En pocas palabras

Hay sonrisas que llegan al alma, miradas que bañan de calor los corazones, pero somos tan estúpidos que preferimos el odio y la envidia a la amistad y el amor

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera