Hasta hace unas semanas, cada jueves, narraba la historia de los reyes castellanos, pero llegados la reinado de Pedro I adevertí que merecía más que una pequeña entrada de blog y que lo traería a este rincón de otra forma. Y desde hoy aparecera su historia, pero imbuida de ese halo novelistico que me gusta y que permite contar una vida extensa y apasionante desde un punto de vista diferente.

Espero que les guste. A mí, he de reconocerlo, escribirlo me ha sacado de más de una tarde de aburrimiento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera