Ir al contenido principal

¿Que es Manos Unidas?

Manos Unidas es un ONG para el Desarrollo, es decir, ni acudimos a emergencias, ni hacemos labor asistencial (dar de comer), ni pastoral (no hacemos iglesias ni nada parecido). Trabajamos mirando al futuro, ayudando a desarrollarse a los pueblos, pero en condición de iguales. Al contrario que otras ONGs nosotros no somos quienes proponemos el proyecto, sino que acompañamos y apoyamos proyectos realizados y solicitados desde los países del sur y los realizamos en condición de iguales, como socios (de hecho, nuestra contra parte -beneficiarios para otros- son nuestros socios locales). Esto es así porque solo de esta forma se consigue un resultado real y perdurable, ya que es algo que necesitan, que han solicitado, que han trabajado desde cero, en el que han colaborado económicamente -nunca se financia el 100% de un proyecto y siempre es obligatorio una continuidad una vez que Manos termine su labor- y, por tanto, es algo que viven y sufren como propio.

Seguro que han oído muchas veces eso de "no dar el pescado, dar la caña". Pues no. No hay que dar el pescado -entiéndase, no hay que dar alimento o agua como norma general, sí en casos extremos-, ya que eso es pan para hoy y hambre para mañana. Es decir, al dar el pescado se les condena a depender siempre  de la ayuda externa, con lo que no se logran crear las estructuras necesarias para una mejora real en la zona. Pero tampoco debe darse la caña. Me explicó: ¿es lo mismo pescar una trucha que un atún? Obviamente no. Hay que conocer las técnicas tradicionales, las dificultades de la zona, el tipo de clima para saber cuando se puede pescar y saber que tipo de pescado hay y, con todo eso, poner los medios para que se pueda pescar. Pero no dar la "caña" sino ayudar a mejorar las artes que usan, que es diferente. Entre otros cosas porque son ellos los que saben cual es el mejor método. 

¿Que lío, verdad? No lo es tanto

En resumidas cuentas, Manos Unidas, acompaña y ayuda económicamente a aquellos proyectos con visos de continuar en el tiempo y, sobre todo, de servir de mejora  a la sociedad. Eso puede llegar desde campos muy diversos. Por ejemplo, a mi me gustan los "empowers". Estos proyectos tienen un coste mínimo y requieren la intervención directa de la sociedad en la que se realiza. Por ejemplo en la India estos proyectos dan muy buenos resultados y las mujeres -casi siempre se trabaja con mujeres que son el verdadero motor de la sociedad- han logrado poner en marcha muchos negocios y un sistema de microcréditos libres de interés para ayudar a otras familias. Pero, además, se están realizando cursos y talleres de formación dentro de estas nuevas asociaciones surgidas al calor de los proyectos. Y aparte de actuar sobre las mujeres, están haciéndolo sobre los hijos, las escuelas, los maridos y la sociedad en general, logrando un aumento del nivel de vida en la zona. Por supuesto, son proyectos multi-étnicos en los que participan personas de diversas religiones, por lo que también se favorece la tolerancia y el intercambio cultural. Pero este proyecto no podría llevarse a cabo sin la implicación del socio local.

¿Que hace Manos Unidas? 

Acompaña. Asesora cuando es solicitado y, sobre todo, aporta la financiación. Pero no se deja el dinero sin más. Se controla el gasto, que el proyecto sea el que debe ser y si algo falla (el dinero no va a dónde tiene que ir, por ejemplo; se pierde algo -por poco que sea- por el camino, ...) se retira la ayuda ya que el donante ha entregado su dinero para X proyecto, no para enriquecer a nadie.

Por otro lado, realizamos una labor de educación para le desarrollo en los países del norte. La lucha por la mejora de vida es una obra común a todos y sin concienciar de la necesidad de cambiar nuestros hábitos para conseguir un desarrollo sostenible nos quedamos a mitad de camino. Y aquí siempre vuelvo la vista a un lema de hace unos años: Cambia tu vida para cambiar el mundo.

¿Cómo funcionamos? 

A base de voluntariado. Manos Unidas cuenta con unos 5000 voluntarios activos repartidos en 71 delegaciones, más los Servicios Centrales en Madrid. Entre ellos hay personas de reconocida valía profesional, en su mayoría jubilados y pre-jubilados. También tenemos personal laboral: frente a esos 5000 voluntarios se cuenta con unos 127/130 contratados en toda España. Es decir, los mínimos necesarios para que una Organización que trabaja en casi 70 países y que mueve bastantes millones de euros al año pueda funcionar, ya que este personal laboral sí tiene que realizar visitas in-situ a los proyectos para comprobar que todo marcha según lo previsto, pero también para conocer personalmente a nuevos socios, recopilar información de la zona y ver el avance producido. Y, por supuesto, debe velar para que se cumpla la legalidad en España y para poder acudir a convocatorias públicas o realizar estudios de proyectos de desarrollo y de educación para el desarrollo. Además de trabajar en departamentos poco conocidos al gran público como puede ser el de Tecnologías Aplicadas (por ejemplo, cocinas solares o potabilizadoras de agua de lluvia)

Este alto número de voluntarios muy preparados, da como resultado que tenemos una clara solvencia y podemos mostrar sin miedo y con orgullo nuestras cuentas. El pasado año el 92% del dinero recaudado fue a proyectos, el restante 8% fue destinado a gastos administrativo, pago de salarios, tecnologías aplicadas y educación para el desarrollo (estos dos últimos también entrarían dentro de nuestros fines, no se debe olvidar). 

Por estatutos, además, solo podemos tener un porcentaje de ayuda pública ¿por qué? para mantener nuestra independencia sin injerencias políticas y sin depender de vaivenes electorales. Todo esto hace que seamos considerado una organización extremadamente seria y en las que las personas confían, sin importar que sean o no católicas.

Este es otro punto importante: Somos católicos, no lo negamos, pero no trabajamos la pastoral. Nosotros nos encargamos de la labor social en los países del sur y no miramos las creencias religiosas de los beneficiarios, ni sus idearios políticos, ni ningún tipo de concepto cultural (obviamente no se va a sufragar un proyecto que favorezca una educación que hable de lapidar mujeres en caso de adulterio, por ejemplo) Pues es el objetivo final es la dignificación de la persona y esta nace en primer lugar del respeto a sus ideas y valores.

Actuamos de forma solidaria no por solidaridad. Somos uno y compartimos responsabilidades, preocupaciones y alegrías con nuestros socios, en condiciones de iguales y sus fracasos son los nuestros. Sus triunfos también.

¿Funciona el modelo de co-responsabilidad? 

Sí, pero siempre partiendo de una premisa: este modelo funciona porque ellos quieren que funcione. Si optasen por mirar a otro lado no importaría lo que hicieramos desde aquí. Hospitales, pozos y colegios hechos con toda la voluntad del mundo por personas bienintencionadas están vacíos porque los supuestos beneficiarios no los querían, o no los necesitaba -que también se da el caso-, no tenían los recursos para luego mantenerlos abiertos, o no había personal laboral preparado para hacerlo.

Así que se unen las dos cosas: hay que apoyar con los recursos, pero deben ser sus proyectos, deben implicarse y deben dejarse acompañar. Quizá ese sea el éxito de Manos -y de algunas otras- que ha logrado llegar a implantar este modelo y conseguir el respeto y la valoración de todos: aquí y allí.

Un modelo que lleva 50 años funcionando y que le ha valido el Premio Príncipe de Asturias a la Concordia 2010 que hoy recogemos en Oviedo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Ni Aragón, ni Cataluña, ni Valencia son entidades anteriores a la Edad Media. Hasta 1163, con Alfonso II, no se distinguirá entre reino y corona de Aragón. En la Corona tendrán cabida todos los reinos, condados y señoríos que guardan algún tipo de dependencia con el rey aragonés. Esta existencia de diversas entidades autónomas en muchos aspectos, solo es entendible desde la expansión territorial a costa de los reinos musulmanes del sur. En esa expansión los nobles irán recibiendo tierras y beneficios. Expansión que acabará chocando con la realizada por el condado catalán.

Con respecto a Cataluña, entrará a formar parte de la corona después del casamiento de Petronila (hija de Ramiro II de Aragón) con Ramón Berenguer IV, conde de Cataluña, quien, a pesar de ejercer como tal, no toma el título real.
Durante el siglo XIII la Corona de Aragón continúa con su política expansionista hacía el norte, pero tras el Tratado de Almizrad de 1244 y la derrota de Pedro el Católico en Muret, la ex…

Nihil cognitum quin praevolitum

Ando leyendo "Niebla" de Unamuno, y su frase Nihil cognitum quin praevolitum (Solo se conoce lo que se desea) me ha llamado la atención por la verdad que se esconde tras ella. Yo también, como don Miguel, creo que sólo el deseo nos hace crecer, conocer, amar, avanzar. Mientras que desear lo conocido nos convierte en conformistas estancados en nuestras vidas. Nos impide abrir nuestras mentes y mirar más allá de nuestros limites existenciales.
Desear algo, luchar por conseguirlo, o construirlo con tu propio sudor, es el verdadero motor del crecimiento humano. Y, cuando ya lo conoces y sabes si es lo que buscabas o no, hay que seguir adelante. Así, hasta el último día de nuestras vidas.
Sin pensar si lo alcanzado terminó en fracaso o triunfo ya que, cada deseo conocido, nos hará más ricos, sabios y. por tanto, mejores. Nos habrá obligado a avanzar conociendo nuevas metas, abriendo nuevos caminos. Así que, como Augusto, yo también me digo en mi vida Nihil cognitum quin praevoli…

Sin comentarios

En este blog no se come por comentario, de hecho eres libre de expresar lo que quieras y opinar lo que quieras mientras no insultes a nadie que no sea yo. Y, quizá, algunos os preguntéis a que viene esto cuando precisamente no son muchos los comentarios que se leen en estas páginas. Y es que no hace referencia a este rincón, sino a esos otros en los que los comentarios son censurados por llevar la contraria al dueño del garito, mientras se permiten insultos fáciles a cualquiera que pase.
Por aquí pueden pasar, comentar si lo desean o no hacerlo si es lo que prefieren. No importa. Lo único que importa es mantener la libertad de expresión en esta red de redes que nos une a lo largo del planeta. Aquí y en todos los demás lugares es nuestro deber defenderla.