Juan II, padre de reyes

Vamos llegando al final de nuestro caminar entre fantasmas de reyes difuntos. Pocos quedan ya para llegar a la gran Isabel, con la que daremos por concluido nuestro periplo. Y quedan pocos porque Juan II de Castilla, hijo de Enrique III el Doliente, es padre de dos reyes: Enrique IV e Isabel I.

En 1406, y con tan solo dos años de edad, asciende al trono bajo la regencia de su tío paterno, Fernando de Antequera. Durante la regencia se reanudó la guerra contra Granada y hubo acercamientos a Inglaterra y Portugal. En 1412, Fernando accede al trono de Aragón como Fernando I quedando la regencia en manos de sus hijos (los Infantes de Aragón) y de la madre del joven Juan que, en 1419 y con 14 años, es declarado mayor de edad por las Cortes de Madrid. 

El rey se apoya en esos años iniciales de su reinado en Álvaro de Luna. Enfrentandose a los Infantes de Aragó y a un grupo de nobles castellanos coaligados con ellos. En 1429 se inicaba una guerra abierta con Aragón que culminaría un año después con la expulsión de los Infantes del reino, manteniendose la paz durante y la estabilidad del reino durante 15 años, hasta que en 1445, la segunda esposa del rey (Isabel de Portugal) mostrase su desagrado con el válido Álvaro de Luna, que será arrestado, juzgado y conenado a muerte, siendo ejecutado en la Plaza Mayor de Valladolid en 1453. Un año después, en 1454, falleció Juan II, agotado y superado por sus responsabilidades reales, se dice que en el momento de su muerte sentenció su reinado con un: 

Naciera yo hijo de un labrador e fuera fraile del abrojo, que no rey de Castilla.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera