Ocurrió en el dos

Que de tiempo hace que no cojo el dos. Una pena. Es un vivero de historia local y social. El día a día contado a voz en grito o en susurro. Pero han sido muchos, demasiados, los años que lo he cogido y, no sé porqué –si lo sé, pero para evitar vergüenzas a quién se avergüenza lo omito- hoy me he acordado de un suceso ocurrido hace ya unos años. Les cuento. Iba yo sentado tranquilo en uno de los asientos, el suelo nunca me ha gustado demasiado en los autobuses, cuando un niño se sentó junto a mí. Vestía camiseta del Madrid, normal, no iba a ser del Cádiz y comenzó su ronda de preguntas

-¿Y tú de que equipo eres?
-Del Madrid, como tú
-¿Y tú?
-Del Barça.
-¿Y tú?...

Así hasta que me toco responder a mí. En aquel tiempo mi divinidad aún no se había manifestado del todo, lo que me provocaba no pocas huidas astrales. Y en esas estaba, en otro mundo y sin escuchar al pequeño cotilla gaditano madridista. Que, viendo que yo no respondía, decidió dirigirse a su madre justo en el momento en que yo volvía a mi cuerpo.

-Mamá ¿y el señor gordo de qué equipo es?
-¡NIÑO! –gritó la madre –el señor no está gordo.
- De Cádiz- respondí con la madre cada vez más roja –y no se preocupe por su hijo, pero no le mienta. Estoy gordo, es una apreciación acertada por su parte. No le confunda los conceptos ya aprendidos gracias a Epi y Blas….

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera