Tres cosas hay en la vida

Cada día que pasa es un día menos para la presentación en sociedad de Llamadme Cabrón, mi primera novela. Y, si les soy sincero, la sola idea comienza a asustarme la situación. No por miedo a que lo hecho no guste. A mí me gusta y quienes ya lo han leído me trasmiten buenas sensaciones así que, al menos, me sentiré orgulloso del libro. No, el miedo viene de otro lado. Se venda o no, realmente no me importa, eso debe preocupar a la editora malvada, aunque por mi parte hago lo que puedo para promocionarlo (como la web www.llamadmecabron.com) No, tampoco de ahí viene mi miedo. Viene de otro lugar, de otra cosa que me reconcome en el interior. Y es que dicen que hay tres cosas que tiene que hacer un hombre antes de morirse: plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo. Hace muchos años ya que planté varios árboles, así que eso ya está hecho. El libro viene ahora, así que ya solo me queda tener un hijo, pero esta nueva situación de ser un hombre casi pleno me da miedo ¿y si me da por no tener descendencia? Con un ser como yo, aún apagada mi divinidad como en la actualidad, ya es suficiente. En ese caso, ¿no seré nunca un hombre pleno? O, peor aún, si dicen que con esas tres cosas cumplidas uno ya puede morirse ¿si no tengo ese hijo me convertiré en inmortal? Porque si es así, el niño no llegará, más que le pese a quienes quieran verme muerto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera