Un año ya. Un año tan largo que, finalmente, se ha hecho corto. Un año de silencio, de ausencia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera