Ir al contenido principal

Cádiz ante el Bicentenario

Se supone que estamos en el año culmen de Cádiz. El bicentenario debería ser la oportunidad de nuestra ciudad de dar un salto adelante y hacerlo, además, en mitad de una crisis económica sin parangón desde la del 29. Pero, en contra de lo que pueda parecer, el Bicentenario que ahora celebramos se quedará a medias. Es cierto que tendremos Cumbre Iberoamericana y que, si acuden todos los presidentes previstos, eso nos pondrá en el centro de la información política internacional durante unos días. Y eso me hace pregúntame ¿Qué se encontraran los políticos y periodistas que lleguen a nuestra ciudad?

1º.- Lo más llamativo, sin duda, será el esqueleto del segundo puente (me niego a llamarlo “La Pepa”), que no estará terminado en 2012 y, algo me dice, tampoco en 2013. Y junto a él unos astilleros que desde hace años se hayan moribundos y huelen a muerto. El caso del astillero sevillano puede ser un aviso de que nuestra industria principal está a punto de cerrar.

2º.- La alta velocidad no habrá llegado a la ciudad. Seguirán tardándose casi dos horas de Sevilla a Cádiz (casi 45 minutos de Jerez a Cádiz) lo que hace que la ciudad siga marginada de las principales rutas de transportes del país-sigue siendo absurdo que no exista un corredor ferroviario entre Cádiz y Algeciras-, lo que nos sitúa a la cola del sector turístico, con un aeropuerto de juguete y cada vez con menos vuelos.

3º.- La ciudad no se ha modernizado. Se ha perdido la oportunidad de abrir el puerto a la urbe. Tal vez con la gran plaza que proponía el PSOE. Ya jamás se podrá realizar debido al aparcamiento subterráneo. Tampoco se ha producido mejora en el puerto, cada vez más volcado al turismo que recibe a los cruceristas en infraestructuras tercermundistas y no propias de la ciudad más antigua de Occidente –y, por tanto, con un potencial turístico-arqueológico excepcional-.

4º.- La ciudad sigue anclada en el pasado, y cada vez más envejecida, pues los más jóvenes están huyendo en busca de un futuro que aquí no hay; o porque los precios de las viviendas se vuelve prohibitivos. La ciudad está vieja, se cae por más que se le haya dado un lavado de cara (algunas rehabilitaciones integrales y mucha pintura externa), pero desde las infraestructuras, hasta los transportes están antiguos.

5º.-No ha sabido abrirse a la bahía y las rivalidades entre los ciudadanos de unas y otras poblaciones, además de ser vergonzosas, son dañinas para nuestra economía. Para colmo los políticos no parecen querer ve que la única solución es la creación real del área metropolitana y la unificación del entorno Bahía en un único ente administrativo.

6º.- Culturalmente la ciudad tampoco verá una mejora sustancial respecto a otros años. Ninguna novedad y una nueva Regata que no volverá a ser como la de 1992. No se crean nuevas infraestructuras museísticas (el Museo del Carnaval, personalmente, no lo cuento porque no sé cuando se terminará ni que contenido tendrá), alguna restauración que llega por los pelos (Oratorio) y la reapertura de un Museo de las Cortes que no puede considerarse tal. Y la oferta cultural más de lo mismo, seguiremos yendo a Jerez o Sevilla en busca de teatro de calidad.

En definitiva, el año se nos presenta bastante negativo. La publicidad institucional y el exagerado gaditanismo del gaditano nos hará creernos importantes pero nuevamente hemos perdido el tren

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Ni Aragón, ni Cataluña, ni Valencia son entidades anteriores a la Edad Media. Hasta 1163, con Alfonso II, no se distinguirá entre reino y corona de Aragón. En la Corona tendrán cabida todos los reinos, condados y señoríos que guardan algún tipo de dependencia con el rey aragonés. Esta existencia de diversas entidades autónomas en muchos aspectos, solo es entendible desde la expansión territorial a costa de los reinos musulmanes del sur. En esa expansión los nobles irán recibiendo tierras y beneficios. Expansión que acabará chocando con la realizada por el condado catalán.

Con respecto a Cataluña, entrará a formar parte de la corona después del casamiento de Petronila (hija de Ramiro II de Aragón) con Ramón Berenguer IV, conde de Cataluña, quien, a pesar de ejercer como tal, no toma el título real.
Durante el siglo XIII la Corona de Aragón continúa con su política expansionista hacía el norte, pero tras el Tratado de Almizrad de 1244 y la derrota de Pedro el Católico en Muret, la ex…

Nihil cognitum quin praevolitum

Ando leyendo "Niebla" de Unamuno, y su frase Nihil cognitum quin praevolitum (Solo se conoce lo que se desea) me ha llamado la atención por la verdad que se esconde tras ella. Yo también, como don Miguel, creo que sólo el deseo nos hace crecer, conocer, amar, avanzar. Mientras que desear lo conocido nos convierte en conformistas estancados en nuestras vidas. Nos impide abrir nuestras mentes y mirar más allá de nuestros limites existenciales.
Desear algo, luchar por conseguirlo, o construirlo con tu propio sudor, es el verdadero motor del crecimiento humano. Y, cuando ya lo conoces y sabes si es lo que buscabas o no, hay que seguir adelante. Así, hasta el último día de nuestras vidas.
Sin pensar si lo alcanzado terminó en fracaso o triunfo ya que, cada deseo conocido, nos hará más ricos, sabios y. por tanto, mejores. Nos habrá obligado a avanzar conociendo nuevas metas, abriendo nuevos caminos. Así que, como Augusto, yo también me digo en mi vida Nihil cognitum quin praevoli…

Sin comentarios

En este blog no se come por comentario, de hecho eres libre de expresar lo que quieras y opinar lo que quieras mientras no insultes a nadie que no sea yo. Y, quizá, algunos os preguntéis a que viene esto cuando precisamente no son muchos los comentarios que se leen en estas páginas. Y es que no hace referencia a este rincón, sino a esos otros en los que los comentarios son censurados por llevar la contraria al dueño del garito, mientras se permiten insultos fáciles a cualquiera que pase.
Por aquí pueden pasar, comentar si lo desean o no hacerlo si es lo que prefieren. No importa. Lo único que importa es mantener la libertad de expresión en esta red de redes que nos une a lo largo del planeta. Aquí y en todos los demás lugares es nuestro deber defenderla.