Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

El monje

El ambigú

Ayer (¡ahora mismo!) un comentario me recordaba uno de esos programas que, también por culpa de un hermano mayor demasiado dado a la música "diferente" (lease musica no comercial), acabé escuchando. Realmente no con él, sino en la biblioteca, entre libros y cuando los investigadores no venían o se iban. Una buena forma de pasar las últimas horas, hasta que hace algo más de un año RNE decidió que el programa no interesaba, que el presentador Diego Manrique era demasiado viejo, o vaya usted a saber qué. A

Así que hoy, que ando un poco desganado por muchos motivos, traigo el recuerdo del disco perdido de Neil Young, que me ha recordado Pedro en su comentario, y lo comparto con todos ustedes, recordando un pasado reciente que ¡maldita sea mi estampa! comienza a hacerse melancolico.




A la carta > Radio > Radio 3 > El ambigú > El ambigú - El disco perdido de Neil Young - 07/07/10

La Pepa

Imagen
Como cruel y física burla de lo que somos y del destino que nos espera, el esqueleto del segundo puente sobre la bahía de Cádiz nos mira desde el mar para recordarnos lo que será el 12 que se avecina, y que no es más que un retorno a nuestro pasado: obras grandiosas enmarcadas en los sueños de unos pocos y que por falta de dinero se eternizan en el tiempo. Queda muy poco para el gran año de Cádiz y, como ya pasará 100 años atrás, algo me dice que será flor de un día, papelillos lanzados al cielo que se ven hermosos y grandiosos y que, caídos en el suelo, muestran su cruel realidad: nacieron para iluminar rostros durante un segundo, y pegarse a desgastadas suelas de zapatos desparramados por el suelo.
Lastima de Cádiz, que sigue creyéndose grande y no es más que el borroso reflejo de lo que un día fue.

Like a Hurricane --> Neil Younge

Dormir con hermanos mucho mayores que uno lleva a que tus gustos musicales difieran bastante de los de tu generación. En mi caso, entre otros como Bob Dylan, mi hermano me metió el gusanillo por Neil Young y no sé porqué hoy tengo ganas de compartir algo de él.


Antonio López

Imagen
Quién más quién menos, todo gaditano que se precie ha transitado alguna vez por la calle Antonio López, esa que subiendo desde plaza España muere en Mina junto a la recién restaurada Casa Pinillos. Pero quizá sean menos quienes sepan que Antonio López López fue hijo de una pescadera de Comillas (Santander) y huérfano de padre. Aquel joven Antonio, nacido humilde el 13 de abril de 1817, llegaría a Cádiz con unos 10 años, enviado por su madre a trabajar con unos parientes y realizando una “ruta familiar” que le llevaría también a Lebrija y Jerez. Seguramente fuese en los cuatro años que malvivió en la ciudad –durmiendo acurrucado bajo el mostrador de la tienda de sus familiares- cuando llegó a la conclusión de que debía partir a las Indias, hacer fortuna y enriquecer a su madre y hermanos. Sueños infantiles que, llevados a la realidad, superaron con creces las expectativas, pues aquel jovencísimo Antonio López acabaría sus días como Antonio Víctor López del Piélago y López de Lamadrid,…

Semana 2

Ya han transcurrido dos semanas desde que el juez ejecutor dictó mi sentencia. Notó que mi cuerpo comienza a bailar en mis propias ropas como una cruel burla del destino. Una alucinación en medio del desierto, me temo, pues el tiempo transcurrido desde que fuera privado de alimentos no debe ser suficiente para menguar mi yo.
Me siento como un viejo elefante ante la llegada del nuevo amo de la manada y me escondo en un rincón para ingerir los pocos alimentos que el torturador me deja en la ventana para la mañana, temoroso de que alguien venga y me los quite.

El monje

Ocurrió en el dos

Post-20N: País de vencedores y vencidos

Que poco hemos cambiado

Con esto de la lluvia poco se puede hacer, y como los amigos quedan en casas de amigos para beber, yantar y bailar y yo no puedo las dos primeras y no quiero la tercera, llevo dos días encerrado en casa -con las honrosas excepciones de ver Amanecer I, acudir a Carranza a pedir que boten a José González,  y acudir hoy a votar-. Y ante eso, y como uno es raro amén de gordo, me ha dado por relerme el Tumbo de los Reyes Católicos y la IV Década de Alonso de Palencia. No por locura innata, sino por encontrarme otra vez sumido en la tesis y terminando el primer borrador de las relaciones de Cádiz con Canarias.

Y aquí, que en esta lectura de domingo mañana, me he topado con uno de esos textos que bien podrían ser aplicados hoy en día, pues decía así Alonso de Palencia:
Aunque se decía que estaba dispuesto el dinero para realizar rápidamente la expedición, llego tarde y tras muchos inconvenientes. Y es que no se tomaban las debidas precauciones con la rectitud que conviene a los reyes, sino …

Jornada de reflexión

Jornada de reflexión, reflexionemos sobre las cosas que realmente importan y recordemos que mañana habrá cuatro españoles que no podrán ir a votar porque se encuentran en manos de secuestradores por culpa de su deseo de cambiar al mundo.

Allí dónde estén y pesé a que la prensa se haya olvidado de ellos, aún hay quienes les recordamos.