Uno de esos

Hay personas que nos mienten sin querer. Que engañan a los sentidos hasta hacerte dudar de tu propio ser. Personas cuyas almas quedan ocultas por capas de hipocresía. Sonrisas falsas que escupen veneno. Amigos que no son lo que dicen. Miradas oscuras que clavan puñales. Picaros nocturnos que muerden hasta matar.

Pero él no es de esos.

Su mirada limpia muestra un alma sin espinas. Mirada franca, inteligente, humilde y traviesa. Sonrisa extensible a quienes le rodean ¡y son tantos! Amigo de sus amigos, abre los brazos y las puertas a todos.

Generoso y noble.

Palabras que se reflejan en su rostro y que lo describen. Como su sonrisa, como su mirada. Que impiden y obligan. Impiden extenderse en letras que lo definan. Obligan a extenderse, a buscar sentimientos que no pueden expresarse más que con una palabra: AMIGO.

Marcos es eso, el amigo con mayúsculas. Pillo cuando ha de serlo. Apoyo cuando las circunstancias lo requieren.

Con su mirada, con su sonrisa -mirada profunda, inteligente. Sonrisa picara, divertida- parece reírse sabiendo que, con la humildad de los más grandes, se ha ganado el cariño y el respeto de aquellos que tenemos la suerte de contarlo entre nuestros amigos.

Foto: Natalia Vazquez

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Wow!!
Alex Naranjo. Photographer ha dicho que…
doy fe Javi...BELLISSIMAS PALABRAS...nuestro AMIGO se las merece.

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera