Domingo de Carnaval

Navarro se levantó sobresaltado al escuchar la noticia. Echevarría había abierto la puerta sin llamar, como siempre, pero su rostro ya indicaba que algo ocurría. Lanzó una carpeta sobre la mesa y Navarro vio las imágenes que se habían esparcido sobre el tablero. Cogió una de ellas levantándose para mirar a los ojos al vasco.

-¿Qué es esto?
-Otro cuerpo… la chica de la casa.
-¡No es posible! ¿dónde y cuándo apareció?
-La encontraron está misma mañana, en los bloques del Campo del Sur. Pero lleva muerta un par de días. He visto el cuerpo, ha sufrido mordeduras de ratas y otros animales pero no hay duda: es ella.
-Esto cambia las cosas- Navarro fue hasta el panel de corcho en el que había ido pegando sus notas- La chica no cuadra en nada de esto. Y, desde luego, libra de culpa al padre de Cholo ¿Por qué iba a matar a la chica? Si era por celos, esto no tendría sentido.
-Siempre queda la casualidad.
-¿De verdad crees en ella?- Navarro miró incrédulo al forense- No te hacía de esos.
-No lo soy, pero está claro que algo se nos escapa. La chica ha sido asesinada, le han cortado el cuello- dijo mostrando una de las imágenes en las que el rostro desfigurado de la chica miraba con ojos muertos a la cámara- ¡Algo no cuadra, Navarro, algo no cuadra!
-¿Y si estamos equivocados desde el principio?- dijo de pronto golpeando otra nota -¿Qué sabemos de la madre de la chica?¿Apareció?
-No. Ahora que lo dices, no se sabe nada de ella.
-Al final tendrás razón, y la casualidad tendrá algo que ver en todo esto. Pero al contrario de lo que pensamos: Juanlu es el que estaba en el lugar equivocado. ¡Hemos de encontrar a la madre de la chica!

Echevarría salió corriendo dando órdenes por el pasillo, mientras Navarro se dejó caer sobre el sillón ¿Qué se le había escapado? Había estado demasiado cegado con la relación de Cholo y su padrastro y había olvidado del resto. Había cometido un error de principiante y quizá le hubiera costado la vida a la chica. Echevarria cortó  sus pensamientos:

-Esto es un locura, no te lo vas a creer -dijo- Han encontrado a la madre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera