Medicos sin frontera


Mucho ánimo y mucha fuerza a la familia y los compañeros de las dos cooperantes españolas secuestradas en Kenia mientras trabajaban para ayudar a los más necesitados de la cruenta y larguisima situación que se vive en la zona.

Y fuerza  a los miembros de Medicos sin Fronteras que han tenido que tomar la durisima decisión de abandonar a su suerte a los refugiados. Espero que pronto vuelvan a sentir que "sus medicos" están cerca.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera