Y esta noche...

Esta noche me voy a disfrutar de uno de los mayores placeres que da la vida: una buena ópera. Rigoletto, de Verdi.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera