Se acabó lo que se daba

30 de junio de 2011. Se acabó lo que se daba. Después de casi tres años sin parar de trabajar hoy esto llega a su fin. Cerramos, hasta nuevo aviso allá por septiembre, siguiendo los designios propios de un centro académico como el que me acoge. Dos meses, 61 días, de vacaciones forzadas, de parón no deseado que me lleva hoy a plantearme lo que está por venir. Dos meses de largos paseos por la playa, tertulias a la luz de la luna, siestas en las horas de calor y mucho Tour de Francia para un amante del ciclismo televisado como soy.

Dos meses de no tener que decir "me voy que mañana trabajo", dos meses de no tener que excusarme con un "no puedo ir, a esa hora curro", dos meses sin la rutina laboral a la que me he acostumbrado desde hace demasiado tiempo.

Pero también serán dos meses que me vendrán bien. Para descansar, escribir tranquilo los dos o tres proyectos que tengo en marcha -entre ellos uno que me divierte: mi primera obra de teatro, con ayuda, eso sí, de la directora que lo llevará a escena en un futuro próximo-. También para avanzar con mi tesis, tan parada en los últimos años y que ya comienza a arrancar dejando personajes que, quizá, pronto vean la luz en este mismo rincón y que tan desconocidos me resultaban.

Meses para pasar con amigos y familia, para visitar los archivos que necesito, y también para dar alguna escapadita diferente como la que en dos semanas me llevará a la recreación de las Navas de Tolosa donde, junto a los compañeros de la Fortún de Torres, participaré en las milicias castellanas de tan importante batalla.

En fin, que si jamás supe lo que es el síndrome post-vacacional, y después de haber sufrido el pre-vacacional, creo que mi mente se ha adaptado al cambio y durante los dos próximos meses recobraré fuerzas para volver con ganas.... a otros menesteres, pues mi mayor hobby que es este blog, seguirá en macha.


Comentarios

INÉS ha dicho que…
Ufffff Javi que sustito me he llevao, por un momento pensé, que cerraba el blog por vacaciones..
que haríamos tus seguidores sin ti aquí en el blog? Eso Sí, te deseo unas MUY FELICES VACACIONES, te las mereces. Aunque Javi eso sí, entre paseos por la playa, reuniones con familia y amigos etc... no dejes de seguir creando esas cosas tan maravillosas que escribes, tus investigaciones sobre la historia tu ingenio y tu arte. Ya estoy impaciente por conocer tu obra de teatro. FELIZ VERANO.
Javi Fornell ha dicho que…
Tranquila por eso Inés, cuando vea que no se actualiza durante meses, brinda por mi alma: estaré muerto.

Y gracias por los ánimos que siempre das.

Entradas populares de este blog

Nihil cognitum quin praevolitum

Corona o Reino de Aragón

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera