Astarté y Tanit

Astarté (en fenicio Ashtart) es la asimilación fenicia de una diosa mesopotámica que los sumerios conocían como Inanna, los acadios como Ishtar y los israelitas Astarot. 

Representaba el culto a la madre naturaleza, a la vida y a la fertilidad, así como la exaltación del amor y los placeres carnales. Con el tiempo se tornó en diosa de la guerra y recibía cultos sanguinarios de sus devotos. Se la solía representar desnuda o apenas cubierta con velos, de pie sobre un león. El culto primaveral a Astarté, un culto a la fertilidad, llamado "Easter", muy común entre los pueblos vecinos de Israel, pronto llegó a popularizarse también, según parece, entre los israelitas. Se luchó continuamente contra esta forma de idolatría. Salomón perdió su reino por haber transigido con este culto.

Tanit fue la diosa más importante de la mitología cartaginesa, la consorte de Baal y patrona de Cartago. Era equivalente a la diosa fenicia Astarté; también fue una deidad bereber. Fue la diosa de Ibiza (Islas Baleares, España)

El culto a Tanit comenzó a cobrar importancia a partir del siglo V a. C., y estaba asociado con la Luna y la fertilidad. Hay indicios de que iba acompañado de ritos con sacrificio de niños, pero esta creencia es probablemente fruto de la política de descrédito romana.

Ambas divinidades tienen gran presencia en Cádiz y en el museo podemos ver representaciones de las dos, en el caso de Tanit se trata de las terrocatoas femeninas con una trenza rodeándole la cabeza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera