Acoso

Estoy siendo acosado, otra vez. Esto no tiene razón de ser. Empiezo a pensar que un ser supremo quiere vengarse de mí por algo que hice en otra vida o en esta. No sé qué, pero hay tantas cosas que he hecho sin saber que las hacía que una más ya no me extraña nada.  Lo que no cmprendo es el porqué de esta nueva fomra de acoso, les prometo que es la primera vez que me pasa, y espero que la última. 

Vamos, creo que es acoso. Sí, sí, es acoso, porque si  cada media hora recibes un mensaje desde el mismo teléfono el concepto "error" se mitiga. Vamos, creo. Aunque esta vez el acoso es mucho más complejo, más profundo, más raro, si hubiese algo más raro que acosarme a mí, claro. Pero sí, esto es más raro.  Y a mí me da miedo acabar como José Luis López Vazquez.

Así que he intentado solucionarlo, he llamado a las autoridades, he pedido que bloqueen al emisor del sms, que hagan algo. Pero nadie me da respuestas, no saben como eviatarlo y mientras, yo, desde el pasado sábado, cada hora más o menos, recibo un mismo mensaje de texto de una cabina de teléfono que quiere quedar conmigo a las 11’30 de la mañana…..


Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera