Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2010

Caldos del recuerdo

Hace muchos años comencé, junto a mi abuela, una rutina que me sigue acompañando: tomar un caldo en Roche era como iniciar la temporada de invierno. Y anoche volví a tomarlo. Y quizá por esa asociación de ideas que va de la sopa a la abuela, me acordé de ella. Hace mucho tiempo que nos dejó, pero en el fondo siempre ha estado aquí. Siempre que he tenido un problema, que tenía ganas de hablar con alguien y no sabía con quién, lo he hablado con ella. A veces, simplemente, mirando el pequeño cuadro de la Virgen del Carmen que siempre transportaba de un lugar a otro, y que ahora cuelga de la pared de mi habitación, extendiendo su protección a mí.
Sé que para aquellos que no creen es difícil entender las conversaciones que puedo mantener con mi abuela. Es complicado comprender porque sé a ciencia cierta que me oye y me responde –y sé que lo hace porque protege mis pasos- precisamente porque esa ciencia cierta nace de creer en lo no probado científicamente. Pero no me importa. Hay amores qu…

El príncipe y el arroz

Ella estaba allí, con todos nosotros, comiendo, como una más. Hasta que tuve una genial idea:
-El arroz con leche está de muerte- dije, con toda la buena voluntad del mundo sabiendo que disfrutaría del sabor de aquel postre – En camarero del gorrito rojo lo está sirviendo.
Y allí fue ella, presta a tomar un rico plato de arroz pero, ¡oh, maldición! la mesa estaba vacía a su vuelta. Una rápida mirada al entorno y, ¡bingo!, allí estábamos nosotros. Un poco más allá, junto a la puerta al segundo salón.
-Me habéis dejado sola. Avisad la próxima vez, que estás cosas no se hacen.
En ese momento, la espalda a la que hablaba se volvió, para mirarla de arriba abajo deteniéndose en el arroz con leche y disponiendo la mano para el pertinente saludo.
-¡oh!, es usted, perdone usted, no le había reconocido a usted –dijo ella, roja ya cual bandera rusa mientras apretaba la mano del príncipe y yo comenzaba a reír por lo bajo (cuestión de alturas) ante la situación y, sobre todo, ante lo que estaría por v…

Fernando II de León

Mientras Sancho gobernaba Castilla, su hermano Fernando hizo lo propio en León. En 1158 acordó con su hermano, por el Tratado de Sahagún, reiniciar la guerra contra los musulmanes y repartirse los territorios conquistados. Pero la muerte de Sancho y la subida al trono castellano de Alfonso VIII anuló el tratado. Aprovechando la minoría de edad de su sobrino y las guerras nobiliarias por controlar al joven monarca, Fernando invade Castilla exigiendo la restauración del orden –las luchas señoriales habían sumido al reino en el caos- y la entrega del joven Alfonso.
En 1162, ya con su sobrino a su cargo, conquista Toledo que permanece en su  poder hasta 1166, en que fue recuperada por los castellanos. Pero Fernando realizará una política encaminada a fortalecer el reino y en 1162 firma el tratado de Ágreda con Alfonso II el Casto, rey de Aragón. En 1164 Fernando Rodríguez de Castro "el Castellano", al servicio de Fernando, ataca nuevamente Castilla imponiéndose en la batalla d…

El globo

Lo he visto por casualidad. Un reflejo en una ventana me ha hecho elevar la vista y allí estaba, flotando libremente. Seguramente se le haya escapado de la mano a un niño y, cargado de helio, el globo con forma de pájaro de colores ha salido volando. Y, no sé porqué, me ha venido a la mente que yo soy como ese globo. Durante mucho tiempo atado a la mano de un niño creí volar libre. Ser un ser independiente y feliz, sin darme cuenta de que era arrastrado de un lugar a otro, y que mi vuelo jamás iba más allá del corto y frágil hilo que nos unía.
Hasta hace cosa de un año. Entonces el hilo se rompió y yo despegué en mi vuelo. Desde entonces, convertido por algún hechizo milagroso en un globo con vida propia incapaz de desinflarse, he ascendido. He volado libre por muchos lugares, por muchas experiencias. Como si antes un lastre hubiese pegado mis pies al suelo, como si una venda hubiese tapado mis ojos, como si una mano invisible me agarrase para impedirme avanzar. Y, una vez roto ese h…

William & Jane

Jane gritaba y golpeaba al joven. Lloraba. Las lágrimas recorrían sus mejillas como un reguero de su alma sangrante. Lloraba. La rabia contenida se escapaba en cada una de sus lágrimas. William la besó, saboreando el salado sabor de su ira. Ella volvió a aparatarlo, empujándola hasta lograr separase. De deshizo de su abrazo y corrió por el prado camino de la iglesia de su padre. Él no la siguió. La joven se detuvo junto al roble, recuperando el aliento, escondiendo el llanto. Escondiéndose de su padre. Entro en la iglesia, se acercó hasta el primer banco y se dejó caer de rodillas.
-¿Por qué? –rezó en un leve murmullo -¿qué mal he hecho para ser mancillada? Se ha propasado, ha sido su culpa, nada he hecho para provocar su actitud. Es el hijo de un noble, cree estar por encima de la ley, pero nadie está por encima de la ley de Dios.
Enterró la cabeza entre las manos murmurando rezos y sollozos. Sin escuchar los pasos que se acercaban hasta ella. Se sobresaltó al notar la mano acariciarl…

Tres dias sin tí

Tres días sin escribir... mañana vuelvo.

¿Que es Manos Unidas?

Manos Unidas es un ONG para el Desarrollo, es decir, ni acudimos a emergencias, ni hacemos labor asistencial (dar de comer), ni pastoral (no hacemos iglesias ni nada parecido). Trabajamos mirando al futuro, ayudando a desarrollarse a los pueblos, pero en condición de iguales. Al contrario que otras ONGs nosotros no somos quienes proponemos el proyecto, sino que acompañamos y apoyamos proyectos realizados y solicitados desde los países del sur y los realizamos en condición de iguales, como socios (de hecho, nuestra contra parte -beneficiarios para otros- son nuestros socios locales). Esto es así porque solo de esta forma se consigue un resultado real y perdurable, ya que es algo que necesitan, que han solicitado, que han trabajado desde cero, en el que han colaborado económicamente -nunca se financia el 100% de un proyecto y siempre es obligatorio una continuidad una vez que Manos termine su labor- y, por tanto, es algo que viven y sufren como propio.
Seguro que han oído mu…

Sancho III, el deseado

Sancho fue el primer hijo primogénito de Alfonso VII el Emperador. A a la muerte de su padre heredó el reino de Castilla y su hermano, Fernando (II) el de León. La división del reino de Castilla y León entre los dos hijos de Alfonso VII no derivó en conflicto entre los hermanos debido a la intervención de su hermanastra Sancha que intervino en la disputa a fin de que ambos respetaran los límites territoriales de cada reino. Lo que no le impidió aumentar su influencia en los territorios vecinos. Entre el 1157 y el 58 logra que el rey navarro Sancho VI, y el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV le rindan homenaje y se declarasen vasallos suyos.
Envalentonado por su hegemonía rompió la paz con su hermno e invadió León, pero no llegó a enfrentarse con Fernando firmando el tratado de Sahagún que restablecía las fronteras, aunque quedaban claros los intereses del monarca castellano de reunificar la corona.Sancho III se comprometió a devolver tierras fronterizas que había conquistado en la…

Príncipe de Asturias de la Concordia 2010

El próximo viernes día 22, Manos Unidas recibirá en Oviedo el Premio Príncipe de Asturias a la Concordia 2010. Como miembro de la Comisión Permanente de Manos Unidas, voy a tener el enorme privilegio de estar presente en los actos de entrega y, como Delegado de Manos Unidas en Cádiz, representar a nuestra diócesis en un momento histórico para nuestra organización. El premio Príncipe de Asturias nos llena de orgullo a todos los que formamos parte de esta ONG Católica para el Desarrollo, ya que supone el reconocimiento a 50 años de trabajo por los más desfavorecidos del planeta. Una labor desinteresada de miles de voluntarios que, por amor a Dios, trabajan, dan su tiempo y su dinero, para lograr cambiar el mundo. Si bien Manos Unidas es una ONGD española, este premio a la Concordia 2010 está muy repartido. El sistema de trabajo de Manos Unidas supone una colaboración continuada y en situación de igualdad entre los pueblos del norte y del sur. Son ellos quienes proponen los proyectos que…

No sé qué pasó

Semana tan loca que no ha salido el relato ni sé dónde está, se habrá ido a luchar con los boers, el martes que viene vuelve... espero, sino es que yo no he vuelto a casa y quiero volver, que estamos a fin de mes y no está la cosa para mucho dispendio. Y menos llegando lo que llega, que no es poco. Ni mucho, es lo que es. La vida que tiene estas cosas, y me callo, que más vale un silencio inteligente que un necio creyéndose inteligente, y me da a la nariz que soy más de los segundos que de los primeros.

En fin, que tampoco pasa nada, que es lo que tiene programar, que entras en un rato y te encuentras que lo programado no aparece y como no tienes tu ordenador a mano, simplemente escribes, chorradas varias, rápido y sin que te vean, que queda feo en mitad de clase por más que el de delante esté leyendo El País (yo soy más del Mundo, que se le va a hacer). Así que esto lo metemos en el escrito a mano, rápido y mal, que me van a explicar como meter una publicación seriada en el ordenador…

Semana..

Es lunes, son las 9 de la mañana y ya llevo tiempo activo en esta nueva semana. No importa del todo, la semana es larga en muchos sentidos. Muchas horas de cursos por delante, muchos kilómetros y muchas emociones. Esta semana le entregan el premio Príncipe de Asturias a Manos Unidas y tendré la gran suerte de estar presente en Oviedo. Mi "semana de vacaciones" se convierte en mucho viaje de formación, en ver a viejos amigos de Manos, en recordar la India con algunos de ellos; compartir experiencias con otros. Y, sobre todo, obtener nuevas vivencias.

Una nueva semana que inicio, también, con ilusión. La de ver realizado uno de esos sueños que siempre pensé imposibles, como era escribir una novela. La ilusión de iniciar una nueva etapa en el trabajo, más activa que hasta ahora.

Una nueva semana, y muchas horas por delante para disfrutar de esta vida que nos ha tocado

Cosas simples...

Somewhere along the way
I got caught up in the race
I kept spinning and turning
Lost myself my hope my faith
We're always wanting more than what we have
And what I've learned is all i really need are...
The simple things
That come without a price
The simple things
Like happiness joy and love in my life
I've seen it all from so many sides
And I hope you would agree
The best things in life
Are the simple things
Hey everybody don't get me wrong
You got to understand and ambition and knowledge
Are the seeds of every woman and man
It's good to work... work hard and prosper
As long as you take time to find...
The simple things
That come without a price
The simple things
Like happiness joy and love in my life
I've seen it all from so many sides
And I hope you would agree
That the best things in life
Are the simple things
This world moves so fast
Sometimes you got to slown down, down, down
To find out what its all about
We're always wanting more than what we have

El miedo a los niños

Lo que hace la sugestión. Estamos tan habituados al cine oriental que personas adultas, a plena luz del día, en un moderno hotel, son capaces de atacar a un niña, o salir corriendo en dirección contraria, pensando que es un fantasma, como demostraron hace un tiempo en El Hormiguero.


¿Quién caería en algo así? Les diría que yo no, pero lo cierto es que sí, me dan pavor las niñas pequeñas aparecidas en lugares dónde no deben estar. Pero en mi caso no fue en un hotel, sino en un antiguo cuartel convertido en Facultad de Filosofía y Letras, en el cuartucho que durante años tuvimos como despacho los de Ubi Sunt?. Allí, habiendo llegado yo el primero, me dispuse a abrir la puerta cuando la vi, ¡cerré la puerta!, era imposible, ¿cómo iba a haber una niña de negro pelo y blanco camisón en el interior de aquel cuarto abarrotado y cerrado? ¿cómo no había llorado para que la sacarán? Me armé de valor y volví a abrir la puerta, riendo de mis propios miedos infantiles. Y allí estaba ella, mirándome…

Adios al Internado

Esta semana me está dando por reconocer cosas que una persona de mi intelecto y nivel cultural no debería hacer, como ver “Hincame el diente”. Pues hoy voy a hacerles una nueva confesión: he visto El Internado desde el primer capítulo hasta el último. Y eso que en todo este tiempo he estado a punto de abandonar la serie en más de una ocasión. Porque El Internado nació con la premisa de ser una serie diferente, cargada de suspense sobrenatural y, al final, se ha convertido en una realidad paranoica con algunos personajes dotados de ciertos poderes. Aún así, he sido fiel y la he visto completa y, he disfrutado con el final. Con casi todo el final, pues si ya se había anunciado que habría una muerte que levantaría ampollas, nada podía indicar que fuera así.
Creo que para todos los seguidores de la serie Fermín se ha convertido en un personaje especial. Comenzó como el malo para, poco a poco, ir mostrándonos su historia e ir ganándose el respeto y cariño de todos. Este cocinero, ex ladrón…

Alfonso VII, Imperator totius Hispaniae

Tras de su abuelo Alfonso VI en 1109, su madre se vio obligada a contraer un nuevo matrimonio para poder acceder a los tronos de León y de Castilla. La elección del rey aragonés Alfonso I el Batallador y provocó el rechazo nobles gallegos debido a la pérdida de los derechos al trono del Reino de León y al trono del Reino castellano de Alfonso Raimúndez que sería proclamado Rey de Galicia en 1109. El aragonés se dirigió con sus ejércitos a Galicia, actuando como rey castellano pero finalmente dirige sus intereses a Portugal. El 17 de septiembre de 1111, Alfonso Raimúndez (futuro Alfonso VII de Castilla), con el apoyo de su madre, es coronado en la catedral de Santiago de Compostela. Alfonso I marcha entonces a Galicia derrotando a los partidarios de su hijastro en Viadangos con la ayuda del conde de Portugal, Enrique de Borgoña, tío de Alfonso VII.
El 10 de marzo de 1126, tras la muerte de su madre, Alfonso VII fue coronado rey de León y reclamana el reino de Castilla, en el que su pad…

Lo hice...

Lo reconozco, lo he hecho. Fuí. Con más vergüenza que miedo. Pero fui. Despacito, con excusas, como el que no quiere la cosa, como el que de antemano sabe que no debería ir. Casi a escandidas. Para que nadie viera mi pecado. Pero pecando. Entre, vi y me reí. ¡Lastima de mí!, que bajo he caído. Pero no lo puede evitar. Otros, conmigo, no disfrutaron igual. Hasta dormitaron viendo el ¿espectáculo? Pero yo aguante, despierto, riendo, sorprendiéndome incluso. Lo hice. Y ahora lo digo sin problemas: volvería a hacerlo. Fui, lo reconozco. Yo soy uno de los mortales que ha pagado para ver “Hincame el diente”. Y, he de ser sincero, me gustó más que “El americano”.
Es una comedia sin más pretensiones que reírse de la moda del cine/literatura/televisión vampirico. Y se ríen a base de bien. Diálogos absurdos y escenas que parecen sacadas de aquellas magnificas comedias de Leslie Nielsen. Una parodia de la saga Crepúsculo, con una actriz protagonista que, en ocasiones, supera la interpretación …

William & Jane

Los días transcurrieron y la joven volvió al prado. Jane soñaba en secreto con William, con su sonrisa. Con su mirada picada y con sus aires de suficiencia. Se sentó entre las flores, dejándose caer para ver las nubes volar. Y siguió soñando despierta. Suspiró. Reía sin darse cuenta y su nombre le acudió a los labios.
-William- susurró a la nada. -Jane- le respondió una voz cálida.
Jane se levantó de un salto, sobresaltada ante la repentina aparición de joven.
-¿Me has seguido? -Vengo aquí cada día desde el día que te vi por primera vez. Desde ese mismo instante en que volví a la vida solo por tu recuerdo. Por soñar que algún día volvería a estar a tu lado. Que algún día estaré a tu lado. ¿Me dejarás estar a tu lado? -No -Te he oído suspirar por mí. Llamarme pensando que no estaba. Y lo veo en tus ojos, Jane, veo que me amas. Querrás negarlo. Tus labios me dicen que no me quieres. Pero tus ojos no mienten. No a mí. Te brillan –se le acercó-. Son dos faros que me guían. Desde el primer día, …

Buscando soluciones...

Lo reconozco, cuando muera quiero hacerlo de forma absurda. De esas tontas y sin sentidos que acaparan 15 segundos en el telediario y miles de comentarios y vídeos en internet. Ya se sabe, todos queremos nuestro tiempo de fama, aunque sea efímera y mortal. Pero últimamente la cosa se está poniendo complicada. Encontrar una muerte original y fortuita -no estoy por preparar mi obituario con antelación- es muy difícil. Había pensado muchas maneras y una de las que más me gustaban ya no puedo ponerla en práctica o, al menos, ya no será novedoso. ¡Con lo difícil que es que ocurra!, pues ha ocurrido. Una bola de heno de 600 Kg. cayendo desde un camión ha terminado con la vida de uno de los fundadores de la banda Electric Light Orchestra (menos mal que no eran la Electric Night Orchestra, que hubiera dado píe a chistes fáciles).
En fin, que después de la desafortunada y cierta desaparición de Mike Edwards me toca pensar en otra forma de morir. Menos mal que aún tengo cien años por delante p…

Un año...

Hace un año estaba camino de la India. Un viaje de formación con Manos Unidas que me ha cambiado para siempre. Rodeado de aquellos a los que se supone ayudamos a mejorar sus niveles de vida, descubrí una verdad inamovible: es mi vida la que necesita cambiarse. Nunca jamás un nombre estuvo tan bien puesto. El viaje a la India supuso un curso intensivo para mi formación personal. Para cambiar mis perspectivas de vida. Para saber que importa y que no. Para saber valorar las pequeñas cosas, los pequeños gestos.
Hace ya un año ¡como pasa el tiempo! y parece que fue ayer. Un año en el que no he dejado ni un solo día de pensar en ellos, en sus sonrisas y sus miradas. Un año en el que, cada día, me he prometido que volveré. ¿Cuándo? eso no lo sabe nadie, pero algún día, seguro, volveré a la India.

Con una pequeña ayuda de mis amigos

Ahora que Llamadme Cabrón está a las puertas de su presentación, que el trabajo está terminado y que ya nada me queda por hacer, no puedo más que acordarme de todo el tiempo transcurrido desde que allá por diciembre de 2008 comenzase a publicarlo en este mismo blog. Desde entonces las cosas han cambiado mucho, y de aquel relato por entregas que llamó la atención de Ana Mayi (Ediciones Mayi)queda poco. Ahora Cabrón vuelve, pronto podrán verlo, y lo hace en un formato diferente y alejado del mundo virtual.
Aún recuerdo con asombro la llamada de Ana, mostrándose interesada en dos de las historias que por aquel entonces se podían leer en Catandur: las de Pedro Cabrón y mi otro niño mimado: Jorge (Cuentos de amor de un profesor de historia). Jamás pensé que nadie pudiera estar interesado en mis escritos, y muy pronto verá la luz mi primera novela. Pero esto hubiera sido imposible sin esos locos que me convencían de que les gustaba lo que escribía, que acrecentaban mi ego hasta hacerme creer…

El americano

En el colegio me enseñaron que toda historia debe tener un título, una introducción, un desarrollo y una conclusión. Así que vamos a ir por partes. Y lo primero es el título:
Título
Lo mejor de El Americano: los tráileres de Biutiful y Los ojos de Julia.
Introducción

Una casa en mitad de un lago helado. Un paseo romántico por la nieve en Suecia, un intento de asesinato y Jack/Eduardo (G. Clooney) volviendo a su antigua vida de asesino tras disparar a la cabeza de su amada. Un inicio trepidante que te engancha. Desde ahí, Anton Corbijn parece querer jugar al cine oriental: Hermosos paisajes, amplios silencios, lento desarrollo de la historia… y mucho protagonismo de un George Clooney que ya nota los años.
Desarrollo
Juego de artificios. Cine lento, muy lento. Imágenes eternas cargadas de silencios y del rostro de Clooney mostrando su lucha interior, su amargura, su miedo a la soledad, su amor, su… todo. Porque nos muestra casi todo su cuerpo. Otro tipo de paisaje, tal vez, la piel desnu…

Urraca I, primera reina de Castilla

En 1108, en la batalla de Uclés, muere el infante Sancho, único hijo varón de Alfonso VI, que se ve obligado a reunir a los nobles en Toledo nombrando nuevo sucesor: su hija Urraca, mujer viuda, que es aceptada por la aristocracia castellana con la promesa de contraer nuevo matrimonio, que cumplirá casando un año después con Alfonso el Batallador, rey de Aragón. Tras la coronación, los nobles se dividieron en tres grupos claros: aquellos que estaban a favor de la reina; el clero -principalmente francés- que veía que su posición se debilitaba desde la muerte de Raimundo de Borgoña, primer esposo de Urraca; y los nobles gallegos que temían la perdida de derechos al trono castellano-leones del infante Alfonso Raimúndez, hijo de Urraca.
Por su parte, los monarcas, fortalecieron sus derechos al trono, al firmar un acuerdo por el que los cónyuges se otorgaban recíprocamente potestad soberana en el reino del otro, declaraban heredero de ambos al hijo que pudieran engendrar o, en el que caso …

En pocas palabras

Soñar es creer que algún día cumplirás tus anhelos,  pero jamás llegarás a la meta con los ojos cerrados

William & Jane

La joven se derrumbó en la cama. El corazón el latía lentamente y el rubor dejaba paso a la desazón. No comprendía porque William había actuado así. Su padre le había reprendido por coquetear con el joven pero acabó aceptando sus palabas cuando le juró que no había cruzado palabra con él. Las lágrimas corrían por sus mejillas. Sus ojos brillaban acuosos por el momento pasado.
-¿Porqué? –gritó al cuarto vacío -¿porqué ha tenido que fijarse en mí?
Lloró desesperada buscando una respuesta que no tenía. Pero aún más al entender que, por razones que no comprendía, su mayor preocupación era William. Necesitaba saber cómo estaba, qué le había pasado cuando los hombres se lo llevaron. Necesitaba verlo. El corazón le latía cada vez más fuerte. Suspiró recordando sus miradas.
Annie entró en la habitación de pronto. Jane se sobresaltó hasta ver a su amiga atravesando la puerta. Se lanzó a sus brazos.
-¡oh, Annie, Annie! ¿Qué ha pasado? ¿cómo está? -No –le respondió-. No hables de él. No preguntes po…

El Tempranillo

Nació José María en la tierra de Lucena y Dios quiso que su nombre se uniera pronto al acero. ¡Maldito el día en que echó mano a la navaja para acabar sus problemas! Quince años contaba en la romería de San Miguel, cuando un hombre malnacido se acercó molestando a Clara, la que llenaba su joven corazón. Y José María defendió el honor de su amada y en duelo de navajas dio muerte al canalla. Y tras la muerte, vino la huida y las mujeres, viéndolo cabalgar en busca de la inmortalidad que estaba por venir, le gritaban, ¡Que temprano, José María, que temprano! Y su temprana marcha dio nombre al mito. Con solo veinte años el Tempranillo era querido, odiado, respetado y admirado en toda la Andalucía. Poco a poco ganó fama de buen ladrón: robaba a los ricos, repartía entre los pobres. En España manda el Rey, pero en Sierra Morena manda "el Tempranillo”, se decía. Ni cruento ni violento, cortes era hasta en el robo “mano tan hermosa no necesita alhajas” decía a las damas que suspiraban …

Bob Dylan, Master of war

Hay tantas guerras abiertas en el mundo que es obligación de todos levantar la voz y recordar los miles de muertos olvidados de hoy en día, de cada día. Pero, a veces, una voz rota dice más que millones gritnado.



Vengan señores de la guerra,
ustedes que construyen todas las armas,
ustedes que construyen los aviones de muerte,
ustedes que construyen las grandes bombas,
ustedes que se esconden detrás de paredes,
ustedes que se esconden detrás de escritorios,
sólo quiero que sepan
que puedo ver detrás de sus máscaras.

Ustedes que nunca hicieron nada
excepto construir para destruir,
ustedes juegan con mi mundo
como si fuera juguetito de ustedes,
ponen un arma en mi mano
y se esconden de mis ojos
y se dan vuelta y corren alejándose
cuando vuelan rápidas las balas

Como antes Judas,
mienten y engañan.
Una guerra mundial puede ganarse
(me quieren hacer creer)
pero veo a través de sus ojos,
y veo a través de sus cerebros,
como veo a través del agua
que corre por mi alcantarilla.

Ustedes ajust…

La Marabunta

-Aju la virgen –dijo Marco Antonio –vaya destrozo.
-Aja- respondió silencioso el Nutria rodeado de tres hermosas mujeres que no dejaban de acariciarle.
-Deberíamos pararlas, ¿true? – preguntó sir Charles.
-Yo no me meto en medio- respondió Mamonuth
-Ni de coña- confirmo Borought –ni de coña.
-ummmm – simple gesto de afirmación de El Fantasma.
-¡Hagamos una fogata!- propuso Bilbo
-¡Que os gusta el fuego!- repuso D’Orange que había sacado un lienzo y unas acuarelas y estaba inmortalizando el momento.
-Parece real –le dijo lord Corba mirando por encima de su hombro -¿Cómo le llamas a esta técnica?
-Potosgrafica- contesto, estos lápices están hechos con pizarra del Potosí.
-Pero ¿Qué hacemos con eso?- lady Chodna señalaba a las tres mujeres, Vasqués, Mutambo y La Rubia, abalanzadas sobre el capitán.
-¡Dejadme, coño!- gritaba el capitán intentando zafarse -¿no tenéis otra cosa que hacer?

Fat logró quitarse de encima a las mujeres y refugiarse tras sus hombres, que se echaron a reír al ver …

¡Invasores!

Tanto hablar de Estados Unidos y, al final, la ruta que seguirán los invasores está en España. Manda ovnis la cosa. Les prometo que yo no lo sabía. ¡Una ruta tan antigua!, pero sí. Lo dijo una señora mayor, y ellas saben mucho, tienen mucha experiencia y, en un Aula como la Menesteo, le presupongo cultura. Así que sí, las naves extraterrestres que vengan a invadirnos seguro, seguro, seguro, que entran por la vía de los Invasores. ¿Qué otros invasores pueden ser? Porque los que ella dice no puede ser, ¿o sí? Aunque estaba bien convencida. Gritando casi, en mitad de la sala al final de la conferencia de Carlos Martínez Shaw, que cada vez que pasa por Extremadura quiere cambiar el nombre de la Vía de la Plata por la Vía de los Invasores porque por allí se introdujo la plata del Potosí, ¿cómo? Po sí, tal como lo escribo. Ella, con su cultura a la cabeza, diciendo convencida que la vía de la plata recibe su nombre de la plata traída por los españoles como botín de conquista. Que sí, que se…