Hotmail vs yo

Definitivamente cierro mi cuenta de hotmail. Estoy harto, cansado, hastiado de que se rían de mí. Lo hacen todos pero los de estos hijos de bits no tiene nombre. Vale que me cambies la vista del correo y que me incluyas publicidad. Vale, incluso, que esa publicidad tenga muchas veces relación con los correos enviados o recibidos. Pero de ahí a lo que me está sucediendo últimamente va un paso importante: ahora se dedica a enviarme correos de facebook sex (o algo así) desde los mails de los amigos, pues supongo que cree que necesito algo de sexo en mi vida; pero como eso no es lo único que necesita el hombre, también me satura con páginas de contacto de todo tipo, color y condición. Pero vale, eso también lo acepto.

Lo que no acepto, ni tolero, es que se me envíen articulos relacionados con la quema de grasas. Miren ustedes, señores americanos de hotmail: envienle los artículitos a su población obesa, porque yo soy feliz con mi gordura.

¡mamones....!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera