocos aprovechados, que manchan el nombre de los funcionarios, viven entre cafés y paseos; es entonces cuando uno no puede más y se calla por educación mientras por dentro solo piensa "una regulación os hacía yo a vosotros, a ver si seríais tan bromistas cuando vierais que son vuestras barbas las que se mojan en las colas del Inem"

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera