Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

Vidas de vagón

Conoces mi rostro. Lo has visto una mil veces, pero jamás recordarás mi nombre. Yo soy uno más de esos miles que conforman estadísticas. Y ni eso, soy el “aproximado” que redondea las cifras. Tu mirada vacía se cruza con la mía y se desvía para perderse en el horizonte cercano de cristal del vagón. Cada día cruzamos nuestros caminos, vidas que se vuelven paralelas durante diez minutos. El tiempo que dura el trayecto entre las estaciones que componen nuestra vida. Vidas que jamás llegaran a unirse más allá de un rostro familiar en el reflejo de un cristal.
Como si fuéramos en un metro continúo nuestras vidas se entrelazan con otros viajeros, a los que nos conocemos, a los que jamás conoceremos. Cuyos rostros se vuelven difusos con el paso de los años. Rostros anónimos en tus propias fotos. Fantasmas reales a los que conoces desconociéndolos, con los que has hablado sin llenar de contenido las palabras. Como en un metro.
Conoces mi rostro, lo has visto mil veces. Durante años, incluso. …

Sin comentarios

Imagen
En este blog no se come por comentario, de hecho eres libre de expresar lo que quieras y opinar lo que quieras mientras no insultes a nadie que no sea yo. Y, quizá, algunos os preguntéis a que viene esto cuando precisamente no son muchos los comentarios que se leen en estas páginas. Y es que no hace referencia a este rincón, sino a esos otros en los que los comentarios son censurados por llevar la contraria al dueño del garito, mientras se permiten insultos fáciles a cualquiera que pase.
Por aquí pueden pasar, comentar si lo desean o no hacerlo si es lo que prefieren. No importa. Lo único que importa es mantener la libertad de expresión en esta red de redes que nos une a lo largo del planeta. Aquí y en todos los demás lugares es nuestro deber defenderla.

No matarás

Imagen
Hay guerras que están de moda, conflictos que llenas nuestros telediarios y nuestros periódicos. Que generan millones de entradas en google. Y luego hay otras guerras, esas que no están de moda y que no lo estarán mientras los millones de refugiados no se conviertan en millones de muertos, que no lo serán mientras las imagenes no sean lo suficientemente impactantes para hacernos retirar la mirada de la pantalla. 
Y eso pasa en Costa de Marfil.  El presidente saliente se niega a dejar el poder y no reconoce el resultado de unas elecciones que, según todos los observadores internacionales, ha sido limpia. Ante eso la oposición ha tomado posiciones y ha conseguido el apoyo de algunos países europeos. Francia, por ejemplo, reparte armas entre los rebeldes y toma posiciones en el país a la espera de una resolución internacional.
Pero la única resolución que ha llegado ha sido el embargo de la UE al país, embargo que podría afectar a cualquier sector de la sociedad y que, curiosamente, se cier…

Domingo de Carnaval (IV)

Navarro se sentó junto a Cholo, mirándolo silencioso. Odiaba tener que hacer aquello, pero no había más remedio.
-¿Cuándo fue la última vez que viste a tu amigo?-evitó usar su nombre, siempre lo hacía así intentaba olvidar que habla de alguien concreto –Estabais cerca de San Antonio, supongo. -Sí, sí. Estábamos en la calle principal que llega hasta la plaza. Estábamos con unas diablesas sevillanas. -¿Cómo se llamaban? –interrumpió Echevarri. -No lo sé, ¿cómo iba a saberlo? No les preguntamos el nombre, simplemente hablamos con ellas para intentar… -¿Follároslas? -Sí, ¡no!, bueno… -Continua- Navarro envió una mirada reprobadora al forense, aun comprendiendo lo que su amigo pretendía. -Tonteábamos con ellas cuando el loco, Juanlu –se corrigió- empezó a gritarnos algo sobre un enano. La verdad es que no recuerdo que decía. -¿Y el enano?¿puedes decirme algo de él? Quizá eso pueda abrirnos una pista. Cualquier cosa que recuerdes será importante. -No sabría que decirle. Iba cubierto con una capa y …

"Requiem" de Fauré

Dicho en el dos

Imagen
"Ahora es albañil, se ha dejado barba y todo"

Confundiendo profesiones con tipos de carnaval

Pascal Chove

Imagen
Cuando hablamos del arte actual, por alguna extraña razón, solemos pensar en esas creaciones que se venden en ARCO o en otras ferias dónde la fascinación por lo bello desaparece para primar lo extravagante. Sin embargo, son muchos los artistas que aún logran emocionar con sus creaciones. Con la sensualidad de un trazo fino que se convierte en fotográfico, que te hace recorrer el lienzo disfrutando cada pliego que parece saltar ante nuestros ojos. Y Pascal Chove, al que he descubierto gracias a  la recomendación de rlfox (que frecuenta estos lares últimamente) es uno de ellos.
Tanto que no he podido reprimirme y, casi plagiando la entrada del blog ¿Y tu quién te crees que eres, piltrafilla? [de King Piltrafilla] en el que lo descubrí hoy traigo aquí alguna de las obras que más me han impactado del francés Pascal Chove. Y, aunque haya ganado fama con sus desnudos femeninos, en este cultor que Chove parece rendir  a la mujer, son otras las obras que más me dicen. Aquellos que, en la soled…

Isabel I

Imagen
Hoy cierro el periplo histórico por los reyes castellanos. O debería hacerlo pues prometí terminar con Isabel la Católica y hasta ella hemos llegado. Pero una reina como ella no merece reducir a una pequeña entrada su vida. ¿Cómo reducir el reinado más trascendental de nuestra Historia a unas pocas palabras?
Lo cierto es que Isabel jamás debió reinar. Era la hermanastra pequeña del rey Enrique, tía de una niña (Juana) heredera legitima y hermana del infante Alfonso, que se tituló rey en la Farsa de Ávila. Pese a todo logró firmar un acuerdo con Enrique para ser nombrada sucesora ante las dudas sobre la paternidad de su sobrina Juana. Pero el Tratado de los Toros de Guisando conllevaba el matrimonio de Isabel con el portugués Alfonso V, rompiendo el compromiso con el infante aragonés Fernando (con el que estaba comprometida desde los 3 años) y con Carlos de Viana (con el que se comprometió posteriormente por motivos políticos). La joven no estaba dispuesta a aceptar un matrimonio de co…

Primavera de amor

¡Que tristeza de primavera! Cada año, por estas fechas, me tengo que quejar en diversas ocasiones por la cursilería que florece en internet por culpa de los seres enamorados que, como si de un eterno 14 de febrero se tratase, demuestran su amor en tablones, nicks, blog y cualquier otro lugar que permita escribir.
Pero este año no, será la crisis, será la guerra, el tsunami o el miedo a que el año que viene se acabe el mundo como dijeron los mayas. En el caso gaditano, supongo que la luna y la bajamar habrán enfriado los ánimos. Pero ¡ánimo! Llenad de cursilerías nuestras vidas ¿Qué es de nosotros los solteros eternos sin poder criticar a los enamorados perpetuos? Sin esos pequeños momentos de desahogo e, incluso, de vergüenza ajena es complicado vivir la vida con la alegría del “single” (que bonita palabra para decir “solterones”) Así que adelantes, díganse cosas hermosas, empezare yo:
¡Pastelera mía! Dame tus pastelitos ¡chocolatito! endulza mi vida y llenar mi estomago de virutas. ¡Tú…

Se busca

Imagen
Estoy preocupado, y mucho, no sé que ha pasado con ellos. Pacifistas de pro que alzaron la voz encontra de la guerra de Irak y que se alegraron de que España abandonase a su suerte a la población iraqui, saliendo de forma descontrolada y anticipada del país. Esos mismo que defienden la violencia palestina argumentando que los israelies acomenten esa misma violencia (esta si denunciada por todos ellos) y que ahora, cuando la guerra es promovida por el PSOE guardan silencio como ya lo guardaron en la primera guerra del golfo. Así que estoy preocupado ¿dónde estarán nuestros hipocritas, vendidos y cejistas actores? ¿Estarrán en esos Estados Unidas que tanto denostaban? ¿en Hollywood tal vez?


Y que conste, sin que sirva de precedente, que estoy de acuerdo con la intervención en Libia, igual que me mostré contrario con la entada en Irak y mucho más de la salida desafortunada de nuestras tropas, dejando a la población civil a merced de talibanes y señores de la guerra y sumidos en una guerra…

Domingo de Carnaval (III)

Navarro esperó hasta que Cholo llegó a la comisaria. Había pedido que lo llevaran a la pequeña sala que compartían los inspectores en la segunda planta y, en cuanto recibió la llamada confirmando su llegada, buscó a Echevarri.
-Ya está aquí el crío, vamos- le dijo desde la puerta del despacho del vasco. Dejó vagar la mirada por las paredes del pequeño cubículo que usaba su amigo, cubiertas de fotografías de viejos casos resueltos y de amigos ya fallecidos.
Echevarri llevaba treinta años en la profesión, veinte de ellos en Cádiz; sus rarezas habían provocado que  pese a su brillante trayectoria académica, no lograse afianzarse en ninguna de las grandes capitales, pero en Cádiz había encontrado su lugar y se había hecho un nombre entre los mejores forenses de España. Navarro conocía de sobra su valía y cuando fue destinado a la policía judicial tiró de su viejo compañero, y juntos habían formado una pareja tan curiosa como respetada en el mundillo.
El forense se levantó pesadamente del s…

Que tengan un buen domingo

Mi egocentrismo es tan grande que hoy he decidido no escribir sabiendo que, aún así, pasarán por este rincón.
Así que simplemente desearle un buen domingo, esperando que su vida sea tan maravillosa como la mía que, a estas alturas, es tan plena que no necesita complemento para complementarse. Excepto, tal vez, porque no soy capaz de devolver el amor que me prestan ciertos perros.

Encuentros con el autor. Vienes 18

Imagen

Japón

Llevo todo el día queriendo escribir, intentando trasmitir lo que me producen las imágenes llegadas desde Japón. La devastación, el miedo, el agua, las grietas. La tierra tiembla una vez más y las imágenes chocan en nuestras retinas recordándonos que hace poco más de un año otro gran terremoto tanto daño produjo en Haiti. Y, más grave aún, me alegro de que haya ocurrido en Japón. Entiéndanme, no me alegro del desastre, me alegro de que haya ocurrido en un lugar sobradamente preparado para superar un terremoto lo que ha salvado cientos de miles de vidas. Si el mismo hecho se hubiera producido en las costas de China, o de Vietnam, o de Filipinas, Indonesia…. ¿cuántas vidas no se habrían perdido?
Lamentablemente un factor diferente se une al desastre natural: el nuclear. El miedo a una explosión nos llega a todos y las imágenes de Chernobil vuelven a la mente de aquellos que lo vivieron. Y ese factor ha saltado a nuestra prensa de la peor forma posible: siendo usada por detractores y defe…

Domingo de Carnaval (II)

Navarro se sentó en su mesa, dejándose caer con todo su peso sobre la mesa mientras el ordenador se encendía. Miró la foto que tenía en el escritorio, su esposa y sus tres hijos. El mayor, Manu, tenía 23 años, la misma edad del chico muerto. Los otros dos, gemelos, no habían cumplido aún los 15, sonrió pensando que eran fruto de un viaje a las islas griegas para celebrar el matrimonio. Negó con la cabeza.
-¿En qué piensas, Manolo?- Echevarri, con una de sus características camisetas de colores, se sentó frente a él- No te hagas mala sangre, hombre, no es tu hijo. -No es eso –repuso- pensaba en que todos los años, por carnavales, tenemos muchos problemas. El alcohol está destrozando a nuestra juventud. -Ahora me dirás que tú no bebías en tus tiempos. -No así, ayer le destrozaron la cara a una chica de un botellazo y hoy nos encontramos con esto. Podría haber sido cualquiera, este niño no era de aquí, había venido por carnaval y estaba pasándoselo bien con sus amigos y le han arrancado la v…

YO SOY CATÓLICO

Decir que soy católico a estas alturas de la película –o del blog- es absurdo. Es lo que soy y nunca lo he escondido. Pero ahora, cuando parece que ser católico se convierte en un lastre social irreparable, cuando ciertos sectores de la sociedad y la política ven el ataque al católico como una forma de reivindicar su progresismo, yo me veo casi en la obligación de elevar la voz y dejar claro que soy católico, que estoy orgulloso de ser seguidor de Cristo, porque sus enseñanzas hablan de amor y libertad, de cuidar y defender al prójimo; habla de solidaridad y tolerancia.
Precisamente esos que ahora atacan la Iglesia lo hacen defendiendo esa misma tolerancia y yo me pregunto ¿qué tolerancia hay en insultar las creencias de los demás? ¿Es desnudarse y mancillar un altar? ¿en zarandear a las personas que no creen como uno? ¿Qué tolerancia hay en creerse superior a quién cree algo diferente? Ninguna, por supuesto que no lo hay. Se nos acusa a los creyentes y la Iglesia (¿Qué es esta sino un…
La naturaleza esconde muchos secretos. El planeta es un ser vivo, inmenso, sobre el que todos actuamos, que se despereza ante el hombre, que la daña y la maltrata, y nos muestra su fuerza y su grandeza. Es como esa anaconda muerta que ven: tan imponente que da miedo pensar que pueda desperezarse y saltarnos a los ojos.

Juana la Beltraneja

Llegamos, casi, al final de nuestro recorrido, y lo hacemos con la reina Juana de Trastámara, la Beltraneja (Madrid, 28 de febrero de 1462 – Lisboa, 1530), que fuese destronada en Castilla por su tía Isabel acusada de ser hija de Beltrán de la Cueva pero no de Enrique IV, del que era única hija legítima y, por tanto, heredera. Desde los dos años de edad, su nacimiento comienza a ser usado contra el reinado de su padre, al que sus enemigos llamaban el Impotente y del que se decía había obligado al Duque de Alburquerque a yacer con su esposa y engendrar un heredero: Juana.
La joven princesa de Asturias (jurada en 1464) pasará la mayor parte de su vida en manos de la nobleza, así desde 1465 hasta 1470 fue cuidad por el conde de Tendilla, de 1470 a 1474 por Juan Pacheco; de 1474 a 1475 por Diego López Pacheco, en el alcázar de Madrid. En 1470 se firman en Medina del Campo las capitulaciones matrimoniales que la unirían al Duque de Guyena, hermano del rey Luis XI de Francia, con la que…

De defensas carnavalescas

Imagen
El carnaval, fiesta pagana por antonomasia, se carga en excesivas ocasiones con críticas a la Iglesia Católica y a los cristianos en general. Como si tener fe fuera fruto de la incultura y no de una Gracia divina que nos hace saber que Dios existe. Como fe es una creencia irracional para quien no la tiene, y muy racional para quienes vemos la obra de Dios cada día de nuestra vida. Pero ese ataque continuado desde ciertos sectores nos ha terminado acomplejando, y me incluyo, hasta creernos inferiores y guardar silencio cuando comienzan las burlas contra nuestras creencias.
Por eso, ver que en el Carnaval de Cádiz, una comparsa da un paso al frente y canta al mundo su fe en Cristo dejando claras sus razones, debe servirnos de aliciente a los demás para dar ese mismo paso. Sin importar en que ámbito nos movamos. Ciertos sectores de la progresía española han encontrado en la Iglesia un enemigo al que atacar, buscando cada error que comenta para atacarla; aprovechando los pecados de sus mie…

Momo

Imagen
Esta noche queman a Momo. Que mala leche se gastan estos gaditanos. Ven a un dios y van por él, como si no hubiera nada mejor que hacer una caza de brujas con dioses gordos. Y, siendo sinceros, me asusta la cosa. Por que si queman a Momo que es el dios de la juerga, el cachondeo y el carnaval ¿qué no harán conmigo que soy serio y reputado? Así que he decidido que mejor me escondo, más, que estoy en los 32 y los 33 es mala edad para esto de la divinidad.
Además, como guardamos cierto parecido y los gaditanos son demasiado exagerados -¿pues no hay algunos que se creen dios?- son capaces de sacar las antorchas y prenderle fuego a todo lo que se salga de la norma, y ya me veo la pira montada en San Antonio con Momo, el Canijo, Julio Pardo y un servidor. Así que no, me quedo en casa, que si queman a ese gordito bonachón al que veneran en Uruguay y Alemania ¿qué no harán conmigo que soy gordito pero cabrón?




Domingo de Carnaval

Las calles estaban repletas y el bullicio ensordecedor del carnaval ahogaba los sonidos cercanos. El colorido de los disfraces cubría la ciudad y la alegría acompañada del alcohol acallaba la tristeza por una noche. La gente, una masa tan animada como anónima, cantaba los estribillos más pegadizos del concurso del Falla y en algunas esquinas podía verse agrupaciones ilegales desafiando a los borrachos, venidos de toda España, que atestaban las calles. Cádiz bullía con la fiesta y nadie se fijaba en nadie. Menos aún en un ser contrahecho, achaparrado y con joroba que caminaba renqueante, oculto con una capa raída de terciopelo negro, murmurando palabras incomprensibles que se perdían en la sonoridad del sábado de carnaval.
El hombrecillo, casi flotando sobre la suciedad que inundaba las calles, se encaminó en dirección a Sagasta cruzando Ancha como si nadie más hubiera en su camino. Se detuvo un instante, justo antes de perderse en la larga calle, y se irguió tan alto era, quizá demasia…

Cerrado por Carnaval.

Imagen

Foto inédita

Imagen
Foto inédita del ex consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, Antonio Fernández, tras su primera reunión en Goznález Byass. Para que luego digan que los políticos andaluces no tienen experiencia.

Enrique IV, el impotente

Si la Historia realmente pudiera dividirse en compartimentos estancos, el reinado Enrique IV (Valladolid, 25 de enero de 1425 – Madrid, 11 de diciembre de 1474) supondría el fin de la Edad Media tal y como la conocíamos para dar paso a un nuevo siglo, a un nuevo mundo y a una nueva sociedad. Pero la sociedad no se puede compartimentar, y su reinado simplemente será el principio del cambio que llegará con el reinado de su hermana Isabel. No vamos a entrar aquí en el devenir amoroso del rey, que asciende al trono en 1454. Con 15 años, en 1440 contrae matrimonio con la infanta Blanca de Navarra, pero el joven principie deseaba a su prima Juana de Portugal y luchó por conseguir la nulidad de su matrimonio, que le fue concedido por Nicolás V en 1453 después de comprobar que doña Blanca se mantenía limpia de mancha y alegando la impotencia perpetua de Enrique. Y con ello terminaba con cualquier posibilidad de legitimidad de su descendencia y no importó que Enrique y Juana perdieran un hijo…

Gracias

Hay días que uno se lleva agradables sorpresas, y el pasado viernes fue uno de esos. Como saben soy Delegado de Manos Unidas en Cádiz y el otro día nos reunimos para evaluar la última campaña viendo sus luces y sus sombras y felices de haber visto más de las primeras que de las segundas.
Pero la alegría no vino de ahí, sino de confirmar la genorisidad de la población española y particularmente gaditana, pues en estos dos meses de 2011, con la grave crisis que afecta a nuestra sociedad y muy dolorosamente en Cádiz, esperaba un descenso en las donaciones. Pero ha ocurrido todo lo contrario, y han aumentado estas, demostrando que el español de a píe está en el mundo, comprende la situación en la que vivimos y sabe que si nosotros nos encontramos así, aquellos que viven permanentemente en la crisis necesitan de nuestro apoyo más que nunca.
Por eso hoy, no quiero más que dar las gracias.