En pocas palabras



A veces la libertad conlleva el precio de la muerte.

Y aún así, merece la pena ser libre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Corona o Reino de Aragón

Nihil cognitum quin praevolitum

Héroes gaditanos: Diego Fernández de Herrera