Superación y amor

Ayer, entre comentarios más o menos jocosos sobre los controladores, un vídeo colgado por una amiga me llamó la atención en mi muro de facebook. Tenía un simple comentario que desentonaba con el resto: “Espero que os haga temblar el alma como a mí”. Y vaya si lo hizo. Es una historia real, de superación y de amor, ocurrida en 1989 en Australia, durante la celebración del durísimo triathlon “Ironman” Así que hoy lo traigo aquí, como recordatorio de todos esos héroes anónimos que bajo la misma premisa de la superación y el amor se dejan la piel por sus hijos. Porque siempre recordamos a nuestras madres y pocas veces agradecemos a los padres todo lo que han hecho por nosotros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera